INICIOS DE LA HISTORIA SOCIAL DE POPAYÁN EN EL SIGLO  XVIII
Viernes 18 de julio, 2014
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
mariopbe.com

Amigos:

Peter Marzahl, desde la Universidad de Vanderbilt, Nashville, USA, ha publicado un  documento, entre otros, sobre los inicios de la historia social de la ciiudad de Popayán, Colombia, Suramérica, del cual reproducimos hoy algunos párrafos. El documento fue publicado en el volumen 5 del Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura.

Marzahl realizó estudios de economía, sociología e historia en Berlín, Alemania y en Washington University, obteniendo su doctorado en Historia en la universidad de Nuevo México, USA. Parte de sus investigaciones las ha centrado en la relación entre la colonia, la corona y la iglesia en los principios de la América española.

Cordialmente,

***

ANUARIO COLOMBIANO DE HISTORIA SOCIAlL
Y DE LA CULTURA-VOL. 5
INICIOS DE LA HISTORIA SOCIAL
DE Popayán EN EL SIGLO XVIII

Mas allá de los hechos en particular y de los asuntos que se refieren a los individuos, los documentos arrojan. luces sobre la estructura subyacente de la ciudad y del territorio, en aspectos como la poblacion, la organizaci6n de la productiva, el trabajo, el panorama del oomercio y del crédito. El elemento predominante de la población ciudadana lo eonstituia el componente espafiol, que a prtncipios del siglo comprendia  apro:rimadamente  150 núcleos familiares.

.Los esclavos de descendencia africana formaban parte importante de la población urbana, en general perteneciente a familias españolas. Pero un artesano como Francisco Gómez Leuro, por ejemplo, podia adquirir los servicios de un esclavo como parte del pago de sus servicios. Tambien existian los esclavos indios que eran prisioneros vendidos como tales, durante las guerras de los pijaos.

La institución eclesiástica de la ciudad incluia tres conventos y el convento de monjas de La Encarnación.

 La poblaci6n indígena urbana era numerosa e importante. Estaba dividida en tres parcialidades: indios mitimaes, indios yanaconas e indios criollos, poblaei6n que ascendia a 344 miembros en 1607. La población indigena rural se aproximaba a los 10.000 habitantes a co:mienzos del siglo.

 La presencia de esclavos africanos no solamente afectaba la composici6n étnica de la ciudad sino tambien la del campo, en donde eran empleados como mineros y a veces como agricultores.

Diego Sinay y don Andrés Ambito pertenecian al grupo urbano de indigenas españolizados, cuyos miembros  en su mayor  parte  habian  llegado  originalmente de la jurisdicción de Quito.

 Diego Sinay  fue sin  duda  un  sastre. Era  miembro de la cofradia del Rosario y parece haber sido mayordomo de  esta  y  haberle legado un solar. Sinay era propietario de su propio ganado, aunque no tenia suficientes cabezas como para formar  un  hato. Don  Andrés,  por  otra parte, poseia una estancia de ganado con cincuenta reses, caballos y considerables  extensiones de tierra.  Debe  anotarse  que  ninguno  de los  dos  hombres  tuvo  bijos, a pesar de que ambos eran casados y mantenian un cierto núnero de dependientes.   
                            
La economia de la región reposaba sobre tres pilares: La agricultura,  la ganaderia y la mineria. El trigo, el queso y la lana eran productos  caracerísticos de las regiones más altas de Coconuco y Sotará, en las estancias de don Iñigo de Velasco y don Juan de Gaviria.·La relativa importancia de la ganaderia se da en  la declaración del  capital  de don Iñigo de un total de $ 24.167,  $10.980 estaban invertidos en animales, principalmente en ganado vacuno, aunque tambien en caballos, mulas, ovejas y cabras.

Mientras que la agricultura era la ocupaci6n básica de la mayorla de los habitantes de la región, era la minería su elemento dinámico. Aportó  el  factor necesario para mantener el comercio de Ia ciudad, creó un mercado limitado para los  productos agrícolas y ayudó a mantener el estilo de vida urbana como es evidente en la casa principal que Diego Daza se habia oonstruido.

La extracción del oro, tal como se hacia en la región, no era una operación que exigiera un capital intensivo.

***

  Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to mariopbe@gmail.com