COLOMBIANOS BAÑADOS EN ORO MUNDIALISTA..
Lunes 5 de agosto, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
mariopbe.com

Amigos:

En los concluidos  IX Juegos mundiales de Cali 2013, ocho colombianos obtuvieron sendas medallas de oro. Ganadas como se dice a puro pulso, pues su preparación minuciosa fue realizada por amor propio y con una férrea voluntad personal de sobresalir y lograr una presea para su familia. Ojalá se cumpla la palabra presidencial de dar una ayuda sustancial a los atletas colombianos que, con escasa ayuda, están apareciendo triunfantes en los escenarios  deportivos internacionales.

Cordialmente,

***

Estos son los colombianos bañados en oro mundialista:
El Pueblo
Lunes, agosto 05, 2013
Cali. Colombia

Jefferson Benjumea y Adriana Ávila
Hechos para bailar, y juntos, en este sueño. Jefferson y Adrianita cumplieron su cuarto año practicando el baile deportivo y más de nueve en el baile como expresión artística.
Crecieron y compitieron juntos desde entonces hasta ahora, cuando son campeones de los Juegos Mundiales Cali 2013. Para ellos, hace un año esto no era más que una ilusión. Antes de competir en el Open Internacional que les dio el pase a los Juegos Mundiales, Jefferson y Adriana lo tenían claro: querían competir ante su gente y dar lo mejor de sí en una disciplina que conocieron en uno de sus tantos viajes de baile artístico, y que aprendieron por videoconferencias en internet.
Lo que no sabían este par de caleños era que representarían a los colombianos en lo que más les ha gustado bailar, la salsa, pues para entonces aún no estaba creada dicha modalidad en las justas multideportivas, cuya idea se gestó a finales de 2012 y se materializó en los primeros meses de este año en Cali, la Capital Mundial de la Salsa.

Andrés Felipe Rendón
Andrés Felipe trabajó desde pequeño por esta medalla. Nunca el karate le dio tanta alegría al país en certámenes mundiales, y era la única oportunidad de lograrlo.
Ya lo había intentado tres veces en el campeonato mundial de Karate, pero este karateca caldense siempre se quedó en las semifinales, y con las ansias de tomar revancha algún día y ser campeón mundial.
Para eso trabajó desde los ocho años, cuando fue llevado a su primera escuela de karate por su padre, y aunque no fue admitido por su corta estatura y pequeña talla física, esperó su momento por meses mientras veía cómo los otros niños de su edad sí entrenaban y se volvían fuertes.
Al cabo de un tiempo, cuando le dieron la primera oportunidad para entrenar, nunca más volvió a dejar este deporte y comenzó, en cambio, a cosechar títulos regionales y nacionales.
En estos juegos, Rendón quería esa revancha mundial de toda su carrera y sabía que de nuevo solo tenía una oportunidad que no desaprovechó, esta vez en la quinta final consecutiva contra el brasileño Douglas Santos, con quien antes había perdido y ganado igual número de veces.
Cuando ganó la de oro, no solo él sino todos los colombianos fijaron su mirada en el karate, para aplaudir al primer medallista dorado de estos Juegos Mundiales para Colombia.

José Guillermo Ramírez
Uno de los mejores amigos de su compatriota y también medallista Andrés Felipe Rendón. Como él, la perseverancia lo llevó a la cumbre mundialista en Cali, después de haber triunfado en torneos suramericanos, panamericanos y centroamericanos, entre otros.
Su misión: promover el deporte del que se enamoró desde muy niño. Para José Guillermo, la mejor recompensa, además de la medalla de oro, en estos Juegos es la atención puesta sobre el karate, que en todas las regiones del país viene en aumento y que desde ahora se convierte en un deporte a seguir tanto por espectadores orgullosos, como por jóvenes promesas.
Ahora seguirá, también con el sueño de conquistar más campeonatos mundiales, pero con la felicidad de llevar en su pecho colgada la medalla a un esfuerzo de más de diez años, el que hizo este antioqueño en tierras caleñas.

Lina Marcela Gómez
Como un sueño cumplido catalogó la antioqueña este título en el karate, al ser la tercera medallista para Colombia en esta disciplina deportiva de los Juegos Mundiales y gozar como niña pequeña su nuevo logro mundial.
Nunca antes Lina Marcela había sido el centro de atención mundial en el deporte que más le apasiona, pero en Cali, ante sus compatriotas y con una preparación que se llevó en más de tres años con el objetivo fijado, la meta se hizo posible, y Lina consiguió lo histórico para Colombia: tres medallas en dos días de Karate, y ante los mejores del mundo.

Pedro Causil
Pocos velocistas como él todavía compiten en el mundo. Causil, antioqueño y referente mundial del patinaje de velocidad, ganó en Cali lo que para él es una medalla de todo un país. Con todos los títulos que pueda tener un velocista en competencias mundiales, faltaba la de los Juegos Mundiales en Cali, y lo logró en la contrarreloj individual de 300 metros.
Al lado de él, su amigo y coequipero Andrés Felipe Muñoz, con quien se comparte las glorias internacionales para traer siempre alegrías a los colombianos.

Andrés Felipe Muñoz
Fueron quizás los últimos Juegos Mundiales que corrió, y lo sabía. Andrés Felipe, hijo de las tierras vallecaucanas y oriundo de la pista de patinaje caleña, entregó todo por su medalla de oro en estas justas, con la ilusión de terminar con la frente en alto una mítica carrera marcada por los triunfos mundiales.
A Muñoz solo le gana su amigo Pedro Causil en las pruebas contrarreloj, pero él es el más rápido cuando se trata de pruebas de velocidad como los 500 metros o 1000 metros.
En Cali se hizo invencible en las tres pruebas que corrió, aunque en la primera tuvo que conformarse con el segundo lugar para darle el primero a Causil, y en la segunda ganó el oro mundialista para perderlo segundos más tarde tras una infracción que cometió.
Con dos gritos ahogados de triunfo, la presea dorada conseguida el viernes en los 1000 metros velocidad fue su revancha más preciada, cuando el antioqueño Pedro Causil hizo las veces de su escolta y en un gesto deportivo memorable, le dio vía libre al oro de Andrés Felipe, el último suyo en Juegos Mundiales, después de participar en dos ediciones y conquistar cinco medallas, de las cuales una fue de bronce, dos de plata y dos de oro.

Yersi Puello
La cartagenera fue adoptada un tiempo por el patinaje vallecaucano. Este año volvió a su segunda casa para bañarse en el oro mundialista, que le representó a todos los colombianos la alegría de los campeones.
Yersi, que ha tenido una carrera marcada por los triunfos y la polémica al verse envuelta en un par de ocasiones en muestras de dopaje involuntario, demostró en Cali que todavía tiene camino para recorrer y títulos por alcanzar.


***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to  mariopbe@gmail.com