VIAJES DEL SABIO CALDAS
Viernes 7 de noviembre, 2008
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

El Boletín de Historia y Antigüedades (Apostillas LXVI, pags. 582-584) ofrece un admirable y detallado relato de los viajes de estudio y negocios que realizó el Sabio Francisco José de Caldas entre 1788 y 1810, basados en el libro escrito en 1852 por Lino Pombo sobre Caldas.

Caldas nació en Popayán en 1771 y obtuvo una beca en el Colegio del Rosario de Bogotá el 21 de octubre de 1788. En 1793 regresó a Popayán. El 14 de julio de 1795 salió para Neiva y Timaná, con mercancías y el 20, al pasar por la ladera del río Páez, se le rodó la carga y la perdió íntegramente. El 24 del mismo mes le escribió de la Plata a Camilo Torres. En el Pital estaba el 31 de octubre de dicho año, y en La Jagua el 9 de diciembre. Vino luego hasta Bogotá. De aquí salió otra vez hacia el Sur el primero de octubre del año siguiente, por la tarde. Llegó a La Mesa el 3 y ahí permaneció hasta el 11. En esta fecha llegó a las Juntas de Apulo. Siguió por  Tocaima, y al pasar por El Peñón le pasó el mismo fracaso que en río Páez.

"A pesar de las precauciones y cuidados que puse -dice él- rodó una mula y poco le faltó para caer en el mismo río; por fortuna había árboles a la orilla y quedó engarzada la carga en ellos con la mula: algo padeció, pero no murió, ni sucedió otra cosa notable en esta jornada, en que fui a Agua de Dios."

De este sitio siguió a Santa Rosa y Prado; pasó por Las Damas, Remolino de Cabrera, Barandillas y San Nicolás. Estuvo en Villavieja, y se hallaba en el Pital el 16 de diciembre de 1796. Probablemente residió allí hasta febrero de 1797, mes en el cual pasó a Popayán, según lo dice él en carta escrita allí con fecha 5 de marzo de 1797. En esta ciudad estuvo hasta fines de ese año. El 15 de octubre y el 2 de diciembre de 1797 y el 15 de febrero de 1798, estaba en Gigante. A fines del año lo hallamos nuevamente en Popayán, pues hay cartas de él fechadas en dicha ciudad desde el 5 de diciembre de dicho año hasta el 11 de agosto de 1801. Ese día se fue para Quito.

Pasó por Pasto, y nueve días después estaba en Ibarra, y llegó a Quito a fines de septiembre del mismo año. En diciembre volvió a Ibarra a encontrar al Barón de Humboldt, quien llegó el 31 de diciembre de 1801 a las once del día. No fue pues en Popayán donde se conocieron los dos ilustres personajes, tampoco en Quito, como algunos lo han dicho. Juntos siguieron hasta Quito, y lo acompañó en sus excursiones en los alrededores de aquella ciudad. En marzo de ese año vivían juntos en Chillo, la casa de campo del Marqués de Selva Alegre.

En este viaje escribió Caldas su Memoria sobre la nivelación de las plantas que se cultivan en la vecindad del Ecuador (Quito, abril 6 de 1803), la cual remitió a Bogotá al señor Mutis. Este lo agregó entonces a la Expedición Botánica. Recorrió entonces los Distritos de Ibarra, Otabalí, cercanos a Quito; las selvas ardientes y deletéreas de Balbucho y de Santiago; los desiertos de Inta, Tagualó, Riobanba, Mausí, la Gobernación del Cuenca, el Corregimiento de Loja, hasta los confines del Virreinato con los del Perú; las Provincias de Pasto, Popayán , inmediaciones de Cali y Buga, La Plata, Timaná y Neiva. Existen cartas de él fechadas en Otavalo, 7 de noviembre de 1802; Quito, 6 de enero de 1803; mayo 6 de 1804 y julio 6 de 1804; Popayán, 5 de septiembre de 1805. Aunque su descubrimiento sobre la altura de las montañas lo había hecho en 1800, fue en Quito donde escribió la correspondiente Memoria en abril de 1802. Esta Memoria se publicó por primera vez en Burdeos en 1819, por un amigo del sabio, que ocultó su nombre. Maliciamos que éste fue don Antonio Arboleda, su compañero de viaje cuando hizo Caldas su descubrimiento y que entonces se hallaba desterrado en España.

El 10 de julio de 1804 salió de Quito y recorrió los corregimientos de Latacunga, Ambato, Riobamba y Alausí, la Gobernación de Cuenca y el corregimiento de Loja hasta los confines del Perú. De esta excursión regresó a Quito el 25 de diciembre de 1804. De allí salió el 28 de marzo de 1805 hacia la capital del Virreinato, a la cual llegó el 10 de diciembre de dicho año. El 11 de agosto salió de Santafé y viajó durante ese mes por Anolaima, La Mesa, Fusagasugá, etc.

En1808 fundó en la capital El Semanario. El primer número salió el 3 de enero de dicho año. En ese mismo año se le entregó el Observatorio, y con fecha 15 de octubre presentó un informe al Secretario del Virreinato sobre sus trabajos. En 1810, en mayo, tuvo lugar su matrimonio con la señorita Manuela Barahona, el cual se verificó en Popayán y representó a Caldas su apoderado don Antonio Arboleda. Caldas fue a encontrarla hasta La Plata. Salió de Bogotá a éste efecto el 7 de julio.

Cordialmente,