ADOLFO LEON TORRES RODRIGUEZ 
Martes 8 de mayo, 2001
De: Mario Pachajoa Burbano

Payaneses ilustres:

Adolfo León Torres Rodríguez exhibió su obra pictórica en el Colegio Mayor del Cauca, durante la Semana Santa pasada. La exposicion titulada "Antología" tiene tres momentos de la producción del pintor, obra realizada durante los últimos cinco años. Presentó pinturas de las series: "Autorretratos", como también la serie "Chirimía" que da lugar a la propuesta escultórica del mismo nombre localizada en la glorieta sur de la ciudad, cuya construcción fue asumida por la Universidad del Cauca en colaboración con la facultad de ingeniería y como un homenaje al patrimonio cultural Colombiano. Así mismo, Adolfo mostró la última producción de doce telas de gran formato, denominada serie de los "sacrificios" comprometida con el momento por el que atraviesa Colombia.

Sobre la obra de Adolfo León, el maestro Rodrigo Valencia Quijano hace las siguientes reflexiones: "Esta última etapa del trabajo de Adolfo Torres llamada "Sacrificios" evoca el Cristo como temática fundamental: un Cristo que es, ha sido y será símbolo universal de la cultura humana, de su destino signado por el dolor, la tragedia, el horror, el desencanto la violencia. Nada más acorde con nuestro actual momento histórico y nada más apropiado para unirse a este clamor general que dice: BASTA

Las figuras son expresionistas, desfiguradas, hirientes y heridas en sus formas arquetípicas de tormento. En espera de una redención histórica total, el ser humano no ha podido encontrar una paz verdadera; la cultura histórica es un testimonio de desfiguraciones constantes de la realidad, de aberraciones sin cuento y de eventos siniestros. Por eso "sacrificios", pinturas que pretenden ser íconos de todo ello; lenguaje visceral, muy coherente con un temperamento estilístico que tienden hacia las representaciones tortuosas y exageradas de las formas, manierismos que Adolfo ha ido madurando desde años a través de sus prácticas pictóricas, metamorfosis de un estilo que continuamente él se esfuerza por configurar y estructurar.

Los trazos de la espátula y el óleo procuran texturas, transparencias y tachones que, en estas representaciones del Cristo lo dotan de una pasionalidad gestual. Así, la pintura de Adolfo es una evocación de lo necesario, de lo espiritualmente urgente, algo que se desencadena desde el centro del alma humana."

Cordial saludo,

1