EL TRONO DEL AMO ECCE HOMO
Sábado 10 de mayo, 2008
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

El Maestro: 1958
Al Maestro Luis Carlos Valencia Guevara entre las valiosas y numerosas
obras de arte que ejecutó, lo enorgullecía el trono del Amo Ecce Homo
de la iglesia de Belén de la ciudad de Popayán. Así mismo se admira la
repujada en plata del Cristo de la Iglesia de San Agustín. Ambas
imágenes hacen parte de los pasos de la Semana Santa de la Ciudad
Blanca. Para una corta biografía del Maestro Valencia Guevara y ver
la foto del Cristo, favor hacer clic en sus respectivos nombres.


 

El primero de mayo de 1958 se expuso por primera vez a la
admiración de los visitantes una imponente obra de arte: el trono
del Santo Ecce Homo de la Iglesia de Belén en la ciudad de Popayán.
El trono fue realizado con toda la técnica y el más bello acabado
artístico: una obra confeccionada en plata repujada, mediante trabajo
y diseño del Maestro Luis Carlos Valencia Guevara.
El trono tiene una altura de 75 centímetros por una anchura en la parte
superior de 62 centímetros y 70 en la base. Consta de 32 láminas
de plata con artísticos motivos ornamentales: Chaflanado en las
esquinas y en su parte delantera el escudo de Popayán hábilmente grabado.
Todo el conjunto del trabajo, repujado en alto relieve dentro de un estilo de platería antigua,
ha sido desde entonces motivo de una justa admiración por parte de los visitantes.
El Maestro mismo construyó y diseñó las herramientas especiales para la realización de su
obra. Haciendo clic aquí se admira un tamaño mayor.

Nuestros agradecimientos a la familia Valencia Quijano por suministrarnos la información.

Cordialmente,