IGLESIA SANTO DOMINGO DE POPAYÁN
Domingo 25 de agosto, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
mariopbe.com


 IGLESIA DE SANTO DOMINGO
NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO
semanasanatapopayan.com. - Y,
Guía Histórico artística de Popayán.
Por: R. Negret General de División.
FRACCIONES. Popayán. Colombia.


En 1575 el Fraile Dominico Francisco Miranda adquirió el terreno donde fue edificado el convento de la comunidad. La primera iglesia era pajiza y tanto ella como el primer convento fueron destruidos por el terremoto del 2 de  febrero de 1736. La familia Arboleda tomó a su cargo la reconstrucción que la dirigió el maestro santafereño Gregorio Causi, traído por la marquesa de San Miguel de la Vega para la edificación del templo y el convento de El Carmen. Al mismo maestro se le confió la reconstrucción de San Agustín derruido también por el terremoto mencionado.

La primera imagen que se trajo de España fue la de la Virgen de Nuestra Señora del Rosario, que compraron en trescientos ochenta pesos de oro de veinte quilates y fue costeada por Juan de Berganzo y otros vascos y la colocaron en la iglesia el 25 de marzo de 1589..De Santo Domingo de Guzmán, admirable escultura en madera, obsequiada por Asunción Tenorio. De la Virgen de los Dolores, bellísima imagen que se saca en la procesión del Viernes Santo. De Santo Tomás de Aquino, costeada por Lorenzo de Mosquera. Francisco Arboleda hizo el arco toral, la capilla del presbiterio, el camarín para la virgen y las bóvedas debajo del mismo, para el panteón familiar.

 El hijo, Francisco José costeó las gradas del presbiterio, el altar mayor con seis columnas estriadas, en estilo corintio rematadas en cuatro estatuas que representan las virtudes cardinales y dos Ángeles que llevan coronas y palmas y en el lienzo de Sebastián Mártir.
 
El altar mayor, de airosas proporciones y con puro oro de Corintio, trabajado bajo la dirección del distinguido arquitecto presbítero Marcelino Arroyo, fue talladlo en cedro por Camilo Guevara. El trabajo de dorado y los óleos fueron hechos por Pedro Tello, quiteño y sus alumnos José Antonio Rojas Rengifo y José Caicedo. Fue diseñador y director de la obra Marcelino Arroyo, arquitecto. El primer sagrario era de plata y luego fue negociado y trasladado a San Agustín y reemplazado por el de Cedro, hecho por Camilo Guevara. 

El púlpito de Santo Domingo lo dirigió el sabio Francisco José de Caldas y lo doró y pintó José Caicedo. El primer órgano de este templo se trajo de Sevilla, España, con muchas vicisitudes en 1848. 

Las imágenes de más valor son las de Santo Domingo de Guzmán, española. La de la Virgen de la Soledad, mencionada al principio de esta nota. Cuarenta ángeles mandados a construir en Quito por Francisco A. Arboleda y de éstos se sacan los del Viernes Santo en el paso de las Insignias. Los dos varones José y Nicodemo, las de las dos Marías y San Juan Evangelista son también quiteñas. La Piedad con imágenes modernas talladas en Popayán donadas por los médicos Víctor Gabriel Caicedo y Marco A. Zambrano A. El Santo Sepulcro enchapado en Carey, marfil y plata dorada. La imagen de Santo Tomás de Aquino fue donada en 1793 por el Dr. Lorenzo de Mosquera, de origen quiteño. 

El templo guarda verdaderos tesoros en joyas y ornamentos: la hermosa custodia, cuajada de esmeraldas y otras piedras preciosas  Joyantes sederías recamadas en oro, avaluada en cincuenta mil pesos.

De las muchas y preciosas alhajas de esta iglesia tomó el General Nariño, para su expedición al Sur, en 1814, algunas que en esa época se avaluaron por $ 11.444.

La portada de la iglesia que da a la plazuela fue labrada en 1741, obra en piedra de cantera hechas por artistas payaneses, dirigidos por un maestro de franca tendencia arcaizante casi desconocido en la Nueva Granada por su tendencia antinaturalista en el manejo del relieve.

El terremoto del 31 de marzo de 1983, causó grave deterioro en la torre, el campanario y en el interior del templo, pero su reconstrucción le devolvió a la ciudad  uno de los templos con más bellos retablos del más puro barroco americano.

Cordialmente,

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to  mariopbe@gmail.com