LA ANÉCDOTA Y EL HUMOR EN LA HISTORIA
Jueves 15 de mayo, 2008
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Jaime Vejarano Varona
, historiador payanés por todos admirado, nos ha enviado la siguiente
nota sobre las anécdotas y el humor a através de la historia. Nuestros agradecimientos para Jaime.

Cordialmente,

***

LA ANÉCDOTA Y EL HUMOR EN LA HISTORIA
Por: Jaime Vejarano Varona
Mayo, 2008

La Revista Credencial, de circulación cerrada y exclusiva para suscriptores, trae en su edición de abril un fascículo fascinante bajo el nombre de Anécdotas en la historia de Colombia. Y, con el título de Ensaladilla de Anécdotas Colombianas, de autoría del ilustre historiador Vicente Pérez Silva, nos deleita con una estupenda selección sobre los principales libros de este género publicados en nuestro país.
Exorna la portada de esta publicación una graciosísima estampa, dibujo de Ramón Torres Méndez, que presenta la escena, en época colonial, de una “Riña Popular” entre dos mujeres tiradas en la vía pública, arrancándose sus cabellos ante la mirada hilarante de algunos transeúntes.
Al interior de este fascículo encontramos una bien documentada reseña, escrita por el historiógrafo nariñense Pérez Silva sobre los orígenes y el sentido de la anécdota. Enriquece su análisis con varias muestras anecdóticas, entre las cuales cabe destacar la del Libertador, ya moribundo, que susurra al oído de su médico: “Doctor, pienso que los tres majaderos más grandes de la humanidad hemos sido Jesucristo, Don Quijote y yo”.
Otros estupendos sucesos anecdóticos se narran en este escrito que, por otra parte, va ilustrado con la reproducción facsimilar de las carátulas de libros que en Colombia se han escrito sobre este género literario.
Entre ellos: “Mil Anécdotas”, auténtica curiosidad bibliográfica de autor anónimo, publicado en 1883; “Humor en Anécdotas” de Joaquín Uribe Ramírez; “Evocaciones de Antaño” de Gustavo Arboleda; “La Picaresca Judicial en Colombia” de Vicente Pérez Silva, “Anécdota y poesía satírica” por Miguel Antonio Caro; “Historias detrás de la Historia” de Eduardo Lemaitre; “Anecdotario” por don Tomás Carrasquilla; “Figuras Políticas de Colombia” por Klim; “Ellos eran así” de Adel López Gómez y “Popayán en su Anécdota” de Jaime Vejarano Varona.
Complacido al ver que mi obra figura en este gran repertorio, recomiendo a los lectores aficionados a este género literario, que enriquezcan su biblioteca con obras como éstas, que se repasan una y otra vez, siempre experimentando la misma satisfacción de su primer lectura, como si participáramos de cuerpo presente y desde nuestro estudio, en esas tertulias centenarias, tipo La Gruta Simbólica de Bogotá o La Tertulia Payanesa en nuestra ciudad, donde se esgrimían con talento y donosura el chiste ingenioso, el calembur y el epigrama.