JUAN DAVID ORJUELA
Viernes 6 de junio, 2008
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Foto: Cromos
Juan David Orjuela, bachiller 2007 del Colegio de
Champagnat
de Popayán, hace un año, obtuvo el
puntaje más alto del Instituto Colombiano para el
Fomento de la Educación Superior
, ICFES entre
154.000 estudiantes. Una verdadera proeza y premio
a la constancia y al estudio. En esa ocasión, la Revista
Cambio
de Bogotá publicó un articulo sobre el
sobresaliente resultado de Orjuela. Hoy reproducimos
algunos de sus párrafos, haciendo uso de la copia del
mencionado escrito, que nos suministró Rodrigo
Miranda Cabana, MD
.  Nuestros agradecimientos para Rodrigo.

Cordialmente,

***

JUAN DAVID ORJUELA
Un estudiante de 16 años del
colegio Champagnat de Popayan, obtuvo el puntaje
mas alto del icfes entre 154.000 estudiantes.
Fragmentos, Revista Cambio. 2007.



El 25 de mayo Juan David Orjuela de 16 años se levantó a las 5:30 de la mañana y como de costumbre se bañó, desayunó y salió rumbo al colegio que queda a pocas cuadras de su casa. Era un día como cualquier otro cuando Juan David se encontró con sus compañeros del grado once del Colegio Champagnat de Popayán, Se dio cuenta que algo raro pasaba "pues todos me miraban de arriba a bajo;  me sentí como un bicho raro del que todos hablan pero no sabía porqué". Pronto supo la razón:  había sacado el puntaje más alto en los exámenes del ICFES, 72,29 sobre 100, que lo convertía no sólo en el mejor estudiante de su departamento sino del todo el país. Vinieron entonces los abrazos y felicitaciones no podía creer que había sido el mejor entre 154.000 estudiantes. "fue muy emocionante", agrega.

"En Champagnat aprendí todo lo que me quisieron enseñar y hasta más". Ese más, se refiere a valores como la solidaridad, cuando alfabetizó en una escuela en una vereda de El Salvador, Cauca, en donde compartió sus conocimientos con adultos. "En estas aulas aprendí que cuatro manos valen mas que dos", agrega.

Juan David es una persona especial  no sólo por el alto rendimiento académico sino por sus maravillosas condiciones personales. Vanesa miembro de su parque de amigos dicen que "no sólo es un buen compañero sino que no pierde oportunidad para ayudar a los demás".  Aseguran que Juan David siempre estaba dispuesto a  ayudarlos, sobre todo cuando encontraba en el pupitre un papelito con un  SOS . "Orjuela no me fallaba, es una gran persona. No me cabe duda de que llegará muy lejos", dice Vanesa.

PASIÓN POR LA LECTURA

Juan David atribuye a la lectura buena parte de su éxito académico "Siempre me han encantado los libros, todo libro que cae a mis manos le saco el máximo provecho; todas las obras aportan algo"

No lleva la cuenta de los libros que ha leído porque le interesa más el contenido que la cantidad. Desarrolló el hábito de la lectura desde niño gracias a que su mamá le leía cuentos de Rafael Pombo y lo motivaba a conocer las poesías de José Asunción Silva.

Hoy su biblioteca puede tener fácilmente 300 libros y entre sus preferidos:  La Saga de Harry Potter, Ángeles y demonios, Memorias de una geisha, etc., etc. Juan David dice que "cada libro tiene su encanto; hay que leerlos todos para ampliar horizontes y adquirir un pensamiento más reflexivo crítico pues la educación en Colombia sólo privilegia la memoria. Pero hay que leer por gusto, nunca por obligación y dedicar sagradamente dos o tres horas diarias a la lectura".

Entre sus libros no sólo se destacan los "Best Sellers",  en su nómina de autores está Shakespeare, Gabriel García Márquez, Ernesto Sabatto y un buen amigo suyo Bernardo Racaman,  matemático de la universidad Warwich, Inglaterra, quien le regaló su libro "Ciencia explicada de las matemáticas" y le pidió el favor de que si encontrara algún error se lo dijera para corregirlo en la segunda edición.  "El profe Racaman también sabe que me gustan las matemáticas y piensa que puedo darle una mano cazando errores. Pero por ahora no he encontrado ni uno solo", explica Juan David.

Gracias a la lectura también he enriquecido el vocabulario y he mejorado la escritura Hace un año me gané el premio nacional de ortografía de la organización hispanoamericana bien escrita. Uno de los momentos que mas recuerda fue cuando paso a la ronda final en gramática por haber escrito en forma correcta la palabra abcisa " Si  leyera nunca hubiera dado con la ortografía de esa palabra", agrega Juan David.

Ahora piensa estudiar física en la Universidad Nacional de Bogotá y sabe que nunca dejará de leer porque a la lectura le debe muy buena parte el haber logrado el mayor puntaje en los exámenes de Icfes. A través de la lectura he conocido cosas que nunca me hubieran enseñado en el colegio, así como otros tienen sus métodos para aprender el mío esta en el leer que es mi simple pero valioso secreto".

Ahora sólo espera el día de su graduación de bachiller, "que se realizará el próximo 29 de junio [2007], se lo dedicaré a mis padres en agradecimiento por la herencia que me dejaron y a sus hermanos, el estudio".