LUZ CATALINA OROZCO DE PAZ
Martes 7 de noviembre, 2006
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos de la Red:

El estar lejos de nuestra amada Popayán y el recordar a las personas con quienes compartimos tantas veces en nuestra niñez, adolescencia y juventud nos hace pensar que la vida termina en algún momento y que los gratos recuerdos y cariño están y estarán siempre presentes.

Ayer recibimos la noticia de la muerte de Luz Catalina Orozco de Paz, persona tan llena de virtudes, de una simpatía y amabilidad digna de la gente de su raza. Luz irradiaba alegría en el diario transcurrir de la vida de Popayán, ella nos animaba las fiestas cada vez que en su casa estábamos bien fuera para festejar un cumpleaños, para jugar los aguinaldos, rezar la novena de Navidad o para despedidas de solteras como fue en el caso de María Mercedes Simmonds y el mío.

Hoy Luz está al lado de su esposo Marco Aurelio gozando en el cielo de la presencia de Dios. El Hogar Paz Orozco fue un ejemplo para Popayán, en donde la vida de familia y las costumbres cristianas eran una constante presencia en el diario vivir de la familia. Así enseñaron a sus hijos quienes hoy lloran la partida de su madre. Para sus siete hijos: Mariú, Marco Aurelio, Luz Stella, Clarita, Francisco, María Isabel y Catalina les enviamos nuestro más sentido pésame extensivo también a sus esposos e hijos.

Con todo cariño,

Amalia Grueso de Salazar