EL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR
POR JOSÉ MARÍA SAMPER, 1884
Viernes 31 de mayo, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com

Amigos:

José María Samper Agudelo, (1828-1888), colombiano, humanista,
literato, periodista, escritor y político, publicó varios libros y artículos.
Pero lo importante de la nota de hoy es la diferencia, del cielo a tierra,
de sus conceptos y creencias sobre el Libertador Simón Bolívar.
Cuando publicamos los conceptos de Samper, 2012, (véase articulo
Simón Bolívar por Samper
)  recibimos serias comunicaciones
manifestando descontento, pues, afirmaban, que esa descripción no
correspondía al Libertador Simón Bolívar. Júzguenlo ustedes mismos.
 
Cordialmente,

***


EL LIBERTADOR SIMON BOLIVAR
Por: José María Samper
Extractos del libro del mismo titulo

pagina  9
Nadie fue tan grande por sí mismo y por el conjunto de su vida, entre toda la admirable generación de Próceres y Libertadores, como Simón Bolívar: ninguno tanto como él fue objeto de admiración e idolatría, patriótica o personal, así como de odios intensos y resentimientos implacables. Por lo mismo, ninguna figura, tanto como la suya, puede ganar en proporciones y esplendor augusto, a medida que la posteridad la contemple a mayor distancia de su sepulcro, y la compare más o menos con los personajes que la han sucedido en nuestro escenario militar y político.

pagina 10
Mi propósito es relativamente modesto. Quiero describir el Bolívar que siento alzarse delante de mi mente como una colosal estatua; el hombre que adivino, a quien no pude conocer ni de vista, pero cuya sombra me causa estremecimientos de respeto, de admiración sin límites y de algo como un filial amor. . . . Sus pensamientos y sus hechos, sus triunfos y reveses están consignados en la Historia: su admirable cabeza, en la que todo rasgo es heroico, se ve fulgurar en los retratos, los bustos y las estatuas que de él se conservan en Bogotá, Caracas, Lima, la Paz y Quito; pero su alma y su corazón?.... hay que adivinarles con toda la intuición del patriotismo; hay que comprenderles o uno mismo; interpretarles con aquel misterioso criterio que nos suministran el propio dolor, las propias adversidades, la propia admiración por todo lo que es o ha sido grande, bueno y bello.

pagina 11
 ... ... ... ...y era un joven inteligente, ardoroso, impetuoso, de fuerte voluntad, de alta posición social (su padre era noble, y marqueses eran sus tíos del Toro); conocía varias lenguas, había recibido educación esmerada y recorrido gran parte de la Europa, tenía importantes relaciones, notable instrucción, instintos batalladores, y una imaginación tau rica como impresionable.

pagina14
... ... ... ... Muchas veces me he puesto a contemplar la gran figura, ora en la bella estatua de bronce de la plaza Bolívar de Bogotá, o en los salones del Capitolio colombiano; ora en la estatua ecuestre de Lima, obra magnífica; ya en las no menos hermosas de Caracas (de la plaza Bolívar y del Panteón); ya en multitud de bustos, grabados y fotografías; y siempre, al considerar aquellos monumentos ó imágenes, he sentido una impresión profunda, semejante á la que experimento cada vez que contemplo los retratos de mis padres. . . .Probaré a delinear aquella figura, representante de las mas bellas glorías del Nuevo Mundo.

REFERENCIA. José María Samper El Libertador Simón Bolívar. C. Casavalle, Editor. Buenos Aires. 1884

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to  mariopbe@gmail.com