PASADO ANGLOSAJON
Viernes 24 de noviembre, 2000
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses ilustres:

Los autores de nuestra anterior nota "El mejor español del mundo", Luis Carlos Aljure y Claudia Angélica Ruiz (14 de noviembre, 2000) transcrita de la Revista Diners, nos entregan esta otra parte del mismo artículo, titulada "Pasado anglosajón"

""" ... Pasado anglosajón.

La tentación de desear un pasado anglosajón surge de constatar que ex colonias inglesas de América como Estados Unidos y Canadá pertenecen al primer mundo, a los países con alto nivel de desarrollo, mientras que las colonias hispanas no clasifican ni para el segundo mundo, y muchas de ellas están a punto de resbalar del tercero al cuarto. De ahí las lamentaciones: "Si los ingleses nos hubieran conquistado estaríamos como los del norte, nos invitarían a las cumbres de potencias y no habría que gastar tanta plata en aprender inglés".

Y hubo razones históricas para alentar ese tipo de especulaciones. Dentro de la rivalidad de España y Gran Bretaña para controlar el tráfico de mercancías del Nuevo Mundo y quedarse con las inmensas riquezas de América, se originó en 1741 el famoso sitio de Sir Edward Vernon a Cartagena. La toma fue frustrada gracias a una resistencia tenaz de la ciudad fortificada comandada por Blas de Lezo, pese a que Londres alcanzó a festejar el triunfo y ordenó la acuñación de medallas conmemorativas que representaban la rendición del averiado chapetón.

Sobra decir que entre los que padecen la nostalgia inglesa Blas de Lezo no ha sido elevado al altar de los héroes, sino declarado el aguafiestas del porvenir. Otra ocasión de someterse a los designios de la corona inglesa se perdió en 1815, fecha en que Cartagena, como respuesta a la arremetida encabezada por Pablo Morillo en tiempos de la Reconquista, solicitó al reino de Inglaterra protección, y a cambio le ofrecía total obediencia. Los ingleses no aceptaron porque estaban más preocupados por atajar las ambiciones de Napoléon, aunque años después aportaron hombres y recursos para la Independencia en 1819. Sin embargo, que Inglaterra nos hubiera conquistado no implicaría que fuéramos hoy mejor de lo que somos, si nos atenemos a los ejemplos de Jamaica o la Guyana inglesa, países que están igual o peor que nosotros a pesar de haber sido parte de la Commonwealth británica.

El escritor Antonio Montaña considera que la frase sobre la colonización "no es más que la idiotez de la gente que viaja periódicamente a Miami, pues la gracia de Estados Unidos consiste en haberse desarrollado en libertad y no por el impulso del Imperio británico". Otto Morales Benítez, a su vez, cree que el enunciado implica un juicio histórico acerca de los españoles y una apreciación idealista de lo que queríamos haber sido.

Y los escépticos de siempre se limitan a sentenciar que aquí somos tan de malas que si nos hubieran conquistado los ingleses, la potencia sería España. ... """

Cordial saludo,