DIEGO CASTRILLÓN ARBOLEDA
Viernes 30 de marzo, 2007
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Diego Castrillón Arboleda insigne escritor e historiador payanés va a recibir los
máximos galardones que otorga el Cauca a sus egregios hijos: la Orden José
Hilario López y la Gran Cruz de Belalcázar. Álvaro Grijalba Gómez se refiere a
este acontecimiento.
Nos unimos a las felicitaciones que está recibiendo Diego Castrillón Arboleda.

Cordialmente,

***

Diego Castrillón Arboleda, grandeza intelectual y humana
Por Álvaro Grijalba Gómez.
El Liberal, marzo, 2007


Hablar del Doctor Honoris Causa en Antropología e Historia, Don Diego Castrillón Arboleda, es referirse a uno de esos seres de excepcionales condiciones, humanas, morales e intelectuales, solo propias de hombres con grandeza de espíritu, nacidos para navegar en el insondable mar de las letras, los libros, las bibliotecas, los archivos, los pensamientos y la escritura.

Su incansable vocación de investigador de la historia, como la sucesión de hechos de relevancia en el transcurrir de la humanidad y de los pueblos, dignos de recordarse por la significación social de los mismos, y plasmarse en el papiro imborrable de un libro, un ensayo o un trabajo literario, han sido la razón y el motor de su vida.

Payanés como el más, amante soñador de su tierra, enamorado de su historia y su acontecer, lo colocan en el pedestal de los escritores, de los historiadores e investigadores, como una de las más relevantes figuras en estos estadios de la intelectualidad payanesa.

Compilador de hechos, que enmarcan la sublimidad de nuestra tierra, pletórica de acontecimientos, generados por sus hombres ilustres, unos sabios y pensadores, otros virtuosos sacerdotes, héroes o guerreros, poetas y letrados, o irreductibles patriotas defensores de su raza, son la fuente inagotable de su imaginativa investigación.

“José Tombé”, prologado por el Maestro Valencia, “Sol en Tambalimbú”, “De la Colonia al Subdesarrollo”, “Estilo Popayán” prologado por el Dr. Francisco José Chaux, “El Indio Quintín Lame”, “Tomás Cipriano de Mosquera”, “Muros de Papel”, “Popayán en la República”, “Torres, el martirio; Nariño, el águila enjaulada”, “El eterno viaje del brujo Ayar Manco”, “Camilo Torres Tenorio”, “Sergio Arboleda: un hombre y un compromiso” y “Muros de Bronce”, entre otros muchos ensayos y trabajos inéditos por publicarse, conforman su prolijo aporte a la investigación histórica y a las letras payanesas y colombianas.

Lúcido, lleno de vitalidad y de ilusiones, reconfortado en sus investigaciones y su diaria producción, como si estuviese en la mitad de su edad, este insigne ciudadano payanés, que arriba a sus noventa años de existencia, sigue caminando sereno y erguido, por los ahora atiborrados andenes y calles de esta hermosa villa de pubén.

Al Eminente Payanés, Don Diego Castrillón Arboleda, maestro, escritor e historiador que tantos aportes ha hecho a la intelectualidad de nuestra ciudad, su ciudad amada, la que está compendiada en sus obras y su Departamento, del que fuera su Gobernador, le rendirán un sentido tributo de admiración y un homenaje de reconocimiento y gratitud, al colocar sobre su pecho, la Orden José Hilario López el próximo Martes Santo y la Gran Cruz de Belalcázar posteriormente. Ya era hora.

Nos unimos de todo corazón a estos merecidísimos homenajes que exaltan la grandeza y la intelectualidad humana de uno de los más nobles hijos de esta tierra.

¡Afectuosas y sinceras felicitaciones para él su esposa, sus hijos y toda su familia!