ANALISIS DEL LIBRO "CATEDRA PAYANESA"
Domingo 29 de diciembre, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
Popayán, Red Patoja

Amigos:

Rafael Tobar Gómez ha enviado un análisis sobre el libro de Jaime Vejarano Varona relacionado con su obra "Cátedra Payanesa".

Cordialmente,

***
"CATEDRA PAYANESA"
De Jaime Vejarano Varona
Por: Rafael Tobar

Cuando Los Reyes Católicos (1490), se encontraban en el punto más crítico de la guerra contra los musulmanes, Don Cristóbal Colón, un desconocido marinero genovés, pidió audiencia a la Reina Isabel, para explicarle un proyecto que según su criterio beneficiaría a Castilla entera: llegar a las indias orientales navegando hacia occidente. Parecía un despropósito en una época llena de dudas cuando pocos creían que la tierra era redonda y ningún marinero se atrevía a llegar a las Columnas de Hércules donde el mar caería en un abismo sin fin.

Ante la negativa de Los Reyes Católicos, Cristobal viajó a Portugal, donde fue recibido con desdén,  pues, al parecer,  sus argumentos no podían provenir  sino de un loco. Empaquetó sus mapas y un globo de madera con el que explicaba la hipotética ruta que tomaría por la mar océana. Partió para Granada a hablar con los musulmanes. (Al parecer a Colón no le importaba quien lo patrocinara).

El joven Boabdil, Emir de Granada y su séquito lo escucharon pacientemente e hicieron positivas conjeturas para aumentar el dominio musulmán allende el mar. Si este caballero, proveniente de Génova tuviera éxito, sería una buena oportunidad para introducir el islamismo en las indias orientales. Pero,en sus arcas no había un solo denar en ese momento que no fuera destinado sino a la guerra con Castilla y Aragón.  Su situación bélica no estaba para financiar ningúna expedición. Boabdil, igual que los reyes católicos, prometió que una vez terminada la guerra hablaría con él del anhelado viaje.

Colón partió para Francia.

Enterados los Reyes Católicos, por su servicio de espionaje, que Colón  habría hablado de su proyecto a los gobernantes islámicos y franceses, le fue conferida otra audiencia en la cual Isabel hizo a Colón solemnes promesas de que una vez terminado el conflicto su viaje sería una de las primeras empresas de la corona. Y si no hubiese dinero empeñaría hasta sus joyas personales con el fin de ayudarlo. (hecho que nunca ocurrió, porque Isabel uso en realidad unas bulas del Vaticano destinadas a las conversiones de los judíos). Bajo esta solemne promesa Colón apaciguó sus ánimos y esperó pacientemente el término de la contienda.

Consideremos por un momento, qué hubiese pasado  si los  musulmanes triunfan sobre las huestes castellanas: Colón, patrocinado por éstos, con seguridad habría cambiado la historia del descubrimiento. En toda la América hispánica se hablaría el árabe y el islam se hubiera extendido por todo el continente. El único baluarte cristiano sería el de Norteamérica colonizado por los peregrinos ingleses. 

Hoy trataríamos del Emirato o Sultanato de Popayán y en vez de la catedral, de la cual estamos todos orgullosos, se levantaría una magnifica mezquita (masŷid ŷāmiʿ) como en un cuento de hadas, con su iwan en el centro, tres cúpulas y cinco minaretes. En vez de campanas anunciando la santa misa se escucharía el cántico y el rezo de los musulmanes mirando hacia la Meca, alabando a Alá.

Mi amigo Jaime Vejarano nunca hubiera existido ni un Rafael Tobar para leer el libro “Cátedra payanesa”  Este hubiera sido escrito en términos muy diferentes, por un escriba musulmán como el famoso Venir Afasti Diar, personaje muy leído en aquella época. Qué panorama tan diferente nos hubiera dado la historia. Sin embargo este no fue el caso, pues, como sabemos, fueron el cristianismo y el idioma español, los que invadieron la tierra americana. Y hoy Jaime puede darse el gusto de escribir sobre una ciudad rica en historia y en valores cristianos como pocas  hay en Colombia.

Pero esa rica historia parece estar condenada a desaparecer con los nuevos inmigrantes a la ciudad que no se interesan en lo más mínimo por el pasado de la ciudad que hoy habitan, traen las tradiciones de su lugar de origen y ya pocos payaneses verdaderos quedan para recordar ese pasado. Es así como Jaime Vejarano Varona, preocupado por la divulgación y los valores de esta noble ciudad, ha escrito “Cátedra payanesa” un libro que resume su origen, su colonización, los virreyes, y el paso del virreinato a la república, la historia de los hombres y mujeres que dieron lustre, no solo a Popayán sino a Colombia entera, sus tradiciones religiosas, al principio traídas de España y después con originales adiciones criollas, los monumentos y los museos y algunos poemas relativos a la ciudad. Una buena cantidad de fotografías ilustran el libro. Un lista de libros relacionados con Popayán, termina con una descripción de los platos típicos de la ciudad, tan bien descrito que se nos hace agua la boca.

En conclusión, después de haber leído “Cátedra payanesa”, sabemos mucho más de la ciudad que nos ha acogido. La obtención de este libro es un deber de toda persona que tenga el privilegio de residir en Popayán y de los mismos payaneses que quieran refrescar su memoria.

Con este libro, se completa el cuarteto de libros dedicados a Popayán, de este magnífico historiador.
“Cátedra Payanesa”
Autor: Jaime Vejarano Varona
Libro: 169 páginas
Edición: 2013
Recomiendo este libro? Sí, lo recomiendo.
Rafael Tobar
Contacto con el autor:  https://www.facebook.com/jaimevejaranovarona

  ***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com