SEMBLANZA DE UNA GRAN MUJER
Viernes 26 de enero, 2007
De: Mario Pachajoa Burbano

En el transcurso de la presente semana dejó de existir en el
Estado de Arizona,U.S.A la distinguida matrona payanesa
Alicia Varona Casas de Caldas, casada con el ingeniero
payanés Gustavo Caldas Potes (ya fallecido) madre de
nuestro dilecto amigo Diego Caldas Varona, a quien le
queremos hacer llegar nuestras más sentidas condolencias
lo mismo que a sus hermanos y resto de su distinguida familia
por tan irreparable perdida.
La familia Caldas Varona emigró hacía el país del norte en la década de los años 60
 donde se radicaron durante tantas décadas, no obstante nunca dejaron de querer y
añorar su tierra natal la que con bastante frecuencia visitaban al igual que sus hijos.

La gran matrona doña Alicia como cariñosamente la llamábamos, era el último
vástago que aún quedaba de la numerosa descendencia que dejó el insigne
ciudadano payanés don Rubén Varona Otero, siempre se distinguió por su
porte y señorío, por su férrea voluntad de sacar siempre adelante lo que se
proponía en especial su familia y en fin, un sinnúmero de cualidades que siempre
la acompañaron, razón por la cual elevamos nuestras oraciones para que descanse
en paz.

Cordialmente,
Amalia Grueso de Salazar
Presidente
Popayan Corporation