BALANCE FESTIVAL RELIGIOSO
Miércoles 15 de abril, 2009
De: Mario Pachajoa Burbano.

Amigos:

Stella Dupont Arias promotora y ejecutiva del Corporación del Festival de Música
Religiosa de Popayán hace un balance del exitoso evento musical que se realizó en
la Ciudad Blanca durante la pasada Semana Santa. Nuestras felicitaciones a
Stella Dupont.
Nota de Gloria Cepeda Vargas sobre Stella Dupont Arias aquí

Cordialmente,

***

Festival Religioso cerró con ‘broche de oro’
Escrito por Katherine Castañeda Romero
martes, 14 de abril de 2009
El Liberal.


Foto: El Liberal
Al finalizar el Festival de Música Religiosa, su promotora en Popayán, Stella Dupont, hace el balance final.
Agotada por el trajinar de la organización del 46 Festival de Música Religiosa de Popayán, pero con su rostro colmado de alegría, Stella Dupont, Directora Ejecutiva de la Corporación de dicho Festival, no para de trabajar y ya arranca los preparativos para su próxima edición.

Para ella, un año se queda corto en la logística que requiere el Festival, sin embargo, su felicidad queda recompensada cuando finaliza con éxito cada uno de éstos.

“Este año, por ejemplo, es muy satisfactorio hacer el balance. Los conciertos no sólo fueron de buena calidad artística sino de excelente calidad humana, los participantes abarcaron un completo abanico musical, la gente tuvo el placer de escuchar un oratorio pop, orquestas sinfónicas, conciertos para piano, grupos corales de música religiosa y al final, en el Coliseo de la Universidad del Cauca, un concierto pedagógico. Toda una variedad musical para diversos públicos”, anota feliz la Directora.

Como ‘cuerpo y alma’ del Festival, Stella Dupont no concibe una presentación sin que se muestre el verdadero derroche de arte, por eso, los artistas pasan por una rigurosa selección.

APUNTES DEL FESTIVAL


En 2009, en el Festival de Música Religiosa de Popayán, se destacó el grupo VibeTrio de Ucrania, que a partir de obras de Bach, Tchaikovsky, Grieg y kachaturian, combinó la tradición clásica con el swing y los modernos sonidos del jazz, dando como resultado otra forma de escuchar la música de siempre.

“Un grupo totalmente profesional, fue la locura del público por su énfasis en jazz y su forma de interpretar este género en un festival de música religiosa”, comenta Stella Dupont, Directora Ejecutiva del Festival.

Además, el piano se convirtió en la sensación con el recital que ofreció Harold Martina y David Barrera, “tanto que el público enloquecido ovacionó de pie a los artistas”, prosigue.

Claro que la Orquesta Sinfónica Batuta, que abrió la agenda musical, no se queda atrás, pues su trabajo fue muy admirable por su proceso como formadores, así como la agrupación barroca colombiana Extempore que presentó una visión actual sobre elementos de retórica musical del pasado, a partir de un repertorio cuidadosamente seleccionado para que el oyente comprendiera la música de forma fácil, lejos de un criterio cronológico o de afinidad estilística, pero muy cerca de un presente afectivo y poético.

Los tres grupos de Venezuela: el Taller de los Juglares, la Cantoría Ludus Vocaliter y Cónclave pusieron una novedosa cuota musical con obras frescas y modernas.

La Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de Medellín y la Orquesta de Cámara de la Universidad del Cauca ofrecieron el concierto más grande con 91 músicos en escena. “Espectacular, aquí se vio a la juventud de Colombia, se mezcló el talento y el ánimo de los chicos por presentar un repertorio sensacional. Ellos interpretaron la obertura Festiva, de Shostakovich”.

Y qué decir del concierto didáctico ‘Haydn 200 años’, con el que la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia cerró el Festival de Música Religiosa. Se trató de la conmemoración de los 200 años del fallecimiento de Joseph Haydn, compositor de música clásica, uno de los máximos representantes del periodo clasicista y reconocido como el ‘Padre de la Sinfonía’ y el ‘Padre del Cuarteto de Cuerda’.

Aquí, se hizo una puesta en escena amena que presentó un breve recorrido por la obra del autor austriaco, que contó con la presentación del actor Juan Manuel Combariza, quien recreó junto a la Orquesta, los pasajes más sobresalientes de la vida del compositor.

“Definitivamente este año el Festival gustó mucho, todos los conciertos tuvieron lleno, para los de abono se agotó la boletería y los gratuitos contaron con buen público”. 380 millones de pesos es el presupuesto para organizar el Festival de Música Religiosa. 300 artistas aproximadamente participaron este año en la 46 edición del festival

DATO CURIOSO

El concierto que cerró el Festival de Música Religiosa de Popayán no se realizó en el Coliseo La Estancia, pues fue alquilado por un grupo religioso durante Semana Santa y no se tuvo en cuenta la solicitud que hiciera la Corporación del Festival meses atrás.

“Este fue un año difícil económicamente, sin embargo nos dimos el gusto de ofrecer seis conciertos de entrada gratuita, gracias al apoyo de la empresa privada, la Gobernación del Cauca, la Alcaldía de Popayán y la Universidad del Cauca”: Stella Dupont.