POPAYÁN SIGLO XXI
DESORDEN Y SIN PLANEACIÓN
De:  Mario Pachajoa Burbano
Jueves 9 de octubre, 2014
mariopbe@gmail.com
Popayán, Red Patoja
 


Amigos:

Siempre lo mismo  .. .. ..  ¡Oídos sordos!

Cordialmente,


***

NUESTRA POPAYÁN DESORDENADA Y SIN PLANEACIÓN.
Por: Miguel Eduardo Muñoz Guevara.
Proclama del Cauca.
7 de octubre, 2014
Santander de Quilichao, Cauca, Colombia

Una de las bases del ordenado desarrollo y progreso en todo sentido de las ciudades es la planeación y si evaluamos a Popayán, esta herramienta de la administración tanto pública como privada no existe.

 Las limitaciones que por ley han reducido la burocracia municipal en Popayán, tiene contradicciones que perjudican el normal desenvolvimiento urbanístico y de desarrollo físico de la ciudad capital del Cauca, siendo así que el Municipio apenas cuenta con una Oficina Asesora de Planeación y que en muy pocos asuntos (policivos) están concordadas, conexadas y contextualizadas con las curadurías, despachos estos que amparados en el decreto presidencial que las creó (992 de 1996 Derogado por el art. 89, decreto nacional 1052 de 1998, modificado a su vez, por el decreto nacional 1547 de 2000), pero desconociendo las normas que deben observar, son ruedas sueltas en el engranaje prevalente para una buena administración de los recursos físicos del Municipio y su ciudad cabecera, de la observación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), y de toda la normatividad que se desprende de la Ley 388 de 1997, de manera particular, los ordenamientos del Artículo 15 de esta legislación.

 En Popayán, tanto el Concejo Municipal como el ejecutivo y las curadurías tratan el control físico de la expansión de usos de la tierra como un simple acto administrativo sin tener consideraciones políticas, sociales, económicas y sobre todo de conveniencia. La responsabilidad de las curadurías es grande conforme al Artículo 8º “Autonomía y responsabilidad del Curador Urbano. Los curadores urbanos son autónomos en el ejercicio de sus funciones, y responsables civiles y penales por los daños y perjuicios que causen a los usuarios, a terceros o a la administración por culpa o dolo en la prestación del servicio”.

 Esta parte no la han asumido y tampoco se las han hecho asumir a los curadores urbanos que se creen reyezuelos en la utilización del suelo y muchos de ellos no tienen consideraciones frente a su responsabilidad, al conceder licencias de construcción atentando contra las comunidades, el desenvolvimiento urbanístico de las ciudades y los elementos estructurales, generales y las regulaciones que se expidan para operaciones urbanas de acuerdo con los parámetros, procedimientos y autorizaciones emanadas de las normas urbanísticas Popayán carente de Secretaría de Planeación da traspiés en sus concepciones urbanísticas pese a tener cómo establecer una buena oficina que le de orden a la ciudad, que encamine a los urbanistas por las normas que se deben observar y no dejar que se arruine la arquitectura tradicional del sector histórico donde los fines de semana o puentes festivos se cambian las fachadas de manera rápida para locales comerciales, donde queda la Popayán declarada como patrimonio nacional.

 Además, el futuro de las ciudades debe ser planeado y aquí, aún no sabemos qué hacer con el barrio Bolívar, ni con la galería de La Esmeralda, ni con el viejo matadero municipal o central de sacrificios, ni con la terminal de transportes y menos con el aeropuerto, antes Machángara, hoy "Guillermo León Valencia”, se corta la posibilidad de la ampliación de vías como la carrera 6 a partir de la facultad de medicina, la ampliación de la carrera 11 con calle 4, la ampliación de vías en el entorno de la clínica La Estancia, la ampliación de vías de la carrera 62 con la construcción de edificios multifamiliares, las vías internas de los conjuntos residenciales de carril y medio para vehículos pequeños, etc, etc, etc.

Es decir, estamos construyendo una ciudad para las necesidades del año 1980 y no de futuro.

Necesitamos un cambio profundo en la mentalidad de todos los habitantes de Popayán para construir la ciudad de las próximas generaciones. Tienen alta responsabilidad frente al proceso ordenado del desarrollo urbanístico de Popayán: el Concejo Municipal, el alcalde, el funcionario responsable de la planeación municipal y los curadores urbanos.

 Mientras no haya empatía, simbiosis y control entre estos entes, Popayán seguirá en desorden y destruyéndose en su concepción de ciudad colonial de casas de paredes blancas, templos de drásticas figuras arquitectónicas medievales y coloniales, y culturalmente protegida por el Estado pero atropellada en el uso de su suelo.-

Noticia publicada por ProclamaDelCauca.com: NUESTRA POPAYÁN DESORDENADA Y SIN PLANEACIÓN

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a 
  mariopbe@gmail.com 
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com