EL TERREMOTO DE 1885
Lunes 18 de febrero, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com

Amigos:

Otón Sánchez en su libro Guía Histórica de Popayán, transcribe los versos
del poeta Gentil Jordán con motivo del terremoto que azotó la ciudad de
Popayán en 1885.

Cordialmente,

***

GUIA HISTÓRICA DE POPAYÁN
LOS TERREMOTOS DEL 85
Por: Otón Sánchez
Popayán, 1946


Cuando fue destruida la Capilla de Belén por el terremoto de 1885, fue
trasladado el Amo Ecce-Homo a la iglesia de la Ermita y con tal motivo
el poeta, doctor Gentil Jordán, escribió la bellísima Plegaria que
reproducimos a continuación:
 

Señor, Señor! postrado ante  tus aras
Esta un pueblo implorándote perd6n;
Si tiene fe, por qué le desamparas
Y no escuchas amante su oración?

Dale siquiera desde el cielo santo
Una sola mirada, por favor ,
Porque ella sola calmará su llanto
En esta triste noche de dolor.

Escucha la plegaria entristecida
Del huérfano que llora ante tu altar;
Porque él en el desierto de la vida
Solo en tu amor consuelo puede hallar.

Mira, también, al mísero mendigo
Que recorre las calles en su afán,
Sin luz, ni techo, ni piedad, ni abrigo,
Triste implorando de limosna un pan.

Atiende el ruego de la virgen bella,
Que inclina ante tus aras la cerviz
Y si en el mundo ves, Señor, por ella,
Será inocente, cándida y feliz .

No desoigas la súplica ferviente
Que alza la madre de tu altar al pie;
Que aunque el dolor ya marchitó su fe
No está marchito el árbol de su fe.

Mira, también, con paternal cariño,
En brazos de la madre sonreír,
Al inocente y candoroso niño
Que ya empieza tu nombre a balbucir.

Y préstale un apoyo con tu mano,
Que por el mundo solitario va, .
Al desvalido y macilento anciano
Que al borde mismo de su tumba está.

Y líbranos a todos de la guerra,
Del contagio y del hambre, por piedad ,
Y de los campos por doquier destierra
De las plagas la atroz calamidad.

Y derrama, Señor, por todo el mundo
De la cristiana fe la viva luz;
Que en este mar de lágrimas profunda,
Ella es el faro, y el bajel tu cruz.

Haz que caiga la venda del hereje
Y podrá tus grandezas apreciar
Y de los males, sin cesar, protege
A los santos ministros del altar.

Y escucha de tu pueblo fervoroso
Los doloridos ayes en su afán,
Y cubre con tu manto bondadoso
La desgraciada y triste Popayán.
GENTIL  JORDAN. Popayán,  mayo 26  de 1885.  
   

 ***
     Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a mariopbe@gmail.com

 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to  mariopbe@gmail.com