REFORMA AGRARIA EN EL CAUCA
Lunes 7 de agosto, 2000
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses ilustres:

Isabela Victoria Rojas, Directora Ejecutiva de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Cauca, SAG, dialogó con Luis Jesús Flórez N de El Liberal sobre la Reforma agraria en el Cauca. Transcribimos partes de la entrevista.

¿Cómo se encuentra dividido el Cauca después de los procesos de Reforma Agraria adelantados en la región?

El 11,56 por ciento del total de la población del ente territorial (137.875 indígenas) posee el 40,6 por ciento de la tierra laborable caucana, equivalente a 527.800 hectáreas. El resto, conformada por comunidades campesinas, mestizas y afrocolombianas, que representan el 88,43 por ciento de la población (1'054.198 habitantes) poseen el 59,4 por ciento, es decir, 772.200 hectáreas de la frontera agrícola del departamento.

¿Se ha visto afectada la estabilidad económica de la zona por este proceso?

Es claro deducir la desproporción que se presenta actualmente en la tenencia de tierra a favor de los indígenas del Cauca.

¿Cuál es la radiografía actual de la tenencia de tierras en la región?

El departamento se caracteriza por el dominio de la pequeña y mediana propiedad minifundista, ya que el número de predios menores a cinco hectáreas asciende a 125.836, correspondientes a 145.834 dueños, que cuentan con 156.289 hectáreas.

Esta situación, ¿Qué consecuencias trae?

Hay una inequitativa y predominante tenencia de la tierra, concentrada en una minoría étnica (527.800 hectáreas) lo que en otras palabras significa que es irreal la existencia de grandes latifundistas del sector privado, lectura infortunada y equivocada del Gobierno Central y la opinión pública nacional.

¿Ante esta situación, que denuncias realizará la SAG?

La SAG ha enviado una carta al Ministro de Agricultura, Rodrigo Villalba Mosquera, para que conozca la estructura actual de la repartición de tierras en el Cauca, que en este momento se constituye en un auténtico problema agrario.

¿Bajo qué acciones se ha conseguido este proceso?

Se ha presionado a instancias estatales por medio de las vías de hecho, como son las invasiones a la propiedad y sus diversas formas violentas de hostigamiento. Asimismo, la realización de marchas campesinas e indígenas con la toma de la vía Panamericana, acciones que se han convertido en un mecanismo único y válido, para que las comunidades busquen acuerdos con el gobierno. Dichas actuaciones no obedecen a una planificación de la reforma agraria integral, sino simplemente a satisfacer los intereses propios de una minoría étnica. Lo anterior conduce al Cauca a una planificación de repartición de tierras a unos acuerdos firmados en carreteras, con el fin de apaciguar y solucionar disturbios en el orden público.

¿Esos acuerdos han resultado nefastos para la región?

Los caucanos sufren las consecuencias de los compromisos adquiridos con estas comunidades, ya que la falta de recursos económicos y las debilidades institucionales, han hecho imposible el cumplimiento de estos acuerdos que se ven traducidos en los conflictos sociales y locales que se registran actualmente.

La región fue una importante despensa para todo el país, que en lugar de avanzar hacia el desarrollo agropecuario y agroindustrial, retrocedió, colocando al Cauca a las puertas de un desabastecimiento alimentario, que traería nefastas consecuencias para el suroccidente del país.

¿Qué ha pasado con los terrenos entregados mediante la reforma agraria?

Es realmente preocupante y alarmante registrar cómo predios que en el pasado fueron productivos, generaban empleos y riqueza, hoy están convertidos en rastrojos. Uno de los resultados del análisis del proceso de reforma agraria en el Cauca, indica que sólo el 10 por ciento de las adjudicaciones se encuentran en explotación. El 90 por ciento restante son inmensas extensiones de tierra ociosa, dejando de cumplir con la función social. El problema actual del departamento no es detenencia de tierra sino de la baja productividad agropecuaria. Lo que se ve claramente reflejado es un alarmante decrecimiento económico que ha ubicado al Cauca en los últimos lugares de la producción nacional y con uno de los más altos índices de necesidades básicas insatisfechas del 66 por ciento de la población.

¿Cuáles son para usted las fallas que ha tenido el proceso de reforma agraria?

El proceso de reforma agraria en el Cauca ha sido limitado a la adquisición y adjudicación de tierras, generando un grave problema de índole económico y social en el departamento. Aspectos como el aumento de la productividad de las explotaciones, la capacitación de las comunidades beneficiadas en el proceso, la financiación de proyectos productivos, y en general el desarrollo rural, no han sido practicados en este plan, por lo que la reforma agraria en el Cauca, en lugar de solucionar conflictos, ha sido el factor generador de ellos.

¿Cuál sería para usted la salida a este conflicto?

Se hace indispensable que el Estado colombiano a través de sus instituciones y programas de gobierno, replantee, diseñe políticas y estrategias que se traduzcan en la generación de riqueza y bienestar para los sectores sociales del departamento y del país en general.

Cordial saludo,