CAUCA PROFUNDO
Sábado 11 de noviembre, 2006
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Uno de los artículos más positivos sobre Popayán y el Cauca lo hemos
encontrado en la revista Vive Colombia. Nos complace reproducir el
texto en esta oportunidad. Foto: Proyecto Biomacizo Oficina de
Parques Nacionales Naturales.


Cordialmente,

***
CAUCA PROFUNDO
Mas de 29.000 kilómetros cuadrados que abarcan un rico territorio
donde ha dejado su impronta cultura precolombina y la arquitectura
colonial y enriquecido con la biodiversidad que le confieren todos y
cada uno de sus pisos térmicos
Vive Colombia
La magia de una nación
Edición de colección.
Número 08.

Un buen comienzo a la hora de descubrir los encantos del Cauca es contemplar la riqueza arquitectónica de Popayán, su capital. Esa riqueza corre por cuenta de la Catedral Metropolitana, las iglesias de la Ermita y San Francisco, y el Monasterio del Carmen, entre otras joyas de origen colonial. Levantado en la segunda mitad del siglo XIX por el arquitecto Fray Serafín Barbetti, el Puente del Humilladero también es uno de los símbolos de la ciudad, y durante mucho tiempo fue una de sus principales entradas. Todo aquello es parte del vasto y bello escenario en el cual tiene lugar cada año  la celebración de la Semana Santa.

Otro aspecto del patrimonio del departamento son las comunidades indígenas. Silvia y Jamboló se constituyen en los municipios donde están afincados los guambianos, comunidad que mantiene vivas sus tradiciones, hablando su propia lengua (Wampi-misamerawam) y vistiendo sus trajes típicos. Por su parte, los Misak, otro de los grupos del departamento, se rigen por sus leyes ancestrales que datan del período pre-incaico . También Jambaló, así como Toribío y Suárez, son el hogar de los paeces, los cuales aun conservan su lengua nasa yuwe y un sin fin de tradiciones que sin duda sorprenderán al visitante.

Un sólido testimonio del papel que jugaron las culturas precolombinas en estos parajes es el Parque Arqueológico de Tierradentro, ubicado en las inmediaciones de los municipios de Belalcázar e Inzá, y declarado por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Hay otros parajes igualmente impactantes, como el Valle del río Patía, donde está el Hoyo, caserío donde nace el caudal; el Puente, balneario de playones y charcos profundos ideales para la pesca deportiva; y el río Mamaconde, vertiente de aguas azules que son el destino de familias enteras que llegan en busca de descanso.

Los atractivos turísticos también los encuentra el viajero que arriba a los municipios de Coconuco y San Juan, donde hermosas cascadas compiten con la belleza del Parque Nacional Natural Gorgona, también conocido como Isla Ciencia por su riqueza ecológica.

Desde los parajes del departamento donde reinan las bajas temperaturas de páramos, lagunas como la de el Burro y picos nevados como el volcán Puracé, ubicado en el parque natural del mismo nombre, hasta aquellos propios del trópico y que se extienden en la Costa Pacifica, el departamento del Cauca le corta el aliento al viajero y lo deja sin palabras.