LA RUTA DE CALDAS
Miércoles 18 de abril, 2007
De: Mario Pachajoa Burbano
 

Amigos:

Diego Fernando Sánchez Vivas nos entrega un articulo sobre la Ruta de Caldas.
La historia escrita no ha recogido con el suficiente detalle la vida científica del Sabio
Caldas
. Hay hechos muy importantes que han sido poco difundidos: La noche en
que observó por primera vez Júpiter, sus satélites y Saturno (1799); lo que le pasó
dentro del cráter del volcán Ibabura (1802) que casi pierde la vida; llegada a Bogotá
(1805) con 14 mulas con su carga de seis mil desecados, etc., etc.

Cordialmente,

***

La ruta de Caldas
Por: Diego Fernando Sánchez Vivas
El Liberal, 18 de abril, 2007


Se necesitaron casi 200 años, para que la comunidad científica conociera en detalle la precisión, profundidad y estética en la elaboración de los mapas del botánico, geógrafo y prócer la de la independencia payanés, Francisco José de Caldas.

En un libro de 182 páginas que acaba de publicar el profesor de historia de la Universidad de los Andes Mauricio Nieto titulado, “La obra cartográfica de Francisco José de Caldas”, y que es el resultado de una completa y detallada labor investigativa sobre los orígenes del “Semanario del Nuevo Reino de Granada”, fundado por el Sabio Caldas en 1807, se observa toda la rigurosidad que en su tiempo le imprimía el científico a sus ilustraciones.

Son 70 mapas, que recrean de una forma precisa y pormenorizada, algunos de los aspectos más relevantes de los accidentes geográficos de los Andes, ese cordón mágico y maravilloso de montañas que se extiende como un delicado meandro de miles de kilómetros en la acrisolada cintura del Sur. También se indica entre otros aspectos la composición territorial de la Nueva Granada con sus provincias, en esas épocas de guerras y conflictos internos, en los cuales las disputas por el poder modificaban con gran facilidad la extensión y composición de dichos territorios.

Como nos recuerda la historia, el Sabio Francisco José de Caldas, murió fusilado por orden del nefasto “pacificador” Pablo Morillo en 1816. la brutalidad de esta ejecución impidió que el científico pudiera seguir enriqueciendo con sus conocimientos a la comunidad científica, y recreara para la posteridad, miles de imágenes que se quedaron hundidas en el abismo de la muerte.

Sucede que en aras de la lucha por el poder, se cometen los más condenables y abominables crímenes. El del Sabio Caldas, al igual que el crimen de su coterráneo Camilo Torres, y saltando páginas en la historia, el fusilamiento del poeta Federico García Lorca por orden del franquismo en la Guerra Civil española.

Que hubiera sido de la poesía universal, si no se hubiese cortado la voz del artífice del “Romancero Gitano”. Que hubiera sido de la comunidad científica, si hombres valiosos como el Sabio Caldas y Camilo Torres, no terminan sacrificados por la ignominia y la brutalidad de intereses inconfesables.