PEDRO JOSÉ MURGUEÍTIO
Jueves 19 de noviembre, 2009
De: Mario Pachajoa Burbano
http://pachajoa.110mb.com/

Amigos:

Foto: Google's Flickr
El General Pedro José Murgueítio nació en Popayán en 1780.  Este ilustre General estuvo en 15 campañas y 18 acciones de guerra. Miembro del Gobierno supremo del Cauca en 1814, Edecán de Bolívar en 1821, Intendente de departamento y 6 veces Gobernador de provincia. Modesto, ilustrado, sin ambición y lleno de glorias republicanas.

El 31 de octubre de 1810 el joven Pedro se encontraba entre los que se tomaron el cuartel y parque de los veteranos de Popayán, desconociendo así al Gobierno español que no quiso convenir en establecer una Junta como la del 20 de julio de 1810 en Bogotá.

Murgueítio se afilió ese día en la causa de los independientes, emprendiendo luego con Alexander Macaulay la campaña de Pasto y en ella sorprendió, con pocos, en Mojarras, un fuerte destacamento enemigo. Siendo Capitán en julio de 1812 peleó en Sombrerillos y Juanambú. El 15 de agosto, en Catambuco, los despedazaron y llegó a Popayán con sólo 117 hombres.

Unido a Antonio Nariño, peleó en las campañas de Palacé, Juanambú, Tacines y en Calibío dando una carga que contribuyó a la victoria. En 1815 se llenó de gloria en las batallas en Ovejas y El Palo. Capituló con Juan Sámano después de su derrota de la Cuchilla del Tambo y fue destinado al presidio a servir personalmente en la apertura de caminos en el Quindío, y permaneció así como presidiario, hasta el mes de septiembre de 1819, en que con algunos compañeros se sublevó contra el gobierno español al saber los triunfos del ejército patriota en Vargas y Boyacá.

En Quilichao destruyó la facción de Mendiguren, fusilando al feroz realista Joaquín Ledesma, aniquilando su guerrilla en 1820. Con el General Valdez triunfó en Pitayó llevando un cuerpo que había organizado y equipado a sus expensas; y como Jefe de Estado Mayor divisionario se halló en la funesta acción de Genoy en febrero de 1821. Defendió a Popayán el 13 de agosto del mismo año de los guerrilleros patianos, con pocos convalecientes de los hospitales y unido luego a la División del General Pedro León Torres peleó en la sangrienta batalla de Bomboná, librada por El Libertador Simón Bolívar el 7 de abril de 1822, en la cual fue herido, recibiendo por su valor el ascenso a Coronel en el mismo campo de batalla. El general Francisco de Paula Santander decía en 1820 de él "Murgueítio es capaz de ir al infierno.".

En la campaña de Pasto combatió con muy buen resultado, a Agustín Agualongo y Merchancano. En Quito, luchó con buen éxito, y cruentos sacrificios de ambas partes. Como Intendente del Escuadrón en 1820, apoyó el acta de 14 de junio, que se adhería a la del 6 de Guayaquil, por la cual se reconocía la necesidad de dar a Colombia una Constitución como la de Bolivia.

El 28 de enero de 1860, se presentó el Comandante Pedro José Carrillo, al frente de 400 hombres, en las inmediaciones de Cartago, a impedir que V Gutiérrez de Celis funcionara como gobernador de Quindío. El gobernador, que no pudo reunir, por premura del tiempo, más que 160 patriotas mal armados, los puso a órdenes del General Pedro Murgueítio, ya de ochenta años de edad, quien salió al encuentro de Carrillo, más como conciliador que como enemigo. Por esto, cuando divisó a los revolucionarios, dio la voz de alto a los suyos, se adelantó sólo a ponerse al habla con ellos; pero estos lo recibieron a balazos, causándole la muerte. Carrillo pisoteó el cadáver del anciano y lo ultrajó con villanía y soberbia. Se asegura que la bala que mató al general Murgueítio fue disparada por el brazo de una mujer que iba entre las filas de Carrillo, Comandante valiente y leal, pero tan oscuro e ignorante que no sabía escribir ni leer.

Cordialmente,