HOSPITAL UNIVERSITARIO SAN JOSÉ
Domingo 11 de agosto, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano<br />
mariopbe@gmail.com
mariopbe.com

Amigos:

Rubén Darío Zúñiga G, Editor Político de El Nuevo Liberal, informa sobre el estado actual del Hospital Universitario San José de la ciudad de Popayán.
El Hospital San José nació de manera formal en 1711, gerenciado por los religiosos Betlehemitas y con aprobación del Gobernador y el Cabildo de Popayán. Contó además con donaciones de los ciudadanos pudientes y durante varios siglos el Hospital ha estado al servicio del Cauca y del suroccidente colombiano.

Sobre el Hospital San José se han escrito numerosos artículos negativos, como de falta de interés y financiamiento por parte del gobierno de turno, mala y malos manejos administrativos, no pagar salarios, ni las pensiones de sus empleados, ni las medicinas, ni el equipo de operación y mantenimiento, pero aun así .. ... ¡sobrevive todavía!

Cordialmente,

***

EN EL SAN JOSÉ SE HAN COMETIDO
MUCHAS TORPEZAS ADMINISTRATIVAS
Por: Rubén Darío Zúñiga G.
Editor Político.
El Nuevo Liberal.
Domingo, agosto 11, 2013


La polémica por la crisis económica del Hospital Universitario San José, hoy catalogado en alto riesgo fiscal, parece no terminar.

El problema de recursos en el principal centro asistencial de Departamento preocupa especialmente a los pacientes, que en últimas sufren los rigores de esta situación. Y mientras hay alarma por un posible cierre o por la suspensión en servicios vitales para los ciudadanos, varios sectores han entrado en discusiones de fondo por cuenta de los estados financieros.

El actual gerente, Andrés Alberto Narváez Sánchez le dijo recientemente a El Nuevo Liberal, que a su llegada no encontró un panorama favorable en la institución. A su juicio, la expectativa era mayor pero varios problemas en términos de cumplimiento y desempeño han dificultado el proceso administrativo, así como el manejo económico.

A la polémica se sumó el Presidente del Concejo Municipal, José Alexander Campo quien acusó a la Administración Departamental de no tener voluntad política en el objetivo de hacer el respectivo proceso administrativo, que según él, aliviaría en parte la crisis del San José. Se trata de la transferencia de unos 15 mil millones de pesos asignados desde el Gobierno Nacional para el hospital local.

A su turno, Dubán Ely Quintero, Secretario de Salud del Cauca, respondió que no era cierta tal afirmación pues el gobierno regional ha hecho los trámites necesarios, y que por tanto, la voluntad de apoyar al Husj permanece intacta. Incluso dijo que eso debe ir de la mano de una buena habilidad gerencial desde el centro asistencial.

Pero quien decidió referirse al tema, y que permaneció en silencio por año y medio, fue Rodrigo Quiñones. El ex gerente del San José, en su primera entrevista a un medio de comunicación luego de haber salido de la dirección del hospital de Popayán, no dudó en decir que se han cometido ‘torpezas’ administrativas. Indicó que un buen gerente no le endilga culpas a sus antecesores pues se trata de asumir la responsabilidad respectiva para afrontar los retos de salud en el principal hospital del Departamento.

El actual gerente del San José, Andrés Alberto Narváez dijo recientemente que al tomar las riendas del hospital, no lo encontró como esperaba…

“Cuando ingresé en el año 2004, que además lo hice mediante un concurso de méritos, encontré que estaba en Ley 550 y cuando un centro asistencial está en ella es porque financieramente está mal. Se hizo una reestructuración de pasivos en el 2004 por 30 mil millones de pesos, de los cuales unos 10.600 eran por concepto de la no cancelación de sueldos atrasados al personal del San José, algo así como 13 meses sin el pago. Eso fue lo que recibí, un hospital prácticamente cerrado”.

¿Tan grave era la situación?

“Sí, con decirle que la gente tenía que llevar la cobija y a la almohada e ir al frente de la institución a comprar las jeringas para que les aplicaran una inyección”.

¿Qué se hizo al respecto?

“Nos dimos a la tarea de recuperar el San José porque en ese entonces sí lo iban a cerrar. Presentamos más de 18 proyectos a los Ministerios de Hacienda Protección Social y nos aprobaron un proyecto por 10.600 millones para el pago de esa deuda, es decir para el pago de esos meses atrasados con los trabajadores. Además firmamos el convenio 200 que exigía irle condonando la deuda, a partir del cumplimiento de unos indicadores financieros”.

Pero el actual gerente del Husj ha dicho que el panorama de la institución no era favorable…

“Cuando uno asume un reto como gerente, lo asume tal cual como está, de lo contrario, dice no. Hay que hacer gestión para ir mejorando la prestación del servicio y eso fue lo que hicimos durante los 8 años que estuvimos en el San José. Decir que una institución está en crisis no impide que usted como gerente pueda hacer gestión. Uno tiene que tener las suficientes habilidades gerenciales para sacar adelante la institución. Por ejemplo durante 8 años jamás dejamos de pagarle el sueldo a las personas, lo mismo a los proveedores”.

Entonces… “Da pena decirlo pero lo que se ha visto con el San José es mucha improvisación y uno queda con una sensación amarga porque si tiene la institución en riesgo pues hay que hacer todo para sacarla avante. Deja mucho que desear que como gerente tenga que crear un puesto de asesor de gerencia, eso quiere decir que usted no tiene capacidad para gerenciar. ¿Quién toma las decisiones?.Claro!, cuando yo estuve el hospital estaba en riesgo pero nosotros sabíamos manejar ese riesgo”.

¿Qué dejó luego de estar al frente del hospital San José?

“El hospital quedó reforzado estructuralmente. Se construyeron nuevas unidades de cuidades intensivos, 6 cubículos completamente dotados, también la unidad de cuidados intensivos para adultos, con 16 cubículos independientes y 14 intermedios para llegar a 30. Se construyó la unidad de cuidados intensivos de neonatos con 30 incubadoras servocontroladas de ultima generación y también el área de unidosis que solo tiene el San José en todo el Cauca. También la subestación eléctrica, se organizó el área de gases medicinales, se compraron las calderas para el tema de vapor que es un tema muy importante. Se hicieron muchas inversiones, unas con recursos propios y otras apoyándonos en los Ministerios de Salud Hacienda, y sin embargo el hospital seguía estando en crisis”.

Entre esos proyectos hubo uno que se mencionó mucho que fue la construcción del área de urgencias…

“Claro. Quedó un proyecto aprobado con la curaduría urbana y sus respectivos permisos para la construcción de urgencias por un monto de 3.500 millones de pesos dispuestos con destinación específica, también los planes aprobados por el Ministerio de Salud. Por el respeto a la administración que llegaba no quise firmar el contrato para que lo hiciera el nuevo gerente, no sabía quien quedaría en ese entonces”.

¿Y qué paso, a su juicio, con ese proceso que estaba en marcha cuando era gerente del San José?

“Fue una verdadera sorpresa cuando llegó el nuevo gerente quien se consiguió unos ingenieros y determina que el proyecto no sirve, es decir que la revisión que hicieron desde Bogotá acá en Popayán no sirvió porque estaba según ellos, mal hecha. Pero eso no es lo grave, lo grave es que me enteré que ese dinero lo sacaron del banco y se lo gastaron. No sé en que se gastaron esa plata y entonces hoy no existen esos recursos. ¿Dónde está esa plata?. Ahora el argumento es que el Municipio de Popayán va a poner 10 mil millones de pesos para construir urgencias cuando la plata ya estaba”.

¿O sea que el proyecto está en el limbo?

“No me crea a mi, si quiere pregunte en el San José e indague qué pasó con ellos. También quedaron 4.000 mil millones para el pago de la retroactividad de las cesantías, que eso es por ley, ese dinero se recogió para hacer una recuperación de los excedentes patronales. Cuando le entrego al dr Francisco Otoya Castrillón, él le entrega al actual gerente recursos en efectivo, que estaban en los bancos por un valor de 32 mil millones de pesos, y con esa plata han venido sobreviviendo. Es que aquí se han cometido torpezas administrativas, no tengo otro nombre para describir la actual crisis”.

¿Por ejemplo?

“En el presupuesto del año 2012 se fijó que el ajuste salarial de los trabajadores era de un 4 por ciento, eso siguiendo un decreto del orden nacional pero cuando llega el actual gerente lo sube a un 7 por ciento, para quedar bien y ganarse a todo el mundo. ¡Imagínese!, al subirlo ello genera un desfase financiero. Por ejemplo, con los especialistas teníamos contratos a un tope determinado pero luego eso desaparece, entonces ahora pueden cobrar todo lo que quieran. Todo ese tipo de situaciones van desfinanciando la situación más cuando está catalogada en riesgo alto pero sí además le agregamos que como gerente no se inicia un proceso de eficiencia administrativa, de contención del gasto, pues lleva la institución a la quiebra y ahora es casi que imposible retomar el rumbo”.

IMPORTANTE

Según Rodrigo Quiñones, en su gerencia y teniendo en cuenta la Ley 550 bajo la cual se encuentra el Hospital San José, “siempre había un porcentaje del recaudo mensual destinado a una fiducia para pagar el pago de la ley. Es más había plata para pagos hasta el 20015, eran 3.500 millones con el pago 1,600 millones de pesos por año pero también sacaron parte de esos recursos de los bancos donde estaban depositados”.

FRASES

“Estuve callado pero uno no puede seguir así sabiendo todo el esfuerzo que se hizo para recuperar el San José”.

“Yo le robé tanta plata al San José que ahora estoy trabajando en Piendamó”
“Han tendido cortinas de humo endilgándole la crisis a la anterior administración”.

“Si está administrando hoy tenga el valor civil de asumir su responsabilidad, eso lo hace un gerente serio”.

RUBÉN DARÍO ZÚÑIGA G.
EDITOR POLÍTICO

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com