TERESITA LÓPEZ DE ILLERA
De: Mario Pachajoa Burbano
Miércoles Santo 16 de abril, 2014
mariopbe@gmail.com
Popayán, Red Patoja


Amigos:

Teresita López de Illera, una dama que contribuye con su obra al explendor de la Semana Santa payanesa.

Cordialmente,.

***

LAS MANOS VIRTUOSAS DE TERESITA LÓPEZ DE ILLERA
Por: Guillermo Muñoz Velásquez
Especial para El Nuevo Liberal
15 de abril, 2014



illeraEn la añorada Popayán de 1916, despuntando el Siglo XX, creció en La Pamba al pie de sus padres Laurentino López Velasco y Dolores Torres Rada y en compañía de sus cuatro hermanos Carlos Arturo, Laurentino y Antonio José.

La solariega casona  de La Pamba, ha sido por años, el nicho donde cultivó sus grandes virtudes como una mujer payanesa que ha conservado la tradición  Semanasantera  y ha preservado con sus manos prodigiosas, el bello oficio del Crochet, el que aprendió de la religiosa francesa, Saint Vicent de la comunidad de las hermanas Josefinas.

Doña Teresita ha tejido a lo largo de su fructífera existencia,  los paños blancos que se ponen los cargueros sobre las túnicas moradas que simbolizan la Vida, Pasión y Muerte de Jesucristo en la solemne Semana Santa de Popayán.

Las manos de Doña Teresita tejen con meticuloso amor  estos paños blancos que cada carguero lleva orgullosamente desde la cintura. Se esmera con el talento que posee la mujer Semanasantera y plasma con perfección los símbolos de la Pasión: La Cruz, La Lanza, La Escalera, Los Dados, El Martillo, Los Clavos, La Tenaza, La Corona de Espinas y La Alcayata que soporta el peso del carguío en las cortas pausas de la procesión.

A los paños de los cargueros se les agrega el cordón de cuatro metros de largo y cinco puntos de grueso, en columna salomónica que termina en borlas y flecos de hilo y almas de madera.

Doña Teresita tiene el privilegio de haber formado con su esposo, Carlos Illera Luna y sus hijos José Tomás, Alfredo y Alicia una familia Semanasantera excepcional, dedicada con orgullo a las nobles tradiciones de la ciudad. Don Carlos, fue desde 1931, el Síndico del Paso del Santo Cristo en Agonía de la Ermita, una imagen española del siglo XVI cuya sindicatura hoy está a cargo de su hijo Alfredo.

Ningún miembro de esta familia es ajeno a la Semana Santa, han recibido y  han pertenecido al  legado de sus mayores con indudable orgullo y amor.

Los 75 años de sindicatura de la familia Illera López, ameritaron que la Junta Permanente les otorgara en el 2006, la condecoración de las Bodas de Diamante, una de las más altas distinciones Semanasanteras. Al recibirla, Alfredo, se la impuso a Doña Teresita en reconocimiento a su gran obra.

El General Fabio Bedoya Correa, yerno de Doña Teresita, compuso una oración al Cristo en Agonía cuyo párrafo final exclama: …“Muéstrame ya el camino, alivia mi dolor, permite que te ame, para llegar un día a gozar de tú gloria, ¡Oh Cristo Salvador¡

Los hijos de Doña Teresita admiran su grandeza y su espíritu y la acompañan siempre en esa obra maravillosa y silenciosa que ella ha construido con paciencia e inmensa fe a lo largo del camino de su vida y la cual Popayán  exalta con gratitud y reconocimiento.

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a 
  mariopbe@gmail.com 
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   
mariopbe@gmail.com