POPAYÁN; 1810-1822
Lunes 20 de julio, 2009
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Los primeros movimientos revolucionarios no tuvieron por objeto, ostensiblemente al menos, separar estas colonias de la Corona, sino reclamar su incorporación a la monarquía como provincias integrantes de ella y en un  todo iguales a las que formaban la Península.

La anhelada independencia definitiva de Popayán del gobierno realista de la Corona no se logró sino hasta el 14 de julio de 1820, en que hizo entrada triunfal el jefe patriota general Manuel Valdés, vencedor de Pitayó. Terminó así la serie de gobernantes españoles que tuvo Popayán por espacio de tres centurias.

Una breve cronología de los acontecimientos durante la época 1810-1820 es la siguiente:

Durante este periodo, la ciudad de Popayán fue ocupada 22 veces, ya por las tropas de la revolución, ya por las huestes españolas, sufriendo muchas veces el tratamiento de un país conquistado. Su situación fue tormentosa y precaria tanto por la existencia de distinguidos partidarios del régimen monárquico y por tener una extensa zona  fronteriza dominada por la facción ultrarrealista, que fue última en la América hispana en declararse vencida.

El historiador Arcesio Aragón en su libro Fastos Payaneses, da un listado con los nombre de los 199 próceres de Popayán y de las personas que fueron pasadas por las armas durante la lucha magna. Además, fueron centenares los soldados y personas asesinadas y que perecieron en las guerras y batallas, así como los 250 bárbaramente ultimados en Popayán el 24 de enero de 1920 cuando el asalto a la ciudad por el General Sebastián de la Calzada.

Durante la gobernación de Miguel Tacón y Rosique, (1775-1855) Vizconde de Bayano, Marqués de la Unión, de Cuba, teniente general del ejército real y capitán de Marina, se presentaron los primeros movimientos revolucionarios en la lucha de emancipación. Tuvo que retirarse en marzo de 1811 por el triunfo patriota del Bajo Palacé.

A Tacón lo sucedió en la Gobernación, Juan Sámano y Uribarri (1754-1821) desde julio de 1813 al 15 de enero de 1814. Sámano fue, posteriormente, el último virrey del Nuevo Reino de Granada y como tal le tocó afrontar la culminación de la independencia y triunfo patriota en la Campaña Libertadora. El General Sámano fue derrotado el 15 de enero de 1814 por general Antonio Nariño,en la batalla de Calibío.

Después del 10 de julio de 1810, los independientes organizaron nuevamente el gobierno civil de provincia con  José María Mosquera y Figueroa, a la cabeza, gobierno que continuó hasta cuando los patriotas dirigidos por Antonio Nariño fueron derrotados en Los Ejidos de Pasto.

El Coronel Aparicio Vidaurrazaga, llegó a Popayán, que estaba desguarnecida, el 1 de junio de 1815 en reemplazo de Sámano y trató de debelar las fuerzas patrióticas de Caldono y Santander que estaban al mando del General José María Cabal y Manuel Serviez quienes le infringieron gran derrota en la Batalla de El Palo el 5 de julio de 1815 que lo obligaron a regresar a marchas forzadas a Pasto baluarte realista.

El 1 de julio de 1816 nuevamente ocupó esta plaza Juan Sámano después del desastre que sufrieron los patriotas en la batalla de La Cuchilla del Tambo (29 de junio, 1816), en donde despareció la República de la Nueva Granada.

El penúltimo Gobernador de la Provincia de Popayán fue Sebastián de la Calzada, militar con facultades omnímodas. Declaró de nuevo la guerra a muerte, con dureza e impiedad sin medida. El 15 de enero de 1817 designó como Gobernador a Eugenio Tamariz, Capitán de Milicias y lo destituyó el 6 de abril del mismo año por haber tomado Tamariz la defensa de María Teresa Torres, sobrina de Camilo Torres, acusada de insurgente. El 24 de enero de 1820 El general Calzada toma a Popayán con excesos espantosos de los realistas contra los habitantes y soldados nacionalistas..

El gobierno realista permaneció en la ciudad  de Popayán hasta el 14 de julio de 1820 que hizo entrada triunfal el patriota General Manuel Valdez, vencedor en Pitayó.

El 27 de noviembre de 1820 se reunieron en el pueblo de Santa Ana, Venezuela, el Libertador Simón Bolívar y el General Pablo Morillo. Firmaron un armisticio por seis meses para regularizar la guerra, esto es, siguiera de acuerdo a lo que exigen la civilización y el derecho de gentes. Desde aquel momento Morillo, Conde de Cartagena y Marqués de la Puerta, se retiró definitivamente de la dirección de las tropas y regresó a España.

Nota: haciendo click sobre las palabras en azul y subrayadas, encontrará información adicional.

Cordialmente,