JULIO CÉSAR PERAFÁN FAJARDO
Martes 1 de abril, 2008
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Julio César Perafán Fajardo, eminente y apreciado médico payanés ha fallecido
en la Ciudad Blanca. Julio César nació en Popayán el dos de diciembre de 1917.
Casado con Stella Simmonds Pardo. Tuvo siete hijos: María Mercedes, Susana,
Carlos César, Andrés José, María Stella, Chrystian, Marcel. Estudió en el
Champagnat, el Real Colegio Seminario y Bachiller de la Universidad del Cauca
en 1937. Obtuvo su grado en medicina de la Universidad Nacional el 24 de
noviembre de 1944. Residente y jefe de la clínica quirúrgica de San Juan de Dios
(1943-1947), Clínica Popayán desde 1947. Jefe de la Caja de Previsión Social
Departamental de Popayán (1949-1967). Médico-director del hospital San José
de Popayán (1950-1052). Profesor de Medicina de la Universidad del Cauca
desde 1957. Autor de numerosos artículos sobre su especialización. Entre ellos:
Gastroyeyunostomía sin asa
, Safenectomía ysimpatectomía perfeccionada
 para úlceras varicosas
, Técnica perfeccionada para gastropexia;
Gastrovaguctomía selectiva ideal para ulcus peptico
. Autor de los
documentales: Antecedentes del 10 de mayo; Popayán y el Quijote; Techos
de Popayán
El embolador.

La periodista Katherine Castañeda Romero de El Liberal ha escrito artículo
que reproducimos.

Nuestros sentimientos de condolencia para su hermano, hijos, familiares y amigos.

Cordialmente,

***

Se fue un hombre ejemplar
Escrito por Katherine Castañeda Romero
martes, 01 de abril de 2008
El Liberal.


Con tristeza la capital del Cauca recibió ayer la noticia del fallecimiento del doctor Julio César Perafán Fajardo.

Nacido en Popayán, el médico cirujano especializado en gastroenterología de la Universidad Nacional de Colombia, fue fundador de la desaparecida Clínica Popayán, de la Cruz Roja y de sus Damas Grises, además, cofundador de la Facultad de Medicina de la Universidad del Cauca.
El médico payanés Julio César Perafán era casado con Stella Simmonds Pardo, con quien tuvo siete hijos.  “Su vida siempre transcurrió al servicio de la comunidad”, dice su hermano Mario Perafán Fajardo, quien lo recuerda como una persona íntegra trabajadora y amable.

Por eso, cuando el payanés vio que el Alma Mater, con motivo de la Guerra de los Mil Días, dejó de dictar clases de medicina, luchó junto con Álvaro de Angulo Arboleda, Leonardo Santamaría Lenis y Reinaldo Coronel Bosmediano, bajo la asesoría del profesor Néstor Santacoloma, Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional, para reactivar de nuevo la Facultad. “Todos ellos restablecieron el sistema educativo, con el fin de que los jóvenes interesados estudiaran con programas completos para los tres primeros años básicos”, anota su familiar.

En su honor, hoy día la Facultad, para la que más adelante fue profesor, luce una placa de agradecimiento con su nombre. Pero no sólo la ciudad lo recuerda como un 'eminente' médico, también como un gran intelectual. Pues parte de sus años los dedicó a la fotografía, a la escritura y a la historia de Popayán a través de filmaciones.

“Comenzó con una cámara de 18 milímetros a blanco y negro, luego pasó a una de 16, y participaba de cuanto acontecimiento social se organizará en la ciudad para tener un registro gráfico”. Así mismo, dejó un acervo filmístico, con la colaboración de un amigo, con quien alcanzó a publicar dos materiales audiovisuales sobre procesiones de Semana Santa, museos y otros interesantes historias.

Amante de la arquitectura defendió hasta el final la idea de conservar el centro histórico de Popayán con sus paredes blancas.