PASOS DE LA PROCESIÓN DEL VIERNES SANTO
Jueves Santo 28 de marzo, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com

Amigos:

El Viernes Santo la procesión sale de la iglesia de Santo Domingo.
Para que sea efectivo el sacrificio del Hombre Dios, la floración
morada de sus pasos, le recuerda a la pecadora humanidad: La Penitencia.

Cordialmente,

***

ORDEN DEL DESFILE

Cruz Alta. Banda de guerra de la Policía Nacional
La Muerte. Adolorido un ángel encadena la muerte y al dragón de siete cabezas, símbolo de los pecados capitales, autores de la pasión y muerte del Divino Redentor. "¿Donde esté oh muerte tu victoria?.
María Salomé. Había acompañando y servido cariñosamente al hijo de su amiga, que transitada de dolor, se dirige hacia el Calvario. Madre de Juan. Estuvo al pie de la cruz en la tarde de aquel viernes. "Y abandonándole huyeron todos ... pero había unas mujeres que de lejos le miraban, entre los cuales estaban ... María Salomé".
La Verónica.
La Magdalena.
El Varón del Martillo. Había mezclado mirra, bálsamo y áloe; ayudó a descender el cuerpo del Señor que saturó con aquel precioso ungüento. Se llamaba Nicodemo. "Llegó Nicodemo. El mismo que había venido a El de noche al principio, y trajo una mezcla de mirra y áloe, como cien libras".
El Varón de las Tenazas. Llevo sabanas y lienzos perfumados. Pidió a Pilatos el cuerpo del Rabí y en compañía de Nicodemo lo descendieron de la cruz, colocándolo luego en el sepulcro, al declinar el día. Era José de Arimatea. "Un varón de nombre José que era miembro del Consejo, que no había dado su asentimiento a la resolución y a las actos de aquellos contra Jesús, se presentó a Pilatos y pidió el cuerpo de Jesús, bajándose lo envolvió en una sábana y lo depositó en un monumento cavado en la roca".
La Piedad. La Santísima Virgen contempla a su Hijo, como último consuelo; tiene el Divino cuerpo en su regazo."Oh, ¡Cuán triste, cuán aflicta se vio la Madre Bendita, de tantos tormentos llena, cuando triste contemplaba y dolorosa miraba del hijo amado la pena!"
Las Insignias. Van en este paso todos los instrumentos de la Pasión y del martirio del Señor y algunos de ello son llevados por seis ángeles, como testimonio de que Cristo es Dios.
San Juan el Evangelista. "El discípulo que Jesús amaba aquel que durante la cena se había recostado sobre su pecho .. le seguía"
Santo Sepulcro. El silencio de su boca, la lividez de sus facciones y sus ojos cerrados por la muerte, realzan el valor infinito de la ofrenda que hizo el Hombre Dios para redimir al mundo.
La Virgen de la Soledad. Para proclamar ante la faz del mundo que es sacerdotisa y victima amorosa en el holocausto divino, va desolada como blanco de todas las tristezas.  .

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to  mariopbe@gmail.com