FESTIVAL DE MÚSICA RELIGIOSA
Lunes 12 de agosto, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
mariopbe.com

Amigos:

Albert Sodermann nos ofrece un excelente articulo sobre los orígenes y desarrollo del Festival de Música Religiosa de la ciudad de Popayán, dirigido por Stella Dupond Arias.  Stella estudió música en la Universidad del Cauca, Pedagogía y Metodología en la Universidad Nacional de Bogotá y  en el Instituto Word en Medellín. Mas adelante asistió a los cursos del Maestro Manuel de Falla en Granada, España y especializaciones del mismo género en Santiago de Compostela, España.

Cordialmente,

***
El Festival de Música Religiosa
Patrimonio Cultural de Popayán y de Colombia
Por: Albert Sodermann
Popayán. Cauca. Colombia


 ¿Quien se hubiera imaginado que el Festival De Música Religiosa podría un día cumplir 50 años? Pero así fue. Asistimos, patojos, gente del común y extranjeros a presenciar esta fiesta remarcable y de impecable reportorio y performance en marzo de este año. Nos atrevimos a mirar tras bambalinas de semejante evento cultural conversando con Doña Stella Dupont Arias, Presidente de la Corporación Festival de Música Religiosa, alma del festival y artista, remarcable, para entender mejor la historia de este evento ya patrimonio cultural de Popayán y de Colombia entera. Porque una cosa es, sentarse en el Teatro Valencia para gozar el arte de música dignamente presentada por artistas eminentes de la ciudad, de Colombia y del mundo internacional. Y otra cosa es, comprender la dedicación, el trabajo, la entrega de personas concretas quienes hicieron posible este logro.

Nació como idea y primera expresión la primera versión del festival de música religiosa en el año 1963. Eran cuatro patojos que se atrevían soñar a realizar un festival de coros, inspirados en la motivación y enseñanza de un austriaco, director del Conservatorio de la Universidad del Cauca, el maestro Wolfgang Schneider quien reunió los coros de los conservatorios de Pasto, del Conservatorio de Cali y del de Popayán. Estos cuatro soñadores en su mayoría estudiantes de leyes, a saber Edmundo Mosquera, José Tomás Illera y Hernán Torres y un profesional ya formado, el Ing. Enrique Toro, se dedicaron a hacer realidad  su sueño. Lo que los unía era el amor por la música clásica. Así se realizo el primer Encuentro de Coros en 1963 que todavía no llevó el nombre de Festival de Música Religiosa. Era muy unido con las procesiones de Semana Santa porque cada día un coro acompañó una procesión. A partir de 1964 sí yá se llamo Festival de Música Religiosa. En el mismo año, el Coro de la Universidad del Valle se integró al festival. El maestro Wolfgang Schneider no ha podido presenciar este evento ya que falleció en el mismo año.

En 1964 nace el el primer Festival de Música Religiosa. Las funciones no se presentaron como hoy en el Teatro Valencia sino en las iglesias del centro histórico.  Recordando con Doña Stella este comienzo vemos el primer programa de 1964:

 Programa
9 a.m. Iglesia de San Agustín
Misa en Sol Mayor para Coro, W.A. Mozart
 
Solistas:
Soprano: María Eugenia Zambrano, Conservatorio de Cali
Contralto: Rosa Eugenia Dupont (hermana mayor de Estela)
Tenor: José Guillermo Velasco M.
Bajo: Francisco Velasco M.
Coral “Mozart” y Orquestra del Conservatorio
Director Gabriel Hernández P.
 
A las 8.30 p.m. en el Teatro Municipal
Concierto de Gala
Orquestra Sinfónica de Colombia (traído en un avión Hércules de las FAC)
Programa
I. Obertura “Ifigenia in Aulís”, C. Gluck
II.Concierto Grosso No. 8 en Sol menor, J.F. Haendel
III. el Encanto del Viernes Santo (Parsifal),  R. Wagner
Intermedio
IV. Sinfonía No. 6 en Do menor,  L.van Beethoven
Director: Olav Roots
 
Comenzó, entonces, a toda vapor y nunca se bajó en nivel. La recepción de parte del público era siempre extraordinaria. Las Iglesias primero y el El Teatro Valencia después siempre llenos.

Traer orquestras, coros y solistas desde afuera nada facil era ni es todavía. Poder contratarlos a tarifas cómodas y realizar los festivales con presupuestos justos solamente era posible por el hecho de que artistas se dedicaron a dirigir el festival. Así surgió la figura de Doña Stella Dupont quien al principio no era sino un integrante más del coro. Por su vocación y talento musical comenzó a destacarse entre los demás. Mientras ella cantó en el coro del Conservatorio, Edmundo Mosquera cantó en el coro de la Universidad del Cauca. En un viaje a Medellín en septiembre de 1968 se enamoraron y su noviazgo en 1969 se convirtió en matrimonio. Luego unieron sus esfuerzos para promover el festival y cantaron los dos en el coro de Cámara de Popayán. Después del fallecimiento de Edmundo, Stella asumió la dirección. El proyecto de festival se convirtió en una institución bajo su dirección y su admirable disciplina de trabajo. “Ella lo maneja como la reina Isabella de Inglaterra”, nos contó una amiga y colaboradora de ella. “sin este don de gestión y de ser artista a la vez no hubiera sido posible conseguir la colaboración de tantos artistas eminentes quienes han colaborado con el festival. Solamente una artista puede motivar a otro artista obrar con tarifas comparativamente módicos.”

Así surgió desde 1967 bajo coordinación de doña Stella el Coro de Cámara del Popayán. Comenzó con 20 integrantes, muchos sin ninguna formación artística, solamente entusiasmados a cantar juntos. Hoy cuenta con 44 integrantes, teniendo normalmente unos 36 miembros. Se ha convertido con los años en un ensamble de alto nivel artístico cantando las obras mas exigentes de la música clásica y hasta contemporánea como por ejemplo la Misa Criolla en el año 2012 en la Iglesia San José. Verificó conciertos en varios ciudades colombianas como Bogotá, Buga, Cali, Cartagena, Medellín y Santa Marta. Realizó varias giras en los Estados Unidos (1970), Venezuela (1972, 1980, 1991), Ecuador (1973, 1974, 1978), Austria, Francia, Italia, España (1982), Brasil (1986), Panamá (1989, 2004) y México (2007). Llegar a este nivel ya internacional ha sido fruto de trabajo permanente. Toda la semana hay ensayos en la casa de Doña Stella. Los lunes y miercoles cantan las mujeres, los martes y jueves los hombres, los viernes y sábado hombres y mujeres juntos. Todas las semanas del año el coro trabaja y se prepara. Hasta alemán comenzaron a estudiar algunos para pronunciar bien las palabras de los coros clásicos de compositores alemanes. Fue condecorado con distinciones importantes. Compositores colombianos como Jaime León y Mario Gómez Vignes han escrito obras exclusivamente dedicadas a la agrupación y estrenadas en conciertos especiales. En el 2006 realiza su primer trabajo discográfico.

Hay que hablar de dinero inclusive para refutar chismes de que el festival sea negocio. Felizmente, el festival desde sus principios logró encontrar patrocinadores públicos y privados. Cubre sus gastos pero no arroja utilidades. No tiene tampoco déficits. Se maneja con prudencia. El único patrimonio que tiene es un piano de concierto de la marca Steinway. Entre los primeros patrocinadores se destacaron Ecopetrol, Avianca, Aguacauca (hoy Empresa Municipal de Acueductos y Alcantarillas), Cedelca,  la Junta Pro Semana Santa, la Diócesis de Popayán, el Colegio San Francisco de Asís, los Bancos Cafetero, de Colombia, de la República, del Estado, Ganadero y la Caja Agraria. Sin la lealtad de muchos de estos patrocinadores hubiera sido imposible llegar lejos. Entre los mas leales se destacan:

·         La Alcaldía de Popayán (48 años)
·         El Banco de la República (45 años)
·         El Ministerio de Cultura (antes Colcultura) ( 44 años)
·         La Federación Cafetera (43 años)
·         La empresa Carvajal (39 años)
·         Cartón de Colombia (35 años)
·         Gobernación del Cauca (34 años)
·         Universidad del Cauca (34 años)
·         Arquidiócesis de Popayán (34 años)
·         Icobandas (28 años)
·         Empaque del Cauca (25 años)
En el año 2012 los ingresos llegaron desde los siguientes sectores:
·         Sector Público:           40%
·         Sector Internacional  30%
·         Empresa Privada        20%
·         Boletería                    10%
La Junta Directiva de la Corporación del Festival de la Música Religiosa, una entidad sin animo de lucro, se compone de cinco personas a saber:
·         Juan Manuel Caicedo Rodas
·         Luis Fernando Velasco Angulo
·         Rodrigo Velásquez Ángel
·         Ana Isabel Mosquera Dupont
·         Stella Dupont Arias (Presidenta y representante legal)
El equipo de colaboradores permanentes se compone solamente de dos personas. Para realizar los festivales se contratan temporalmente 8 personas mas, dedicados a cumplir con tareas específicas como lo son:
·         Boletería
·         Transporte
·         Relaciones públicas
·         Medios de comunicación
·         Escenarios
·         Comercialización
·         Alimentación y alojamiento de artistas

El arte es importante, pero aparentemente no para políticos. En la promoción del 50esimo aniversario en Bogotá, ninguno de los senadores o diputados caucanos se dejó ver.

Hay que hablar del piano del festival no solamente por su importancia sino para corregir chismes de que Doña Stella se lo llevó a su casa. La idea de comprar un piano bueno para conciertos data del inicio del festival. Nació la idea comprarlo, junto con otro pedido de la Fundación Arte de Música de Bogotá, en Hamburgo donde opera la casa Steinway. Se buscó un piano de gran cola, el modelo más grande para conciertos. Pero como pagarlo? Se pagó con un crédito que se consiguió Edmundo Mosquera con respaldo de amigos pudientes como Juan María Caicedo quienes cancelaron la deuda apoyando varios festivales. El piano se envió con avión desde Hamburgo a New York, luego desde New York hasta Barranquilla y desde allí llegó en avión hasta Cali donde un camión de la empresa Vidrios del Sol lo recogió hasta Popayán. A pesar de tanto cargar y descargar llegó en perfectas condiciones por haber sido diligentemente empacado en un guacal de puro pino cuidadosamente forrado por dentro. La llegada del piano a Popayán era fiesta. Se instaló primero en el teatro municipal en una pieza especial. En el terremoto de 1983 no le pasó nada por puro milagro. Del teatro municipal se retiró y se instaló en un corredor del Banco de la República donde permaneció un mes. Un experto alemán, el Señor Oscar Binder, vino y recomendó ubicarlo en un sitio cerrado. Y fue así que termino ser instalado en la casa de Stella Dupont. Para cada festival se retira de su casa, antes al hombro, hoy con grua, para ser instalado en el Teatro Valencia.

No queremos terminar esta historia de compromiso con la cultura de Popayán sin llamar a los lectores a considerar a convertirse en amigos del Festival de la Música Religiosa con una contribución financiera que permite complementar el presupuesto de su funcionamiento y les daría derecho a entrar por puerta especial al teatro sin hacer cola. La contribución mínima es de $ col. 50.000 ( 30 US$) (los que quieren y puedan apoyar con más sean bienvenidos en hacerlo) a consignar a la cuenta de ahorro no. 041-934456, al nombre del Festival de Música Religiosa – Amigos, en el Banco de Occidente, Sucursal Popayán. El Festival de Música Religiosa tiene su sitio web www.festivalpopyan.tk y su correo electrónico festivalpapoayan@gmail.com

Deseamos que Doña Stella Dupont goce durante muchos años mas de buena salud para dirigir esta obra única.

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to  mariopbe@gmail.com