LA HISTORIA DEL PASO DE EL DESCENDIMIENTO
Jueves  2 de abril, 2009
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Rodrigo Valencia Quijano nos ha enviado un folleto que escribió y produjo
Luis Eduardo Ayerbe González sobre la historia y el personal, con sus respectivos
nombres, que participó en la realización de cada una de las obras que hicieron el
paso El Descendimiento y que Luis Eduardo donó a la Semana Santa de Popayán y
que se admira en la procesión del Viernes Santo. El librito incluye fotos del paso y
detalles de la construcción del mismo.

Podemos enviar a los solicitantes las seis dobles páginas en las que está contenido
la totalidad del folleto, de aproximadamente seis megabitios cada doble página.

Hemos tomado del folleto varios párrafos incompletos que transcribimos en esta nota.

Nuestro reconocimiento a Luis Eduardo Ayerbe por ofrecer tan importante obra al
embellecimiento y solemnidad de las procesiones payanesas.

Cordialmente.

***

El Descendimiento
Por: Luis Eduardo Ayerbe González
Síndico Paso El Descendimiento.
Fragmentos.


Foto: LEAG
En el templo de Santo Domingo de Popayán se celebraba, el Viernes Santo luego de las tres de la tarde, la ceremonia del descendimiento en el presbiterio del altar mayor... Con el tiempo hubo cambios en la liturgia de la iglesia y esta ceremonia fue suspendida...A mediados del siglo veinte un grupo de personas trató de crear el paso del Descendimiento, intención fallida que provocó la creación del paso de La Piedad en la década de los cincuenta.

Investigando sobre la intervención que ha tenido la familia Arboleda en relación al templo de Santo Domingo encontramos a don Francisco Antonio Arboleda y Vergara, quien reconstruyó el Templo de Santo Domingo y el Convento anexo y fue durante cuarenta años Mayordomo Mayor de esta iglesia... Don Francisco Antonio contrató cuarenta Ángeles para la Virgen de la Soledad; Mariana Arboleda y Vergara donó las imágenes traídas de España de la Virgen del Rosario, de la Soledad y un cuadro de la Virgen del Topo y el Sepulcro en carey, marfil y bronce....

En 1964, mi padre el Teniente Coronel Carlos Ayerbe Arboleda, quiso dotar con un Cristo yacente, el sepulcro traído por su antepasada y contrató al escultor español José Ascencio Lamiel, para que ejecutara un Cristo Yacente que desde 1966 procesiona en el paso del Santo Sepulcro....

Quizás motivado por todo lo anterior decidí realizar el proyecto del paso El Descendimiento y posteriormente el de El Traslado para llenar ese vacío, que yo notaba en la secuencia de la procesión del Viernes Santo y me di a la tarea de elaborar un proyecto de diseño, presentándolo a la Junta de Semana Santa en el año de 1.997...

Estudié el manejo que el escultor Miguel Ángel le había dado a la figura del Cristo Descendido y escogí la inconclusa de Rondanini que se halla en el castillo Sforzesco de Milán. Contratamos al escultor ecuatoriano Alcides Montesdeoca de San Antonio de Ibarra. Entregué los diseños al maestro y regresé un año después para ver cómo iba el trabajo y expresarle mis condolencias por la trágica muerte de su hijo. Le dije que recordara a su hijo reproduciendo sus facciones en el rostro del nuevo Cristo. En febrero de 1999 me entregó la escultura...

Con un año de anticipación habíamos contratado la carpintería de las andas, carteras, jarras, barandillas y la cruz de acuerdo a los diseños del proyecto. La imagen del Cristo del Descendimiento fue asegurada a esa cruz.

La entrega del Paso del Descendimiento se hizo coincidir con la finalización del siglo XX, y de esta forma procesionó por primera vez en la tarde del Lunes Santo de 1.999, desde Santo Domingo hasta la Catedral Basílica, donde fue bendecido por Monseñor Antonio Marín López, Arzobispo de Popayán durante la Misa del Carguero, con asistencia del Mayor (r) Mauricio Velasco Arboleda Presidente y los miembros de la Junta Permanente Pro-Semana Santa, llevándose a cabo la donación hecha a las Procesiones de Popayán.

En esta fecha, al conmemorarse diez años de procesionar el paso, queremos rendir agradecimiento a todos aquellos que lo han portado sobre sus hombros y agradecimiento a las personas que intervinieron y me acompañaron en la realización de este proyecto con el que he querido prolongar una tradición familiar.

Luis Eduardo Ayerbe González
Sindico Paso El Descendimiento.