¡DESPLAZADOS!
De: Mario Pachajoa Burbano
Jueves 27 de marzo, 2014
mariopbe@gmail.com
Popayán, Red Patoja


Amigos:

El Nuevo Liberal nos informa que 35 famiias desplazadas llegan  DIARIAMENTE a la decadente capital departamental del Cauca. Un problema que se acrescienta cada día. Ojalá tengamos agenciado, en las próximas décadas, este cáncer por el interés de un gobierno consecuente. Fotografia del Nuevo Liberal.

Cordialmente,

***

 APROXIMADAMENTE 35 FAMILIAS DESPLAZADAS  
LLEGAN DIARIAMENTE A POPAYÁN.
El Nuevo Liberal
Marzo 26, 2014 



El Cauca ocupa el tercer lugar en recepción de población desplazada. Doña Trinidad Medina es tan sólo un caso de los miles.

desplazados
El Cauca ocupa el tercer lugar en recepción de población desplazada. Doña Trinidad Medina es tan solo un caso de los miles. El sur del país y del Departamento son los lugares de donde más llegan desplazados a la ciudad.

A sus 71 años de edad, con los achaques propios de la vejes y un notable problema de vena varice que se le nota al caminar, se encuentra haciendo fila en el Punto de Atención a Víctimas de la ciudad de Popayán doña Trinidad Medina Navia.

Oriunda del municipio de Bolívar, Cauca, doña Trinidad hace mucho que no va a la tierra que la vio nacer pues aunque preferiría estar allá, por el conflicto armado que vive nuestro país hace mucho tiempo tuvo que salir dejándolo todo tirado.
El Recreo se llama específicamente el lugar donde tenía una finca de 54 hectáreas donde vivía con su esposo don Rubén Bermeo y sus 4 hijos. “Una noche llegaron unos hombres, no supimos quiénes eran porque no dijeron y tampoco se veía nada porque en ese tiempo no había energía ni nada, la finquita era propia pero nos dijeron que teníamos que desocupar, que si seguíamos ahí y no hacíamos caso veríamos lo que nos pasaba”.

Sin otra cosa más que hacer, la familia Bermeo Medina tuvo que dejar la finca y salir a recorrer los caminos solitarios del pueblo. Doña Trinidad cuenta que les tocó empezar a buscar trabajo en fincas cercanas para poder ganarse la vida, luego, se fueron a cuidar una finca lejos, en el municipio de Tambo. Por esos días, una de sus hijas murió de un derrame cerebral dejándole dos nietos a su cuidado, un niño de 3 años y una niña de 9.

“Nosotros si hemos andado por todo lado, ha sido muy duro” dice doña Trinidad mientras comenta que luego se tuvieron que ir a trabajar a Corraleja en el municipio de Sotará a donde nuevamente, fueron a cuidar una finca. Pero el trabajo no les duró mucho porque nuevamente tuvieron que dejar su vivienda por orden de terceros.

El desplazamiento en el departamento del Cauca tiene cifras alarmantes, la ciudad de Popayán recibe diariamente un aproximado de 35 familias en situación de desplazamiento forzado, por solo citar un ejemplo, hace 10 días, se presentó un desplazamiento masivo, 42 familias del municipio de El Tambo fueron recibidas en el Punto de Atención de Victimas de la ciudad.

Según Andrés Ríos, coordinador del punto de atención, el departamento del Cauca se encuentra ocupando el tercer lugar a nivel nacional en recepción de población desplazada y víctimas de la violencia en general, después de Bogotá y Medellín.
Con esta cantidad de población que llega a la ciudad, es lógico que doña Trinidad tenga que hacer esa larga fila en el punto de atención donde a diario cientos de desplazados acuden al lugar con el propósito de obtener algún tipo de ayuda.

Cuando estaba en corraleja también tuvo que salir porque a media noche llegaron otras personas, entraron a la fuerza y los encerraron en una habitación, haciéndoles la advertencia previa de que agradecieran que no los mataban, pero que luego tendrían que irse. Toda la noche estuvieron encerrados hasta que al otro día un muchacho que pasaba por el lugar escucho su llamado de auxilio y les ayudo a salir. Esa noche, entre la finca, que cuidaban y otra vecina, las personas armadas se llevaron dos camiones llenos de ganado.

Desde allí doña Trinidad y su familia tuvo que venirse para donde un familiar que vivía en Cajete y que les arrendó una casa para vivir, pero la situación ya era más difícil, su esposo con 78 años de edad ya no le dan trabajo, además se enfermó y debía estar viviendo a controles al Hospital, ella como podía “se rebuscaba” lo que más hacía eran empanadas para vender y tener lo del transporte para traer a su esposo.

Estando en Cajete, logró que la UAO, Unidad de Atención al Desplazado, como se llamaba antes el Punto de Atención a Víctimas, logrará hacerle la visita y después de un proceso largo de verificación de que realmente doña Trinidad y su esposo eran desplazados, lograron entrar al Registro Único de Víctimas para recibir la ayuda humanitaria.

Según Andrés Ríos, la oficina de atención que empezó como UAO, está en la ciudad desde hace cuatro años, por iniciativa de la Presidencia de la República, de la mano de Acción Social, y se implementó en las Entidades Territoriales donde habían los más altos índices de desplazamiento.

Ahora ya es un Punto de Atención a Víctimas, es decir que ya no solo se atiende a la población desplazada sino a todas las personas víctimas de violencia que en el Cauca haciende a 76.000 personas, un gran porcentaje de la población. Lo que se busca es convertirlo en un Centro Regional de Victimas ya que el municipio es altamente receptor de todos los casos de víctimas de violencia.

Un 70% de las personas que llegan como desplazados a Popayán son de municipios del sur del Cauca, así mismo, los departamento de dónde más llegan personas es de los departamentos vecinos del sur del País.

La ayuda que se brinda en el punto de atención, consiste básicamente en tres tramos. Cuándo los desplazados recientemente llegan a la ciudad y como el caso desplazamientos masivos, se les brinda atención inmediata que consiste en albergue y comida. Luego de que la declaración que deben hacer y que se demora más o menos dos meses para declararlos como desplazados, entran el Registro Único de Victimas y reciben las ayudas humanitarias que son en dinero y cuyo valor varía según casa caso. Y la tercera es una ayuda de transición, cuando la familia ya lleva cierto tiempo en el registro y accede a ayudas por parte del Icbf, por ejemplo que les da una ayuda económica para alimentos.

Y precisamente esta ayuda para alimentos es por la que viene doña Trinidad el día de hoy, necesita saber si ya le ha llegado algo porque aunque se encuentra viviendo con sus esposo donde su hija, la situación cada vez es más precaria y no tiene otra opción que acudir a la ayuda que desde el punto de atención se le pueda ofrecer.

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a 
  mariopbe@gmail.com 
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   
mariopbe@gmail.com