RODRIGO DE BASTIDAS
Sábado 25 de noviembre, 2006
De: Mario Pachajoa Burbano

Amigos:

Rodrigo Galván de Las Bastidas, Conquistador y descubridor de las costas colombianas, fue un hombre siempre bondadoso con los indígenas. Nació en Sevilla, España, en 1445 y murió el 28 de julio de 1527 en Santiago de Cuba. Este notario sevillano acompañó a Cristóbal Colón en su segundo viaje.

El 5 de junio de 1500 celebró un contrato con la Corona, mediante el cual, se le concedió licencia para descubrir islas o tierras no visitadas por Cristóbal Colón ni otros navegantes o que pertenecieran a la corona lusitana, -pueblo prerromano que habitaba la Lusitania, región de la antigua Hispania que comprendía todo el actual territorio portugués situado al sur del Duero y parte de la Extremadura española a partir de las costas del Cabo de la Vela. En 1501 zarpó del puerto de Cádiz acompañado, entre otros, de Vasco Núñez de Balboa y el cartógrafo Juan de la Cosa y actuó pacíficamente en todas sus travesías.

Bastidas recorrió con su grupo las costas panameñas y de Venezuela hasta el cabo de La Vela. Continuando hacia el Oeste, descubrió las bahías de Santa Marta, Cartagena, las bocas del Magdalena frente a la Barranquilla de hoy, además de las tierras e islas entre este río y el Golfo de Urabá.  Además fue el primero en penetrar hacia la sierra Nevada de Santa Marta.

Gracias a su habilidad en el trato con los indios, Bastidas obtuvo buena cantidad de perlas y oro. Con este tesoro zarpó hacia a Santo Domingo, a finales de 1501, pero sus dos naves zozobraron perdiendo parte del oro que transportaba. Francisco de Bobadilla, el mismo que se llevó a Colón preso a España al final del tercer viaje, procesó a Bastidas, quien inicialmente fue encarcelado y luego, al ser Bobadilla sustituido por Ovando, Bastidas fue absuelto de los cargos y una vez pagados los derechos a la Corona, obtuvo por parte de los Reyes Católicos, el cobro de una renta anual sobre los rendimientos de la provincia de Urabá que había descubierto.

El 25 de julio de 1525 fundó a Santa Marta, la primera ciudad establecida en la Nueva Granada como gobernación. Por pretender que los españoles trabajaran en los campos, sus hombres se rebelaron y uno de ellos lo hirió gravemente al tratar de asesinarlo. Estuvo a punto de morir en manos de Juan Villafuerte, su lugarteniente, quien había dirigido una conspiración contra Bastidas.

Herido, regresa a Santo Domingo.  El 28 de julio de 1527, al recalar su buque en Santiago de Cuba fallece Rodrigo De Bastidas. Sus restos reposan en la Catedral de Santo Domingo, debajo de una losa que sirve de grada al altar. Como colonizador fue más justo que astuto.