COMENTARIOS SOBRE
CUANDO FLOREZCAN LOS EUCALIPTOS
Lunes 26 de julio, 2009
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

José Rafael Rebolledo Chaux, nos ha enviado sus comentarios, que transcribimos en el día de hoy,  sobre el libro de Rafael Tobar Gómez "Cuando Florezcan los Eucaliptos". José Rafael fue el Coordinador del Cuarto Encuentro de payaneses en USA organizado por Popayan Corporation, que se realizó en la ciudad de San Antonio, Texas, en noviembre de 2004. Es miembro activo y patrocinador de los programas de Popayán Corporation sobre ayuda para financiar becas para los niños pobres y los ancianos de Popayán. Ejerce su especialización en pediatría en la ciudad de San Antonio. Agradecemos a José Rafael nos haya participado sus comentarios.

Cordialmente,

***
COMENTARIOS SOBRE EL LIBRO
"CUANDO FLOREZCAN LOS EUCALIPTOS"
Por: José Rafael Rebolledo Chaux.
San Antonio, Texas, 2009

Amigos de la Red:

Tuve la oportunidad de leer el libro de Rafael Tobar, "Cuando Florezcan los Eucaliptos", durante mi reciente vacación en Europa. Gocé mucho de su lectura tanto por la amenidad y fluidez del lenguaje en que fue escrito como por los temas y circunstancias a que se refiere.

 Los últimos fueron de particular interés para mí puesto que yo viví casi en los mismos lugares y tiempos que el Sr. Tobar, esto es, en Popayán durante los 40, 50 y un poco de los 60, cuando hice la escuela primaria y secundaria, y luego la escuela de Medicina en la Universidad el Cauca, emigrando a USA en 1.963.

También hice frecuentes incursiones a la ciudad de El Tambo en cuyas cercanías mi padre tenia una finca donde yo pasé mi infancia y parte de mi niñez. Tales visitas incluían almuerzos donde las Polindara e ingestión copiosa de granadillas y chontaduros en los mercados sabatinos. Debo agregar que yo conocía muy bien la Avenida del Cementerio y sus famosos eucaliptos cuyas flores yo de vez en cuando recogía y aspiraba su fragancia. Puesto que yo vivía en la calle del Cacho, había adquirido el hábito de irme a estudiar en la soledad de los hermosos pastales a un lado de la avenida, en las cercanías de la estatua de Virgen María. ¡Ha que tiempos!.

Las descripciones o comentarios que Rafael hace acerca de lugares, personajes y acontecimientos, ya sea personales, regionales o nacionales, los hace con claridad y sencillez, con emoción cuando se necesita, y con firmeza de convicción en ciertos asuntos controversiales.

La inclusión de una variedad de anécdotas, dichos, costumbrismos, situaciones románticas de gran ternura, travesuras juveniles, su exquisita adicción por el tango, etc, mantienen al lector en constante interés a tal punto que una vez comenzada la lectura es difícil suspenderla.

Ciertamente, este libro es una gran adición a la bibliografía patoja.

Quiero dar al Sr. Tobar mis más sinceras felicitaciones por su magnifica obra literaria, la cual espero no sea la última.

José Rafael Rebolledo Chaux