CAUCA Y NARIÑO: COMENTARIOS
Jueves 1 de marzo, 2001
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Pedro Agustín Roa Arboleda nos envía los siguientes comentarios sobre el Artículo "Nariño y Cauca: un ejemplo". Nuestros agradecimientos a Pedro Agustín por su interés en este tema.

""" ... Me permito disentir de la manera más respetuosa ante la extraña cuanto absurda idea de "fusionar" en una entidad "supradepartamental" a dos departamentos que, como el Cauca y Nariño lastimosamente no tienen en común más que una frontera territorial impuesta por los diferentes cambios geopolíticos producto de nuestra historia.

Si de cultura y elementos en común se trata, aunque ésto no guste a muchos, el departamento de Nariño guarda mucha más similitud con la vecina República del Ecuador que con el Departamento del Cauca.

Quiero aclarar que esta opinión puramente personal no pretende en modo alguno demeritar al pueblo nariñense, que merece todo el respeto de Colombia, pero sí deseo resaltar que una cercanía entre los dos departamentos, según se desprende de la propuesta mencionada por el autor del artículo de El Espectador, parece obedecer más a una intención forzada y artificial que a un reflejo verdadero de la realidad.

La realidad es otra, a mi juicio. El Cauca ha estado tradicionalmente asociado a -ese sí- su departamento hermano: el Valle del Cauca. La cercanía física entre Popayán y Cali, la presencia de numerosas familias de un departamento en el otro, la semejanza en el clima, en el acento y en la gastronomía, así como la interdependencia económica son prueba de ello. Con Nariño -insisto, lastimosamente- dicha correlación no existe ni ha existido nunca, y pretender crearla con el auxilio superfluo de una figura jurídica es un intento puramente retórico, que no tiene ningún asidero.

Si se trata de propiciar un acercamiento entre dos departamentos vecinos bien valdría solucionar más bien aquellos problemas apremiantes, como el arreglo de vías y el control de la inseguridad, entre muchos otros. No en vano el paso de Berruecos (Nariño) se ha caracterizado desde la Colonia como un tramo de alta peligrosidad para quienes transitan por allí, y si en el presente es refugio de toda clase de delincuentes armados, conviene recordar que en el pasado allí se cobró la vida del poeta Julio Arboleda Pombo, y del Mariscal Antonio José de Sucre.

En consecuencia, pretender recurrir a una figura jurídica para acercar al Cauca y a Nariño sería como buscar elementos en común entre otros dos departamentos vecinos tan disímiles como el Valle y el Chocó. Cordialmente, Pedro Agustín Roa Arboleda. Bogotá ... """

Cordial saludo,