LA LEY DE MORPHY
De: Mario Pachajoa Burbano
25 de enero, 2015
 mariopbe@gmail.com
Popayán, Red Patoja


***

LA PAZ DEL CAUCA.
Por: Hernán Montoya LLantén
montoya.herman@gmail.com
El Nuevo Liberal
24 de enero, 2015
Popayán, Cauca, Colombia


El reciente asalto a una unidad residencial ubicada en el Norte de Popayán, por segunda vez y con modos de operación similares, la muerte del exconcejal de Caloto, el secuestro de un periodista, los diversos asesinatos en el Norte del Cauca, la muerte de un comerciante en la vía entre Timbío y Rosas, por un grupo de sicarios en moto, la incautación de un número importante de dosis de marihuana en una ambulancia, los fenómenos de pandillas que se presentan en Popayán, municipios como Santander, Puerto Tejada, El Patía y muchos más hechos delictivos, son la evidencia que el Cauca está en manos criminales.

Si los caucanos son gente buena, hasta tímidos e ingenuos, seguro muchos nos preguntamos ¿Por qué estas manifestaciones criminales?, ¿Qué condiciones se están dando en el departamento para que florezcan las actividades al margen de la ley?

La respuesta acertada parece ser, una que le oí a un desmovilizado, de esos que hablaban de las transformaciones sociales, pero que ahora actúan como cualquier politiquero, explicaba el adalid que la guerrilla del M-19 decidió introducirse en el Cauca, por la ausencia total del Estado. Y esta afirmación es muy fácil probarla, no es sino visitar cualquier municipio, para darse cuenta del total abandono.

 Las actividades ilícitas tienen ingresos astronómicos, si por ejemplo tenemos en cuenta que la cantidad de oro sacado de Timbiquí, es del orden de 50 kilos semanales, de acuerdo a datos publicados por diversos medios, si se tiene en cuenta el resto de poblaciones del pacifico, López de Micay y Guapi que cuentan con la misma actividad ilegal, en total la Costa Pacífica podría estar produciendo unos 100 kilos a la semana, que en el Norte del Cauca la producción sería similar, lo mismo que en los ríos que van a parar al Patía, de esta forma del Cauca podría estar saliendo unos doscientos kilos semanales de oro, que en el año tendrían un valor aproximado de 1,5 billones. Ahora si le sumamos a esto la producción de pasta de coca y marihuana, el contrabando de combustibles, los recursos que manejan las actividades al margen de la ley en el Cauca alcanzarían cifras extraordinarias.

¿Y para dónde vamos? La respuesta es fácil, la ley de Murphy afirma que lo que va mal, es susceptible de empeorar, y en este sentido si revisamos las recientes alianzas políticas indican que seguiremos en manos de las mismas mafias que se han ido introduciendo y que llegaron para quedarse con sus oficinas de cobro. La bonanza coquera de los 80 y 90 en el sur del departamento, además de patrocinar las actividades políticas de la época, de dejarnos tierras áridas, también nos dejaron un grupo de políticos, algo morrongos, pero bien mafiosos, como dice el famoso columnista, “capaces de volar por debajo de los radares de la justicia y los periodistas”.

Será que los caucanos le seguimos apostando a esa falsa y farsante clase política? que con su abrigo de oveja y falso discurso social nos siguen engañando, ahora transformado en discurso de paz, porque ya tienen armadas las ONG para manejar la platica de la paz. ¿Será que volvemos a caer?, ¿Será?

***
   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a 
  mariopbe@gmail.com 
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com