EMIRO CAJAS PABON
LICEO DE LA UNIVERSIDAD DEL CAUCA
Domingo 1 de junio, 2008
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Emiro Cajas Pabón notable educador caucano ha fallecido recientemente.
Los amigos, alumnos y personas que lo conocieron admiraron en él la bondad,
civismo y rectitud. Para su esposa e hijos nuestros sentimientos de pesar.
Cristián Muñoz Barragán ha escrito en memoria de Emiro Cajas Pabón
una nota que transcribimos en esta ocasión.

Cordialmente,

***

Nuestro antiguo liceo y el profesor Emiro Cajas PABON
Por Cristian Muñoz Barragán
Especial para El Liberal
Domingo 1 de junio, 2008


Conocí al profesor Emiro Cajas en 1957, cuando el Liceo de la Universidad del Cauca era dirigido por el gran institutor Carlos Hernández Pérez, quien reemplazara al historiador Jesús Otero, quien rigió los destinos de esta institución por más de dos décadas, en un plantel albergado no sólo por payaneses sino por estudiantes venidos de todas las comarcas del país, pues estaba considerado como uno de los mejores colegios de enseñanza media de esa época. No hay duda, el Liceo fue el protagonista en el campo del conocimiento de la política y del deporte.

En el campo del conocimiento, el Liceo contaba con un cuerpo de profesores, payaneses, caucanos, boyacenses, bogotanos y vallecaucanos de gran trayectoria, la mayoría licenciados y otros profesionales en el campo del Derecho, la Medicina y la Química, exigentes y destacados todos, que formaban no sólo para el saber sino para la vida.

El resultado de este equipo de profesores, se pudo palpar en los últimos 20 años, cuando egresados de este plantel han sido nombrados en cargos de privilegio del Estado como concejales, diputados, congresistas, magistrados y ministros. En la década de los sesentas, cuando se realizaba el campeonato de la inteligencia a través del medio radial, el Liceo fue triunfador en diferentes ocasiones, demostrando la formación integral y la capacidad de sus estudiantes para responder con agilidad y agudeza, interrogantes en todos los campos de la academia.

Consecuencia de ello, fue el que Horacio Mosquera Córdoba, egresado en1963, fuera elegido como el mejor primer bachiller de Colombia y se beneficiara con una beca de Coltejer para adelantar sus estudios de administración de empresas en Eafit de Medellín.  La política no fue ajena a las inquietudes de los estudiantes, quienes representaban, a través de cuatro periódicos, que circulaban al interior del colegio y en la misma ciudad, el pensamiento cristiano, el netamente conservador, el liberal y el marxista, dirigidos por estudiantes de los últimos años y en los que también colaboraban estudiantes y profesores de la Universidad.

El deporte tuvo su más grande semillero en el Liceo, en donde se educaron estudiantes que pertenecieron a las selecciones de fútbol y basquet del departamento en las distintas categorías, al punto que en 1959, la selección juvenil de basquet estuvo integrada sólo por estudiantes Liceistas.

Representante de la selección nacional de waterpolo fue Javier Hidalgo, y miembro de la posta de la selección campeona de los juegos nacionales, representando al Valle, lo fue Guillermo Borrero Aragón, quien corría en competencias de velocidad y en la posta de 4x 100.

En el marco de un colegio con proyección nacional en tan distintos aspectos de la vida, fui alumno del profesor Emiro Cajas, fallecido recientemente y a quien rindo tributo de admiración y gratitud, lo mismo que al colegio en que estudié y recuerdo con cariño.

Emiro Cajas Pabón era un maestro capaz, responsable, sobrio, amable, pedagogo acertado en sus orientaciones académicas, y sabio y objetivo como evaluador, a quienes sus alumnos seguimos recordando no sólo como gran formador de juventudes, sino como amigo y emulo en la lucha por un país con justicia social.

Para su esposa e hijos, en especial el arquitecto Freddy Cajas, nuestros sentimientos de pesar y reconocimiento por el maestro y amigo.