SENSACIONAL BAILE DE DISFRAZ EN POPAYÁN
Miércoles 3 de septiembre, 2008
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Jorge Cajiao Candia en su libro "Episodios payaneses" relata el sensacional baile de disfraz que se realizó en Popayán en la década de los veinte del siglo pasado. El anfitrión fue el general Ignacio Martínez, lleno de señorío, similar a un lord inglés de su tiempo, hijo de un rico aristócrata, educación europea esmerada, gran cultura social, que gustaba de la elegancia en el vivir y de los más nobles goces de la alta sociedad.  Conquistó el aprecio de otro gran personaje Joaquín Mosquera quien dio en matrimonio a su hija Eusebia, muerta la cual, el general se desposó por segunda vez con  la dama payanesa Beatriz Cajiao Urrutia. El primer coche que rodó por Popayán fue el de él, conducido por postillón de librea y elegante par de caballos oscuros.

El lugar escogido para la elegante fiesta fue su bella quinta de Belalcázar, adquirida posteriormente por el Maestro Guillermo Valencia.

El baile fue preparado con la anticipación necesaria para que ningún detalle pasara desapercibido y se realizara con el mayor esplendor posible: arañas de estilo versallesco, bombas y candelabros venecianos, blandos tapices, elegantes mobiliarios; todos los adornos, floreros y festones compuestos con las más finas y preciadas flores. El amplio comedor lucía la rica y lujosa vajilla de porcelanas, doradas con antigua y artística decoración y los sonoros y adornados cristales de Bohemia, todo lo cual había sido escogido y comprado en Europa.

El baile comenzó a las diez de la noche a los acordes de los mejores músicos de Popayán. Los invitados, más de cien, competían en lujo, buen gusto y originalidad, representando a célebres personajes de la historia o de la fábula:  El elegante anfitrión iba vestido con uniforme de general de milicias y su bella esposa Beatriz de cantinera del ejército; Rafael Martínez, de bandido napolitano; el joven Guillermo Valencia, de Pierrot; Alfonso Delgado Mallarino, de Mefistófeles; Clelia de Cárdenas Mosquera, de hija del regimiento, quien cruzó los salones redoblando el tambor, entre el aplauso de los presentes; Manuelita Olano de Borrero, de mariposa; María Cárdenas de Cajiao, de María Estuardo; Ernesto Borrero, de Romeo; Filomena Ayerbe, de Julieta;  Cornelia Wallis Cajiao, de napolitana; Margarita Castrillón, de circasiana; María Jesús Iragorri de Pardo, de María Antonieta. Domingo Cajiao, de Napoleón I y Zoila Candia de Cajiao, de emperatriz Josefina; Anselmo Ortiz, hermano del Obispo de Popayán, de Guillermo Tell. A la media noche se presentó Julia Restrepo de Velasco, vestida de cometa, con lujoso traje de larga y vaporosa cola y una reluciente estrella sobre la cabeza y así atravesó marcialmente los salones por la calle de honor de los invitados.

Jorge Cajiao agrega: "la suntuosa fiesta dada por Ignacio V Martínez en su casa, constituyó una de las más sonadas y distinguidas reuniones sociales que se registran en las crónicas de la muy culta Popayán,"

Cordialmente,