VICENTE   PAREDES   PARDO
 Jueves 20 de junio, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
mariopbe.com

Amigos:

Hernán Franco Ramírez ha tenido la gentileza de envíanos páginas en la forma e -book del libro "De Belén al Cacho" que contiene epígrafes del renombrado poeta y odontólogo de profesión, Vicente Paredes Pardo. Tertulia Payanesa publicó este libro que incluye parte de la obra de Paredes Pardo. Poco a poco iremos transcribiendo partes del mismo. El libro es una de las joyas de la literatura patoja que ya no se consigue.

En esta oportunidad ofrecemos el inicio del mencionado libro.

Cordialmente,

***

VICENTE PAREDES PARDO
DEL LIBRO "DE BELÉN AL CACHO"
Por: Tertulia payanesa.
Paginas enviadas por Hernán Franco Ramírez.

 
Aunque no falta quien  opine  que  el  epigrama  no debe ser considerado entre las obras  verdaderamente  poéticas sino entre  las  que  simplemente  son   fruto  del  ingenio,  no  hay  duda  de  que  algunos  de ellos son  verdadera  poesía  por  cuanto cumplen  los  postulados  básicos que genera, como la utilización del lenguaje de diferentes  maneras  a  como lo usamos  cotidianamente,  para  expresar  algo que cautive especialmente nuestra  atención  mediante el  empleo de un ritmo y la expresión original de  una  idea  o  de  un  sentimiento.

Nació el epigrarna en Grecia y se destinó primitivamente a  perpetuar  en los sepulcros o    monumentos, en  forma de breve  inscripción, un  nombre  o  un   acontecimiento  memorable.   Derivó  luego  en  composici6n  capaz  de  traducir  los  mas  diversos  sentidos  y  pensamientos:  madrigal,  burla, sátira, anécdota, epitalamio y  elogio.

 La  evolución  hacia el  epigrama moderno se  inició  en Roma  por obra de Marco Terencio  Varrón  con  su   libro " Imagines";  la  continuó  Cayo Valerio Catulo y  le dio su  forma  definitiva  Marco Valerio Marcial, hispano romano  nacido en  Bílbilis, junto a  las laderas  del cerro de  Bámbola,  a  poca distancia de Calatayud  - La de la Dolores. El  mismo Marcial,  quien  residió  treinta  y  cuatro años en Roma, "entre el  trono y la zahúrda", como dice un   su   bi6grafo, siempre en el siglo I  de  nuestra  era,  nos  ha  dejado  el  molde del  epigrama  en su  libra  " Espectáculos" y en los archifamosos dísticos que ya citamos. 
 
El epigrama de Vicente Paredes Pardo es marcialesco y cumple a  cabalidad  con  los   requisitos  para   ser   considerado obra poética.  Se distinguen notablemente  por lo que  el  Maestro bilbilitano consideraba  imprescindible  y  clásico en  tales composiciones: el dardo   irónico, vibrante  generalmente en el último verso. Y algo más: es grandemente humano,  cualidad nada despreciable puesto que es  la  primera  condición; para  la  poesía  y  de la cual  se  gloriaba  también  Marcial  cuando  declara en  verso  intraducible:  Hominem  pagina  nostra  sapit (nuestro escrito tiene sabor humano).  Paredes  Pardo  se  refiere  en  sus  composiciones  a  situaciones  generales,  a  casas particulares, a personas  famosas o a  la  picaresca  de  una  sociedad  como  la  de  Popayán  donde se cruzan  varias  épocas  con  sus  razas, creencias,  costumbres,  cultura,  virtudes y defectos.  Publicamos una selección que  consideramos  inofensiva o " zanahoria", como  dicen ciertos snobs de la Tertulia Payanesa.    Lo  demás  pueden   imaginárselo  los lectores.
 
EPIGRAMAS

Con ocasión  de un retrato de Alfonso López  Pumarejo  hecho  por  la  escultora Felisa Bursztyn  en su conocido estilo de tubos pintados y chatarras:
 
Se corta  en  trozos  un  tubo
y  se sueldan los pedazos,
se  le  aplican  dos  brochazos  . ..
y Alfonso López estuvo
.
  
 A propósito de Mao Tse Tung  y de su  compatriota Lin  Piao:
 
El ceño adusto frunció
furioso el caudillo Mao
cuando un chino le informó
que necesitaba bien Lin Piao.

 
 José Raquel Mercado, de origen  negro, fue  presidente de  la  C. T. C  (Confederación  de  Trabajadores de Colombia)   al tiempo que lo era de  la  U. T.  C. (Unión de Trabajadores de  Colombia ) Tulio Cuevas, situación a  la  que alude Paredes Pardo:
 
Las  masas  han  conquistado
comida  y viviendas  nuevas,
pues  tendrán  con  Tulio, cuevas· 
y con el  negro,  mercado.

Don Leo Arboleda Ayerbe tenia compuesto una larga oda que solía recitar preferentemente cuando estaba "en tragos". Una vez, al fin de una fiesta, la dedicaba a Don Satu Torres y Vicente dijo:

De la juma ya en el caos
Don Leo recita su oda
y dice Satú
: "No joda,
que versos tan jalaos"
 

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com