¡CUAL HOJA ALVIENTO!
De: Mario Pachajoa Burbano
Viernes 5 de diciembre, 2014
mariopbe@gmail.com
Popayán, Red Patoja


Amigos:

Plan Fuentes. Le ofrecemos el texto oficial del Plan Fuentes. Apreciado residente de Popayán, después de leerlo se siente:  ¿Desilusionado?, ¿Engañado?, ¿Embaucado?, ¿Descrestado?.

     Hacer clic:   PLAN FUENTES TEXTO OFICIAL. (116 páginas, CDP, 8.3 MB)

Cordialmente,


***


CUAL HOJA YERMA AGITADA POR BORRACOSOS VIENTOS"
Por: Marco Antonio Valencia Calle.
Proclama del Cauca.
Martes 2 de dicimbre, 2014

 ¿Les gusto el verso del título? El fragmento completo dice: “Los hombres somos fugaces, cual hoja yerma agitada por borrascosos vientos; son nuestros legados los únicos capaces de trascender el juicio severo del tiempo”. Lo firma Francisco Fuentes en la presentación de un documento hermoso, inteligente, poético y visionario que se llama “Plan de Desarrollo Fuentes de Progreso con Seguridad 2012-2015”; que si se cumpliera a cabalidad, tendríamos que comenzar a ubicarle una estatua de agradecimiento a su autor por luchar contra viento y marea para hacer de Popayán, la ciudad ideal.

 El costo para el cuatrienio de dicho Plan es de un billón, once mil doscientos treinta y seis millones, doscientos ochenta y ocho mil, ochocientos setenta y nueve pesos M/Cte. ($1.011.236’.288.879) –(copia fiel del documento); de los cuales, son recursos propios $140.216’.715.430, que incluye el recaudo por impuestos entre los ciudadanos que pagamos predial, sobretasa a la gasolina e industria y comercio.

 Nada caro si lo que se busca es consolidar y proyectar una ciudad “exitosa, educada, productiva, segura, promisoria, fructífera, emprendedora, inversionista, próspera, inolvidable, de clase mundial… una ciudad líder en procesos de conocimiento, innovación y turismo… incluyente económicamente, de valores culturales y sociales…” (Fiel copia del texto).

El libreto de gobierno, de verdad, es una maravilla por donde se mire, claro que sí, pero lo que uno percibe a tres años de ejecución es que hay un desfase entre la realidad y la literatura. Entre lo que se propone y se hace.

 Sin entrar a defender o menospreciar a un señor que no conozco en el trato, en pleno oficio de periodista de opinión, quisiera decir (le) lo que se percibe de su administración en el ciudadano común.

 Al señor Fuentes le ha ido mal con sus funcionarios: o él no manda, o la mayoría de ellos no está conectado con los intereses de la ciudad y menos con el Plan de desarrollo propuesto, y más extraño todavía: no les interesa continuar en sus puestos hacia el futuro (porque así como van, los conservadores no continuarán en el poder local en el próximo período electoral).

 Al señor Fuentes le ha ido mal con sus servicios de prensa y comunicaciones. Su imagen, sus mensajes, sus ideas, no conectan, no llegan, no calan. Y eso en un mandatario es extremadamente grave. De nada ha servido tener a su disposición una emisora y un canal de televisión oficial, el uso de las redes sociales en internet, cuatro periodistas cubriendo sus movimientos y la inversión de millones y millones de pesos en espacios de prensa, radio y televisión comercial, si al final del día, el saldo es una imagen negativa para él, su administración y su partido político. El diablo está en los detalles, y “el detallito de no saber usar la prensa” es crucial en un mandatario moderno.

Al señor Fuentes le ha ido mal con sus contratistas, que al planificar mal la ejecución de obras de la malla vial urbana abriendo huecos de manera simultánea en el centro de la ciudad, generando un caos vehicular de varios meses, logró que la gente lo odie y desconozca de tajo cualquier otro logro de su administración

. Lo que percibimos algunos ciudadanos, es que no se ha cumplido la ruta de trabajo que nos propuso en su Plan de Desarrollo. Hoy no vivimos mejor, ni tenemos mejores oportunidades, ni hay “ciudadanos más cultos y responsables”, como dice el texto; todo lo contrario: Sentimos que habitamos una ciudad menos educada, más insegura, sin liderazgo, sin gobierno.

 Percibimos que el dinero que pagamos en impuestos para que nos brinden bienestar y tranquilidad no está bien invertido. Que no hay sensibilidad social en los funcionarios de la alcaldía. Que no hay un trabajo organizado, ni planificado en equipo con los contratistas. (Y si es lo contrario, no saben comunicarlo).

 En otras palabras, si el Plan de Desarrollo es el instrumento formal y legal por el cual se trazaron los objetivos de un gobierno, al menos en los planteamientos literarios que manifiestan el deseo de una ciudad mejor, hasta la fecha, no se han cumplido. Le queda a la Contraloría, Personería y Concejo Municipal, y claro, a los partidos políticos, auditar el tema de inversiones y los aspectos técnicos de su ejecución.

 Para no dejar en el aire mis observaciones y poner un tema concreto: es deber de la alcaldía atender y cuidar el patrimonio histórico representado en el inventario de estatuas, muebles y sitios públicos – lo dice el Plan-, porque allí está el imaginario y la identidad de la ciudad, que viene siendo atacada por el vandalismo hace meses, pero al respecto, desde la alcaldía, se guarda un silencio aterrador.

 Noticia publicada por ProclamaDelCauca.com, “Cual hoja yerma agitada por borrascosos vientos”


***

Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a 
  mariopbe@gmail.com 
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com