REBELIÓN DE OYÓN
Miércoles 30 de octubre, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
mariopbe.com

Amigos:

Antonio Vélez Ocampo, nació en Pereira, es bachiller del Liceo de la misma ciudad y médico cirujano de la Universidad de  Caldas. Sus cualidades como investigador quedan plasmadas en las voluminosas páginas de su obra de historias, en las que suceden los hechos que relata de una manera amena, formativa e informativa para quienes llegan por primera vez a estos capítulos del pasado. De su libro "Cartago, Pereira, Manizales, Cruce de caminos históricos", hemos tomado la parte correspondiente a la rebelión de Oyón, quien asaltó a Popayán un primero de noviembre de 1553, hace 460 años.   Julio Arboleda  (1817-1862).utilizó el mismo nombre Oyón, para su épica y famosa poesía "Gonzalo de Oyón".

Cordialmente,

***


 CRUCE DE CAMINOS HISTÓRICOS.
REBELIÓN DE OYÓN
Por: Antonio Vélez Ocampo.
Biblioteca Luis Ángel Arango
Bogotá. Colombia.


El español Álvaro de Oyón participó en el Perú en la insurrección de Gonzalo Pizarro donde cometió varios crímenes, fue indultado y desterrado al Nuevo Reino de Granada y llega a Popayán. Participa en la fundación de Almaguer.

En una riña mata al soldado Francisco Domínguez por lo que huye y se refugia en el Convento de la Merced (Cali) y para evitar el juicio sale clandestinamente para Popayán. El capitán Sebastián Quintero fundador del primer pueblo de La Plata (Huila) lo llevó a este poblado donde vivían varios españoles desterrados del Perú.

En 1553 logró convencer a Quintero para que lo enviase a Santafé de Bogotá a comprar armas y municiones para defender la población de los ataques de los indios, éste accedió dándole los recursos. Regresó a La Plata y en horas de la noche con la ayuda de veinte sublevados dio muerte a su amigo Quintero y a los que consideraba que no apoyaban su levantamiento, y robó la población. Partió para Timaná y en Villavieja dio muerte a los regidores del cabildo.

Los sublevados desconocieron la autoridad del rey. Esta rebelión es considerada como la primera manifestación de inconformidad contra los encomenderos y titulares de cargos públicos que gozaban del poder y desconocían a los que les habían ayudado en la conquista de estas tierras.

Oyón con sesenta y cinco hombres decide atacar a Popayán la noche del 1 de noviembre de 1553, pero su gobernador Diego Delgado es alertado gracias a dos informantes de La Plata. La población se armó pero los amotinados lograron burlar las defensas.

Oyón y sus soldados fueron acorralados en un solar donde resistieron por varias horas, pero ante la amenaza de prenderle fuego a este lugar se entregaron a las autoridades. El juicio que siguió fue sumario; él y tres de sus compañeros fueron fusilados y luego descuartizados, catorce ahorcados, a otros les amputaron los pies o las manos, otros fueron enviados a galeras y unos pocos, los menos comprometidos recibieron azotes.

Para debelar la insurrección el gobierno de Santafé de Bogotá envió a Juan de Montaño por el Quindío y a Baltazar de Maldonado por el valle del Magdalena; éste último llegó a Villavieja y conoció el fin del levantamiento regresando a Santafé.

Cuando llega a Cartago Juan de Montaño supo del fin de la revuelta pero permaneció en esta ciudad sin autorización.

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to  mariopbe@gmail.com