La Biblioteca de Alejandría
Martes 4 de agosto, 2009
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Ruth Cepeda Vargas en su artículo del 2 de agosto se refiere a la Nueva Biblioteca de Alejandría, Egipto, inaugurada oficialmente el 16 de octubre de 2002. Hoy, al solicitar Popayán, Colombia, el Catálogo de la Biblioteca, muestra un sólo libro, en dos tomos, el de Colmenares, Germán."Historia económica y social de Colombia; 986.1 C716 , 1997". La foto se tomó de la Galería de fotos la Biblioteca.

Cordialmente,

***

La biblioteca de Alejandría
Escrito por Ruth Cepeda Vargas
domingo, 02 de agosto de 2009
El Liberal.

Cuando a Borges le preguntaron cómo se imaginaba el Paraíso él dijo: “Entre los libros de una biblioteca”.

A lo largo del siglo III a. de C. nació la biblioteca de Alejandría, la más importante y grandiosa del mundo antiguo. Se presume que la colección principal tendría unos 700.000 rollos y la menor unos 45.000. Un rollo guardaba una longitud de seis a siete metros y estaba formado por hojas de papiro guardadas y clasificadas en jarras Comprendía traducciones de las literaturas egipcia, griega, sumeria y otras de estas épocas. Los manuscritos griegos se escribían con una caña gruesa y hueca, cortada como una pluma afilada.

Se escribía todo con mayúsculas, pues sólo desde la Edad Media empiezan a usarse las minúsculas. Es muy difícil leer estos manuscritos porque no hay ninguna separación entre las palabras. Esta forma de escribir sólo la hacían los escribas quienes representaban una de las profesiones más importantes. Esta biblioteca fue el polo principal en el desarrollo del comercio de los libros en esos tiempos.

Cuando Alejandría fue conquistada en el 47 a. de C. una gran parte de la sección más importante de la biblioteca fue quemada y destruida totalmente en el 391 d. de C. Ese espléndido sitio desapareció, perdiéndose los manuscritos originales de los mejores pensadores griegos, judíos, egipcios, tesoro que nunca se pudo recuperar. Dice la historia “que los sarracenos enviaron millones de volúmenes y papiros a las calderas de los baños públicos de la ciudad, los cuales sirvieron de combustible durante seis meses”.

¿Quién quemó esta octava maravilla del mundo? ¿Qué voz ignorante dio la orden de destruir esta sabiduría? Unos dicen que fueron los musulmanes, otros las cruzadas y algunos afirman que los mismos árabes prendieron la llama. Lo único cierto es que después de 1.600 años la Biblioteca de Alejandría fue reabierta y presentada como un mensaje de paz para el mundo entero. La idea nació en Egipto y se le unieron Francia, Italia, Grecia y las reinas de España y Jordania. Este faro de la sabiduría que durante siete siglos brilló sobre el antiguo mundo volvió a encenderse.

Es un edificio de once pisos que se planificó y construyó a lo largo de veinte años con un costo de 200 millones de dólares. Se levantó en el mismo sitio en que se piensa que ella estaba, en la ciudad portuaria de Alejandría. Se abre con 8 millones de libros. El mundo entero ha contribuido con sus donaciones. Poco a poco esta gigantesca tarea reafirma que la escritura “es la creación más trascendental de la humanidad, cuyas formas y diseños son infinitos” Renació esta maravilla a pesar de que en muchos de sus rincones la ausencia total de los antiguos papiros se haya convertido en la gran nostalgia del mundo entero.