LA MARTIRIZADA BOLIVAR
Viernes 22 de febrero, 2002
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos payaneses:

Carlos Guillermo López D, en un artículo especial para El Liberal, nos da antecedentes del nombre de la martirizada Bolívar.

El Liberal,
10 de febrero, 2002
"Bolívar, ciento cincuenta años de historia"
Por: Carlos Guillermo López D.
Especial para El Liberal

El 21 de octubre del presente año, BOLÍVAR cumple 150 años de haber cambiado su antiguo nombre de EL TRAPICHE por el actual, como homenaje al Libertador quien, en dos ocasiones:1822 y 1829, recorrió sus empinadas calles como Presidente de la Nueva Granada, en cumplimiento de sus sueños libertarios.

La Cámara Provincial de Popayán, hoy Asamblea del Cauca, por Ordenanza No. 136 del 21 de octubre de 1852, cambió el nombre de EL TRAPICHE por el de BOLÍVAR para, posteriormente, darle la categoría de Cantón.

La iniciativa fue del Diputado Don Juan Martín Caicedo, nacido en Los Milagros (antiguo Jayo), tronco de ilustres familias de Popayán y Cali.

El Pbro. Domingo Belisario Gómez, fundador de EL TRAPICHE, con sus acciones en favor de las campañas para liberar a América del yugo español, lo colocan como uno de los más fervorosos colaboradores para que la lucha emprendida por Simón Bolívar y Palacios, tuviera el final ansiado de la libertad de cinco repúblicas.

El abnegado sacerdote contó con la ayuda efectiva de sus feligreses quienes, generosos en medio de sus escasas pertenencias, alojaron y alimentaron a las huestes patriotas e, inclusive, muchos engrosaron sus filas para cubrirse de gloria en los campos de batalla.

El amor a la Libertad ha sido la característica constante de los bolivarenses.

Con su sangre contribuyeron a que ese don preciado, obsesión de Simón Bolívar, culminara, después de tantos sacrificios, con unos pueblos libres y soberanos.

Su decidido apoyo a tan noble causa, hizo que EL TRAPICHE, estratégicamente situado, fuera el baluarte y atalaya de los ideales republicanos.

Durante la guerra de la Independencia, de 1809 a 1826, EL TRAPICHE fue atacado en 22 ocasiones, defendiéndose sus habitantes con coraje y valentía, animados por sus ideales de libertad.

En 1824, en uno de tantos intentos por acabar con el poblado, fue apresado el Alcalde y Juez Político del Cantón de Almaguer, José María Manzano, condenado a ser fusilado y el pueblo a su destrucción por incendio, sin embargo, la heróica acción del Cura y de sus gentes, logró salvar al Alcalde del fusilamiento y a EL TRAPICHE de su destrucción.

No es nueva, por tanto, la actitud de los bolivarenses, cuando, hace pocos meses, el pueblo, con las manos vacías pero con el alma llena de amor a la libertad que sus antepasados ayudaron a alcanzar, se enfrentaron a los violentos para salvar la vida de unos agentes del orden y notificarles que la memoria de sus ancestros, con sus acciones en defensa de la libertad conquistada, sigue viva.

EL TRAPICHE, hoy Bolívar, la primera población en América en honrar la memoria del padre de la Patria, celebrará en octubre, 150 años de llevar con orgullo y honor, un nombre que, en estos últimos días, ha figurado ante los ojos del mundo, como el de un pueblo valiente y osado.

Ojalá el Concejo y Autoridades Municipales de BOLÍVAR, celebren esta fecha del 21 de octubre, con actos que realmente exhalten la importancia de ese pueblo que forma parte de la historia patria, muchos de cuyos hijos han dado lustre y gloria a su tierra natal.

Cordial saludo,