POPAYÁN: INUNDACIÓN DE 1938
Lunes 15 de julio, 20013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
mariopbe.com

Amigos:

Yo era un niño, un oscuro día, viernes 18 de noviembre de 1938, que vivía con sus padres en una de las dos casas que existían en ese entonces, sobre el lado que daba al Rio Molino en la carrera cuarta entre la calle primera y el puente Vásquez Cobo, en la ciudad de Popayán, Colombia. Ese nefasto día al entrar a la habitación interior vi con gran terror penetrar  por debajo de la puerta gran cantidad de agua  A gritos llamé a  mis padres quienes al ver que nuestra casa se inundaba, nos dieron orden de evacuarla y él quedó solo tratando de colocar a mayor altura los objetos que más podía. La calamidad y mientras se hacia vivible nuestra casa, nos llevó a conseguir una habitación sobre la carrera cuarta. Oí que contaban que en el hospital vecino al puente del Humilladero vieron un cadáver flotando en su ataúd. El sitio de nuestra casa aterrorizó a mamá y descansó de la tragedia, cuando la vendimos y nos trasladamos a la calle del Cacho en donde viví con ellos hasta mi traslado a Bogotá en 1957.

***
Se utilizaron en esta nota, selectos textos de Hidronotas. Las fotos, aguas en descenso, fueron suministradas por Diego Caldas Varona a quien van nuestros agradecimientos.


 
El diario El Liberal de Popayán informó en sus ediciones de la época, que "un primer aguacero torrencial fue a eso de las 5 pm y luego otro 6:30 pm, que dieron origen a la pavorosa elevación del caudal de aguas del Molino, causando desastres de todo género y puso en grave peligro la integridad de muchísimas personas. Las aguas desbordadas inundaron el Parque Mosquera y comenzaron a llegar a casas de habitación, talleres, hoteles, al hospital, a una fábrica de hielo situada debajo del puente grande, a la vez que cubrieron el Puente Chiquito, quedando parcialmente destruido. Se estima que quedaron más de quinientas familias damnificadas y hubo unos 5 muertos".

"El alcalde de entonces opinó que la inundación era consecuencia inmediata de la limpieza total de árboles que se había hecho a lo largo de la cuenca del Molino hasta Coconuco. Campesinos de la cuenca informaron que en todo ese sector no quedó en pie ni siquiera un arbusto, en forma tal que las aguas desprendidas de las cimas llegaban a los valles en forma de catarata, sin tener ningún obstáculo que aminore su violencia”

"Fue posible ver una mula muerta en la copa de un árbol debido a que el agua subió a más de dos metros". "Se rompió el canal de conducción del agua, tres viaductos del acueducto quedaron completamente destruidos, la bocatoma quedó reducida a escombros y hubo muchos derrumbes. 
El servicio de luz fue reducido a tres o cuatro horas".

"Doscientos obreros en jornada continua lograron dotar de un poco de agua. Las tuberías de conducción del agua utilizada al Rio Molino fue tapada con lodo. La carretera Popayán Coconuco fue obstruida por derrumbe de la banca. La vía principal del Barrio Bolívar quedó completamente anegada".

"Las pérdidas materiales fueron estimadas en $300,000.00 que indexados a precios de 2006 equivaldrían a unos $US 300,000.00". 

Referencia: Hidronotas 12.  Ingeniería Hoy Hidronotas.

Cordialmente,

***

  Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com