JAVIER ENRIQUE DORADO MEDINA
Martes 3 de diciembre, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
Popayán, Red Patoja


Amigos:

 Javier Enrique Dorado Medina, caucano, presentará el sábado 14 de diciembre, 2013, su libro "Cada día un poema", en la  Casa de Pedro en la ciudad de Santander de Quilichao. Entrada libre al evento. Además del autor, intervendrán otros personajes de la poesía. Dorado Medina ha dedicado su primer libro de poemas "a la memoria de mi madre, Amelia Medina de Dorado (asesinada por las Farc, el 8 de enero de 2000, en Popayán, Cauca). A mi gran padre, José Antonio Dorado Zúñiga, mi gran héroe musical y testigo silencioso de mi amor por la buena literatura. A mis once hermanos, cómplices silenciosos de mi admiración por la vida y la poesía. A mi señora, Ana «Felicidad» Arboleda Perdomo, apoyo incondicional en mi vida, junto a mis cuatro hijos, joyas diamantinas que la hacen perdurar”. Fotografía de Proclama del Cauca.

Cordialmente,

***

 "CADA DÍA UN POEMA", PRIMER LIBRO DE POEMAS
DEL PROFESOR JAVIER ENRIQUE DORADO MEDINA"
Por" Alfonso  J. Luna Geller
Proclama del Cauca. Miércoles 27 de 2013


La magia de la vida es diferente para un banquero, un empresario, un político, un médico, un ingeniero, un educador, un periodista, o un campesino. Siendo categóricos, todos intuimos los encantos, y desengaños que la existencia nos reserva según intereses íntimos. Cada quien se los busca, y los encuentra, por el solo hecho de haber nacido e ir creciendo, o decreciendo, que también es una elección.

Lo cierto es que la vida no es cómoda; trasciende con desesperanzas e inesperadas limitaciones, nadie logra la cúspide sin tropezarse en el ascenso ni se mantiene en ella todo el tiempo que quisiera. Por esa naturalidad, es absurdo que el banquero capte todos los billetes que circulan en su entorno, que el político siempre tenga todo el poder, que el educador haga científicos a todos sus alumnos o el periodista sea el único que conozca la verdad… Imposible, realidad frustrante que también afecta al empresario, al médico y al campesino, cada uno dedicado a sus cosas.

Pero hay otras, bendito sea Dios, que nos permite aligerar esa imprescindible carga: música, danza, lectura, cine, turismo, la belleza que condensa la mujer o el trabajo de un poeta. Sobre todo éste, porque nos hace entender con sus palabras bien logradas, en soledad o en comunión, que el amor y la esperanza, nuestros ánimos y fatigas, las tristezas y alegrías, no son externalidades que abordan nuestros sentidos sino que son ellos mismos, por eso, la poesía es liberación cotidiana, inspiración creadora, como lo demuestra Javier Enrique Dorado Medina en su obra “Cada día un poema”.

Con mayor autoridad, por razones obvias, el poeta Fabio Holguín Marriaga nos orienta sobre este luminoso trabajo: “Con estos versos de esperanza, el profesor Javier Enrique Dorado nos invita a despertar del letargo en que nos hallamos al perder de vista la mortalidad humana; y a disfrutar del gran poema del universo, a deleitarnos cada día con el verso del ocaso y la luna llena. Javier es un poeta romántico que se inspira en la naturaleza, en lo cotidiano y, especialmente, en la mujer, como ese salvavidas que lo saca de la angustia de saberse finito. También participa del tema social cuando las injusticias y la ola de violencia generalizada, que destrozan la familia y la sociedad, tocan las fibras más sensibles de su corazón de poeta”.

Así las cosas, un abrazo de felicitación y agradecimiento a Javier Enrique por permitirnos de primera mano este nuevo disfrute, su primer libro de poemas: CADA DÍA UN POEMA, dedicado “a la memoria de mi madre, Amelia Medina de Dorado (asesinada por las Farc, el 8 de enero de 2000, en Popayán, Cauca). A mi gran padre, José Antonio Dorado Zúñiga, mi gran héroe musical y testigo silencioso de mi amor por la buena literatura. A mis once hermanos, cómplices silenciosos de mi admiración por la vida y la poesía. A mi señora, Ana «Felicidad» Arboleda Perdomo, apoyo incondicional en mi vida, junto a mis cuatro hijos, joyas diamantinas que la hacen perdurar”.

La presentación oficial de la obra se hará el sábado 14 de diciembre, en la Casa de Pedro, en Santander de Quilichao, con una invitación abierta a todos los amantes de la cultura que quieran aprovechar la oportunidad de entrevistarse directamente con el autor y entusiasmarse, seguros, con la lectura de algunos de sus poemas y la intervención de otros integrantes de esa pléyade que nos garantiza, con la palabra, revivir cada día y “sacar la flor de las cenizas”, como dice el venezolano Pablo Mora.

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com