MITOLOGÍA PAYANESA.
De: Mario Pachajoa Burbano
Abril 26, 2015 
 mariopbe@gmail.com 
Popayán, Red Patoja


***

MITOLOGÍA PAYANESA: EL ÁNIMA SOLA.
Por: Horacio Dorado Gómez.
horaciodorado@hotmail.com
El Nuevo Liberal
26 abril, 2015
Popayán, Cauca, Colombia>

Popayán tenía muchas leyendas autóctonas que con el transcurrir del tiempo desaparecieron. En épocas lejanas, escuchaba a mis viejos, cuando caía la tarde y televisión no había, contar mitos, que hoy desentierro para la “patojada”.

El “anima sola”, cuya leyenda inicia en tiempos de Jesucristo. Dizque era una hermosa joven perteneciente a las mujeres piadosas de Jerusalén, cuyo oficio era acompañar a los crucificados, ofreciendo agua para satisfacer la sed de los condenados.

 La tarde del viernes santo, esa mujer llamada Celestina Abdegano, subió hasta el calvario con una vasija de agua, para darles de beber únicamente a Dimas y Gestas -ladrones condenados junto a Jesucristo- por lo que fue sentenciada a divagar errante por el mundo padeciendo la sed y el calor de las llamas del purgatorio hasta el final de los siglos, en el juicio final.

 Desde entonces, se dice, que es un alma maligna, otros, que es benigna. Si bien no está consagrada por la iglesia católica, dicen que evocándola, para ataduras del amor, es muy efectiva. Entre campesinos es muy fuerte su devoción, pues creen que al estar en llamas, con tanto sufrimiento, es un alma purificada, y con capacidad de hacer milagros.

Contaban, que ella suele cobrar las velas que usualmente le ofrecen los devotos de las santas ánimas, y que quienes no las pagan, se exponen a tener sendos encuentros tenebrosos, porque ella al efectuar esa tarea, se presenta como una mujer de hermoso rostro y cabello largo con las manos atadas a cadenas, padeciendo tormentos, surgiendo del fuego del purgatorio, imagen para nada agradable.

No es de extrañar que tal leyenda en torno a este espíritu sea tan imprecisa como la forma en la que es invocada. Pero se sabe que, el ánima sola, es suplicada tanto para el bien como para el mal. Existen devotos de las ánimas del purgatorio y en especial de ella, por quien rezan y encienden luces para disminuir sus penas, esperando algunos beneficios.

Otros en cambio, la exhortan con oraciones satánicas para amarrar a una persona o perjudicarla. Este tema ambiguo del ánima, se combina con la magia blanca o negra. De todas formas, quienes ruegan al ánima un favor, deben pagar su promesa al pie de la letra, tal cual como lo ofrecieron si concedía la petición, ya que ella puede vengarse de quien le deba un pago.

En ese ambiente nos movíamos antiguamente en Popayán, por lo que, en Semana Santa, acostumbraba simbolizar el “ánima sola” (Murillo) vistiendo el mismo traje típico de los cargueros: túnico, alpargatas y capirote, encapuchando su cara y un talego para recoger dinero. Caminaba las calles, portando una “campanilla” hasta el miércoles santo y con la “matraca” -Instrumento formado por aldabas que al girar sobre una tabla produce un ruido seco y desagradable- los jueves y viernes santos, anunciando el tiempo de Cuaresma y la Semana Santa en Popayán. Para deleite de la patojada, este año ´Vidalito´ reapareció, desde luego, con el ánima sola buena.


*** 
    Si desea leer artículos distribuidos por la
 Red de Payaneses, ordenados por fechas de distribución
 y orden alfabéico, desde 1999,  favor click 
AQUI.

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a    
mariopbe@gmail.com 
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   
mariopbe@gmail.com