FRAY JODOCO RICKE
Jueves 26 de julio, 2007
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Cuadro de Astudillo. Quito.
Fray Jodoco Ricke de Marselaer fue electo Guardián del Convento de su comunidad franciscana en Popayán durante los nueve últimos años de su vida. En esta ciudad fundó el convento de los Padres Observantes de San Bernardino, posteriormente de San Francisco y allí murió en 1.578.

Fray Jodoco es muy famoso por haber plantado las primeras espigas de trigo en el Nuevo Mundo, enseñar a los indios a arar con bueyes, cultivar la cebada, las vides y los duraznos; establecer la enseñanza de artesanías y bellas artes, fundar pueblos y establecer conventos de su comunidad. Su obra principal, además de educador de indígenas,  fue planificar e iniciar la construcción de la monumental Catedral de San Francisco en Quito. Para los indios escribió en quechua el Catecismo y varias oraciones.

En Quito abrió el Colegio de San Juan Evangelista para la enseñanza de Gramática, Latín, Música y Religión, y otras artes menores como la forja del hierro, pintura, iluminación de libros religiosos, tañido de instrumentos musicales, música gregoriana y hasta se construyó un pequeño órgano.

Fray Ricke nació el 29 de octubre de 1.498 en Malinas, Flandes, Países Bajos y fue bautizado con el nombre flamenco de Jodoco que significa José en español. Fueron sus padres Jean de Ricke van Heffene, Montero Mayor de Brabante y otros títulos y señora Jeanne de Marselaer y Laenen. Fue el segundo de sus 11 hermanos. Se crió cerca del futuro Emperador Carlos V con quien fue amigo de toda confianza en la corte. En 1.525 se ordenó sacerdote y prosiguió su preparación en Derecho Civil y Canónico, Matemáticas, Arquitectura y Anatomía. En 1.532 fue escogido para misionar en las Indias.

Antes de establecerse en Popayán desarrolló actividades que lo hicieron famoso en: México, Perú, Ecuador.

El 2 de agosto de 1.578 falleció en Popayán.

Cordialmente,