POESIA FEMENINA COLOMBIANA.
De: Mario Pachajoa Burbano
Viernes 27 de junio, 2014
mariopbe@gmail.com
Bitácora Patoja

Amigos:

 Gloria Cepeda Vargas, notable poeta y escritora de Colombia, se refiere a la historia de la poesia femenina colombiana. La celebración de treinta ejemplares años de existencia de Mujeres Poetas Colombianas, se realizará en el Museo Rayo, (Roldanillo, Valle, Colombia), desde el 14 hasta el 20 de julio de 2014.

Cordialmente,

***

 TREINTA AÑOS DE POESÍA FEMENINA EN COLOMBIA.
Por: Gloria Cepeda Vargas
cepedagloria@hotmail.es 
El Nuevo Liberal
Popayán, junio 27, 2014


Hace treinta años nació en Roldanillo el primer Encuentro de Mujeres Poetas Colombianas avalado por la investigación y la mística de Águeda Pizarro Onicio y de su esposo el pintor roldanillense Omar Rayo.|

Desde ese día de 1984, cada mes de julio de cada año, Omar y Águeda, con la eficaz colaboración
 de Juan José Madrid, secretario del Museo Rayo, abren las salas, el auditorio, el teatro al aire libre y los jardines de la institución a las manifestaciones artísticas de la mujer colombiana. Voces reconocidas y anónimas, pintoras, músicas, actrices, artesanas y teatreras; el Pacífico, el Caribe, la montaña y la llanura se convierten en nuestra más calificada representación en la voz poética de sus mujeres. Un solo anhelo, una sola desgarradora y valiente presencia, un solo mentís al olvido y la marginación de la mujer colombiana en lo decisorio de esta aventura que pide a gritos el reconocimiento de su ciudadanía y la visibilización de su huella más allá de documentos inútiles y ceremonias de ocasión.

Ese afán por leer la historia a conciencia, hizo que Águeda, poeta, crítica literaria y catedrática de universidades sur y norteamericanas y Omar, pionero de una vanguardia plástica única en Colombia, después de sacar a la luz nuestra postergada poesía, dedicando a ello los acogedores espacios del Museo creado con la mente y el espíritu del maestro de Roldanillo, hoy rescaten, escuchen con respeto y divulguen con amor la postergada labor de las mujeres poetas en Colombia.

Omar falleció el 7 de junio de 2010. Hace cuatro años duerme entre la hierba y el fulgor respirante de su jardín. “Aquí cayó un rayo”, reza el epitafio que resume su tempestuoso rumbo. La luz de Roldanillo, declarada por él como única en el planeta para engendrar el milagro lumínico, extraña sus líneas clarividentes y sus transformaciones indómitas.

Para conmemorar los treinta años de vida del Museo y del Encuentro poético femenino, núcleo de una labor que podría calificarse, a más de artística y novedosa, de justicia social, tendrá lugar una muestra de teatro femenino a cargo del grupo La Máscara de Cali y una exposición de la pintura de Débora Arango y Beatriz González con la magia de la música en varias de sus manifestaciones. La Biblioteca Departamental de Cali se sumó al Encuentro.

El jueves 26 de junio a las siete de la noche, Águeda, actual directora del Museo Rayo, ofreció en su auditorio un recital poético, como digno anticipo de la celebración de treinta ejemplares años de existencia, festividad que se realizará desde el 14 hasta el 20 de julio de este año. Es justo exaltar la esencia de un acto que como éste, empezó con la asistencia de siete mujeres y hoy recibe a más de doscientas llegadas de los cuatro puntos cardinales del país.

Las mujeres poetas colombianas debemos mucho al tercer ojo de Águeda Pizarro. Más que críticas con una sola orilla, Casas Silvas o medios de comunicación con demasiado pelo en pecho, sabe lo que significa rescatar lo que vale la pena y ayudarlo a caminar. Gracias Águeda, gracias Omar.

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a 
  mariopbe@gmail.com 
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com