JOSÉ NAVIA LAME
Jueves 14 de septiembre, 2006
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

William Abella Herrera nos ha enviado, la entrevista y fotos, que José Navia concedió a los periodistas Luz Edith Cometa, William Abella Herrera y Rubén Zúñiga. José Navia Lame, Comunicador Social especializado en periodismo Urbano, nació en Popayán en 1959 y en la actualidad se desempeña como Editor de Reportajes de El Tiempo. Autor de varios libros, ganador de premios nacionales y latinoamericanos, docente de la Facultad de Periodismo de la Universidad Javeriana de Bogotá.

Esta entrevista se realizó en agosto pasado en Popayán, fecha en la que fue invitado a dar una charla sobre "Los enfoques para un periodismo integral".

En los párrafos siguientes reproducimos partes de la entrevista. Para aquellos que deseen la versión completa, por favor enviarnos su dirección electrónica para transmitírsela. Para los que deseen más información sobre José Navia Lame por favor localizarla en nuestro archivo en:

http://www.geocities.com/pachajoa2000/navia.htm
http://www.geocities.com/pachajoa2000/jose.htm

Cordialmente,

***
PERIODISMO Y EL CAUCA
Entrevista a José Navia
Periodistas: Luz Edith Cometa, William Abella Herrera y Rubén Zúñiga.
Popayán, agosto 2006
Segmentos.


Basado en su experiencia y visión, ¿hacia dónde debe apuntar el periodismo en el Cauca?

Yo creo que el periodismo en el Cauca tiene que apuntar a escuchar las múltiples voces que tiene este departamento, yo insisto mucho en eso. Este es un departamento mestizo en lo cultural y mestizo en lo étnico, nos miramos los unos a los otros a los ojos y descubrimos que tenemos sangre indígena, de negros, que tenemos sangre de blanco, que somos mestizos culturalmente y étnicamente, y aquí en el departamento eso no se mira como debe mirarse, que es una riqueza el tener un departamento diverso. ... este departamento es mestizo y tiene muchas voces y tiene muchos sincretismos, rituales, mezclas que no se ven reflejados en los medios. Lo que se ve únicamente a veces es como la voz oficial, el boletín oficial, la versión oficial pero no se escucha, no se oye la voz de esas personas, entonces hay que afinar mucho el oído para escuchar esas múltiples voces que tiene el departamento: tenemos gente de la zona andina, gente de la costa pacífica, gente urbana, gente de la zona norte... cada cual con una identidad totalmente diferente, influenciados por el Valle, influenciados por Pasto, influenciados por todo lo que dan las montañas.  ...  el periodista tiene que reflejar esa diversidad, tiene que oír todas esas voces, tiene que contar todas esas historias de toda la gente que tienen algo que decir desde el papel que ocupan en la sociedad.

EL PERIODISMO Y LA TECNOLOGÍA

¿Cómo se han transformado los géneros narrativos a través de los medio electrónicos?

Los géneros narrativos están pasando por una evolución a partir de los cambios que hay a nivel tecnológico. La tecnología termina influyendo buena parte de la narrativa periodística. ...  la historia cobra mucha mayor dinámica, se hace mas profunda y puede alimentarse con la participación de gente que nos da opiniones, reflexiones o interpretaciones de eso que nosotros les estamos dando. Entonces la historia, no sólo la hace el periodista; la historia termina haciéndola a veces, entre los mismos lectores. Y por otro lado hay que ver que en algunos medios hay un regreso a contar historias, crónicas como se hacia antes, es decir la historia larga sin algunos limites de espacio que se estuvieron dando hace unos años, porque en algunos medios impresos se ha entendido que la fortaleza de ese medio está precisamente en la posibilidad de contar la historia que no alcanza a contar la radio y la televisión.

¿Ante la influencia de los medios electrónicos, llegará el momento que el pixel reemplace el medio impreso?

Pues seguramente si, hay algunas personas que hablan que el papel periódico se va a acabar dentro de uno cuarenta años, pero la prensa, los libros, la palabra escrita, escrita está y perdura mucho más que la palabra de los medios electrónicos creo yo. Ellos pueden vivir en forma paralela los dos, no creo que el periódico se acabe. ...  Veíamos en la charla que la pluma de ganso fue el instrumento que utilizaron los escritores durante dos mil años, y aquí estamos hablando que en un laso de veinte años se pasó de la máquina de escribir a todos los ordenadores electrónicos que tenemos en este momento y hasta computadoras que caben en un bolsillo de la camisa.

Las herramientas tecnológicas han permitido mayor inmediatez en los procesos informativos. En su opinión, ¿cuáles son las ventajas o desventajas de esta rapidez para los medios de comunicación?.

El hecho de conocer un suceso noticioso en cuestión de segundos, le da una gran ventaja al mundo. Es decir, que yo pueda saber lo que está ocurriendo en Afganistán o que un inversionista en Colombia sepa que se están cayendo los mercados en otro lado y que lo puede afectar, tiene unas grandes ventajas. Ahora la inmediatez tiene muchos peligros; hay que manejarla con mucho cuidado porque la inmediatez tiene a veces el problema de la no confirmación, precisamente por informar rápido, por informar antes que todo el mundo, y por hacerlo rápido se cae en la no-confirmación de las cosas, o se cae en la vanalización o en la superficialidad. La inmediatez es bien importante siempre y cuando sea seguida de un proceso en el que se profundice, se reflexione y se interprete sobre este hecho que está pasando.  ...  al periodista le toca sumergirse en eso para tratar de explicar el hecho, para tratar de explicar esa noticia inmediata que ocurrió.

Hoy en día, ¿Cuáles son las competencias del periodista?

La metamorfosis que vive el periodista en esta época es bien particular porque ...  el periodista de esta época que está en transición hacia un periodista del futuro, es un periodista que tiene que adquirir nuevas habilidades, no es un periodista nada más de libreta, lapicero y grabadora, sino es un periodista que tiene que aprender a manejar computadora, que tiene que aprender a manejar unas herramientas electrónicas, unos programas de vídeo, unos programas de edición, tiene que aprender a manejar audio, tiene que aprender a escribir para Internet, tiene que aprender una cantidad de herramientas de competencias que antes no eran necesarias para nada. Entonces el periodista ahora tiene que dedicarle mucho más tiempo a veces – desafortunadamente – a leer manuales ... que a leer grandes obras de periodistas o grandes obras de literatos para pulir su estilo o para adquirir un estilo simplemente, entonces buena parte se lo dedica ahora a los manuales.

LOS PROBLEMAS DEL PERIODISMO

En su opinión, ¿Cuáles son las dificultades que enfrenta el periodismo en nuestro país, y si podemos esbozar soluciones?

Esa es una parte bien complicada. Esta mañana escuchaba en radio a un periodista que lo entrevistaban en el sur del Tolima. Le decían que “él cómo hacia para seguir trabajando tantos años allá en esa zona de conflicto”, y él dijo que “manejando la información con mucha precaución”. No quiso decir que se autocensuraba pero uno lo concluye de lo que dice el señor, y sí, en muchas partes los periodistas se están autocensurando, y lo están haciendo porque allí les va la vida, es decir en una zona plagada de grupos armados ilegales que tienen sus intereses, y que el que está en contra de sus intereses es su enemigo, pues el periodista o se mueve con mucha precaución como pisando cáscaras de huevo y evita a veces informaciones que les puedan resultar conflictivas o se atreve hacerlo y generalmente le toca abandonar la región o a veces resulta muerto. Es un hecho que en Colombia existe autocensura. He viajado por todo el país y me he encontrado con muchos casos de la gente que le dice a uno que “solamente transmite comunicados oficiales”, “yo no hablo de los muertos hasta que no exista un boletín oficial”, “yo no le atribuyo – así tenga testigos – la muerte de dos o tres campesinos a ningún grupo hasta que de pronto haya un boletín de algún organismo atribuyéndoselo a cualquiera” así ese boletín esté diciendo mentiras, pero el periodista no se atreve así tenga cuatro, cinco testigos y que le digan “fue este grupo” o “fue tal otro”. Eso está ocurriendo porque el país sigue en muchas zonas rurales sigue bajo el dominio o la influencia de grupos armados ilegales y porque el periodista es un ser completamente indefenso que tiene que moverse en unas zonas donde es el Estado difícilmente hace presencia.

¿En ese contexto, estaríamos cambiando el concepto de ética periodística de manera obligada?

Ante esas circunstancias, yo creo que a la gente le toca doblegar la ética ante la posibilidad de vivir. Es “soy ético o me muero” o simplemente pongo una programación musical y dejo que transcurra todo lo que pasa en mi departamento o en mi ciudad.

Hoy uno de los problemas de nuestra profesión es la pauta publicitaria como una problemática de la información, ¿cómo lo miras y si hay alguna solución a este tema?

Lo de la pauta publicitaria a veces termina siendo igual que la mira de un fusil, es decir a la gente, si no le dan pauta publicitaria no come, sobre todo cuando hace periodismo para comer, entonces termina simplemente siendo un altavoz de la persona que en esos términos le está pagando, termina siendo un altavoz de una fuente, sin mediación, sin interpretación, sin reflexión, sino que simplemente es una polea de transmisión de cualquier tipo de intereses. La pauta genera eso, y la pauta también genera autocensura, y genera informaciones sesgadas, entonces cuál es el remedio para eso. Eso si es tan complicado, porque cada periodista vive una situación particular y termina doblegado a los intereses de tipo económico y termina doblegando pues su ética y su responsabilidad como periodista a la posibilidad de tener unos ingresos o una canasta familiar o una vivienda.

En nuestro contexto, y según la charla que nos ha dado, hay una migración de diferentes profesionales a hacer “periodismo”. Sus impresiones sobre este fenómeno.

Eso siempre ha ocurrido de personas que termina haciendo periodismo a veces con otros intereses, o provienen de otro tipo de sectores y terminan a veces fugazmente a veces como trampolín, yo creo que aquí vimos una clasificación de periodistas a partir de una reflexión un periodista de El País de España, es decir que periodistas hay de todo tipo y siempre van a existir de todo tipo: hay periodistas que se venden, hay honestos, hay corruptos, hay arrogantes, hay dedicados a cubrir conflictos, hay dedicados a ser protagonistas de las noticias, hay dedicados a inventarse las noticias, hay otros dedicados a recrearlas o simplemente a corregirlas, a construirlas para que otros las hagan, a editarlas, entonces hay de todo tipo, y entre toda esa gama nos encontramos con periodistas - no se si llamarlos de paracaidismo - que sacan una revista o un periódico no como un modo de hacer periodismo sino como una manera de vivir del periodismo, ahí es un peligro porque el objetivo no es hacer periodismo sino ganarse una plata, comer usando el periodismo, entonces uno se pregunta qué tipo de periodismo puede hacer una persona cuyo único fin es comer.

Transcripción William Abella Herrera