EL VOTO COLOMBIANO
De:  Mario Pachajoa Burbano
Jueves 2 de octubre, 2014
mariopbe@gmail.com
Popayán, Red Patoja


Amigos:

Eladio de Valdenebro, aquitecto payanés, ofrece sus puntos de vista sobre el voto colombiano.  Nuestros agradecimientos para Eladio De Valdenebro.

Al final, el Corrigendum, que hemos recibido del Maestro Rodrigo Valencia Quijano, sobre la autoría del articulo: "¡Somos Artistas, No Limosneros!,  Bitácota payanesa, 2 de octubre, 2014. 

Cordialmente,

*** 
EL VOTO, CONTRATO DE CIUDADANÍA
Por: Eladio De Valdenebro
elvalde@gmail.com / tel. 315-4202274  
Cali, octubre 2.0124
 
Apreciado señor.

En estos días en que se discute el tema electoral, talvez quepa analizar esta idea.  Se originó en alguna de aquellas ilusas mesas de participación ciudadana previas a la Constituyente del 91, mas no llegó a ser debatida. 
Gracias.
 
 EL VOTO, CONTRATO DE CIUDADANÍA
 
La abstención electoral en nuestro país llega, en algunos casos de votaciones de nivel nacional, al 70% sobre el total de ciudadanos aptos para votar. En elecciones de nivel municipal, llega hasta el 90%.

En muchas partes del Tercer Mundo hay porcentajes similares. (Claro está, excluyendo los países donde el voto es obligatorio.) Y el problema no es distinto en los países desarrollados.  Esta breve nota no pretende analizar sus causas. Pero si conviene una reflexión elemental sobre sus efectos:   Talvez el mayor, la falta de legitimidad moral que la abstención electoral  genera en todo el sistema de gobierno: que este es elegido, a la postre, por un porcentaje bajísimo de los ciudadanos.

Ante semejante hecho tan nocivo a la Democracia,  se plantea con frecuencia  dos opuestas alternativas de solución : el voto obligatorio y el voto premiado.  Pero ambas tienen su implícita falacia, su absurda contradicción. En efecto: el voto obligatorio es atentado a la libertad, el mayor bien que la Democracia debe tutelar; y el voto premiado es, en el fondo, corrupción, la mas frecuente amenaza a la Democracia. Entonces?  

Señor, lo que planteábamos en vísperas de la constituyente del 91 es otra solución. Audaz, contundente, acaso definitiva. (Como deben ser las soluciones a los grandes problemas. No los inanes pañitos de agua tibia a que estamos acostumbrados). La forma ideal de ejercer el voto, puede ser esta:
 
El voto,  contrato de ciudadanía  entre el individuo  colombiano y el Estado.
 
Se explica con un ejemplo en cuatro párrafos :
 
          1. - Un joven, al llegar a los diez y ocho años, trae – por ser nacido en Colombia – el derecho intrínseco de ciudadanía. Pero debe ratificar, expresa y libremente, su deseo de ejercer como ciudadano. Su decisión la manifiesta al votar. Su voto es su contrato con el Estado para ejercer como ciudadano, y para tener derechos de ciudadanía : elegir y ser elegido, contratar y ser contratado, seguridad social, conocimiento de lo público, atención por las autoridades, derecho de petición, derecho de amparo y tutela, auxilios y subsidios (para servicios, salud, vivienda, educación, producción)….etc. etc.

2. -Si el joven opta por no votar, quiso con ello decir que no le interesa tener relaciones con el Estado, quiso decir que no le interesa ejercer ciudadanía. Y que no le interesan los subsidios, ni la seguridad social, ni aspira a  trabajar…Mucho menos a elegir ni ser elegido, a tutela, amparo, petición… Queda entonces en una situación algo parecida a la de un  turista extranjero de paso por el país: tiene derechos humanos, pero no tiene derechos ciudadanos. Así, entonces, al jovenque no vota cuando cumple diez y ocho años, sus derechos  como ciudadano  le están suspendidos o aplazados provisionalmente. En ejercicio de su libertad, el joven escogió tal condición.

3. - Alguien que sí ha votado antes, pero que en la nueva fecha electoral no vota, le dice al Estado que no quiere renovar el contrato para ejercer su ciudadanía. Sus derechos ciudadanos le  quedan – digamos – en suspenso.  Puede, en próxima fecha electoral, recuperar  su derecho a ejercer ciudadanía en pleno.

4. - La normas complementarias del sistema  precisarán el manejo de derechos suspendidos, así como la necesaria protección  a los derechos de menores ante el no-voto de sus padres.
 
El voto electrónico y una eficiente organización informática del sistema hará factible el voto-contrato. Y Colombia establecerá – acaso como innovación mundial…!  – la mas limpia, justa, motivante y libre manera de ejercer el voto, acto primordial de la democracia. Y nuestros gobernantes tendrán la única y total legitimidad. De paso,  el voto en blanco logrará – al fin! – su debida trascendencia.
 
Eladio De Valdenebro. elvalde@gmail.com / tel. 315-4202274  


***

CORRIGENDUM.

Del Maestro Rodrigo Valencia Quijano sobre el articulo que distribuimos ¡Somos Artistas, No Limosneros!, "Muchas gracias Mario por divulgarlo, pero el artículo no es mío; yo simplemente lo envié después de recibirlo de otra persona. ¿Puede, por favor, aclarar este punto a sus contactos? No puedo ni debo afirmar mi propiedad intelectual en algo que no es mío. Muchas gracias. RVQ" .

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a 
  mariopbe@gmail.com 
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com