SILVIA AYERBE CHAUX DE CAICEDO
Miércoles 19 de junio, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
mariopbe.com

IN MEMORIAM
SILVIA AYERBE CHAUX DE CAICEDO
Por:
José María Salazar Bucheli y
Amalia Grueso de Salazar B

Washington, 18 de junio, 2013


Víctor Manuel, Sonia e hijos; Juan, María Amparo e hijos; Gran Familia Ayerbe Chaux desde este país del mundo queremos enviarles nuestro más sentido pésame por la muerte de Sylvia.

Nos sentimos muy unidos a todos y cada uno de ustedes tanto José María como mi persona y evocamos la memoria del tío Julio Manuel como lo llamaba José María, para recordarlo lo mismo que a Adelaida su bella e inolvidable esposa quienes fueron las primeras personas que abrieron las puertas de su casa a José María cuando llego a vivir en Popayán.

Para ellos y para nosotros fue grato recordar a los antepasados Bucheli Ayerbe y escuchar del tío palabras y anécdotas tan especiales cuando el vivió en Pasto en casa de sus parientes con especialidad de Medardo Bucheli Ayerbe, abuelo de José María.  En la misma forma nosotros recordamos a tan noble pareja: Julio Manuel y Adelaida, los admiramos por sus virtudes y honestidad diamantina y guardamos ese cariño y admiración por toda la familia.

Hoy Silvia querida, ya no estás entre nosotros pero dejaste una semilla muy grande en nuestro querido Popayán, en la familia, en tus hijos, nietos, en tus hermanos y en todas las personas a las cuales favoreciste.  Tu vida fue ejemplar y siempre participaste en muchas de las obras sociales que existen en nuestra tierra. Como dama del Santo Sepulcro fuiste un ejemplo, como síndica de la Piedad te caracterizaste por tu humildad y sencillez heredada de tus padres y que hoy  al lado de Víctor Gabriel estás gozando de las presencia de Dios a quien tanto amaste durante tu vida ejemplar.

Hoy regresaste Silvia a la casa paterna, en donde todos ustedes los Ayerbe Chaux nacieron y en donde se escribió mucha de la historia de nuestro Popayán y el Cauca. Nada mejor que la Junta de Semana Santa haya tenido esa gran idea de tenerte por unas horas antes de darte sepultura, para que la gente pueda rendirte el honor que te mereces. 

Reciban nuestro más sentido pésame y les manifestamos nuestra solidaridad en estos momentos que son dolorosos por las ausencia de quien ya viajó a la eternidad, dolor que se alivia porque tenemos la seguridad que ya entró a participar de la felicidad que impera en el reino de Dios.

Reciban un abrazo de

José María Salazar Bucheli y Amalia Grueso de Salazar B
Washington, Junio 18 de 2013

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to  mariopbe@gmail.com