*PEDRO LUIS CABAL.
Miércoles 4 de diciembre, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
Popayán, Red Patoja

Amigos:

Pedro Luis Cabal (nombre cambiado por petición de la fuente), nacido en la ciudad de Popayán, Colombia, no pudo entrar a Google, pasó por el CERN y ahora reside en  San Francisco, USA, trabajando en Twitter . No extraña el lujo, ni las empanadas, simplemente escogió dónde vivir. Pedro Luis integra el Grupo de "Talentos fugados", una serie del diario El Tiempo de Bogotá, colombianos que sobresalen en diversos campos en el exterior.

Cordialmente,

***

 *PEDRO LUIS CABAL.
El colombiano de las búsquedas en Twitter.
Por: Luis E Quintana Barney.
Redacción ElTiempo.com
@LuchinoVisconti
 *Nombre cambiado por petición de la fuente.
01 de octubre, 2013
FRAGMENTOS.

Pedro Luis vive en San Francisco, California, y desde el 24 de junio de 2013 trabaja en Twitter como ingeniero de software. Forma parte de un equipo llamado ‘search and relevance’ (búsqueda y relevancia) que se encarga de que las búsquedas dentro de esta red social sean lo más acertadas posibles para el usuario. Para este joven de 31 años nacido en Popayán, el estar aquí no supone un sueño hecho realidad, pero sí un lugar donde puede ejercer lo que estudió y eso que le parece tan interesante en este universo de algoritmos y programación: los buscadores y el procesamiento de lenguaje natural.

Pedro Luis, es una persona reservada a la que no le gusta figurar ni alardear, a pesar de que el fruto de su labor sea usado en este preciso instante por millones de personas en el planeta.

En 1997 conectarse a internet tenía un sonido característico, no todo el mundo era dueño de un correo electrónico, los computadores personales estaban lejos de tener gigabytes de memoria, los teléfonos móviles no tenían pantalla a color, no existía YouTube, ni Amazon ...

Ese fue el año en que Pedro Luis tuvo su primer contacto con la ‘world wide web’. “Un poco antes de que saliera Internet Explorer 4”, recuerda, y también rememora las cosas nuevas que lo entusiasmaron durante esa época, como cambiarle el fondo de pantalla a Windows, los mp3, los juegos, las animaciones. Fueron precisamente este tipo de cosas los principales móviles que lo llevaron a estudiar Ingeniería de Sistemas en la Universidad ICESI de Cali ...

Pedro Luis vino a corroborar que no necesitaba asentarse en un lugar para aprender sobre la red, cuando en 2003 viajó a Francia a hacer una especie de intercambio estudiantil. “En Popayán no tenía ninguna referencia del mundo laboral. A la gente que le iba ‘bien’ estaba trabajando en Cali o Bogotá (…) [pero] allá –en Francia- uno se da cuenta de que se pueden hacer otras cosas”, dice.

Se graduó en Cali y se trasladó a Bogotá para hacer una maestría en Ingeniería de Sistemas y Computación de la Universidad de Los Andes, estudio que finalizó en 2007. Su primer trabajo de tiempo completo fue en Nuevos Medios de ELTIEMPO, en donde tuvo la oportunidad de configurar servidores y lidiar con el tráfico de uno de los portales más grandes del país....

A la meca de la física.

Por contactos se enteró que en el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) había vacantes para diversos oficios, y decidió indagar. Aplicó para un cargo que se llama ‘Fellow’, que, según él, es para ingenieros sin mucha experiencia, que estaban comenzando a trabajar y que tendrían oportunidad de formación.

“El primer correo que tengo con el CERN es en julio del 2008. Y comencé a trabajar formalmente en la primera semana de enero de 2009”, dice Pedro Luis tras buscar metódicamente cualquier dato que necesite respuesta exacta. “Trabajaba con el equipo que mantenía el sistema de control y el sistema que se encargaba de transmitir los datos del experimento”. ...

En el CERN había personas de todos lados. “No tuve problema para trabajar con ellos, porque están acostumbrados a que todo el mundo sea de todas partes. No había nada de estereotipos de nacionalidades, se trabajaba igual. Al final no había tanta diferencia entre nosotros, simplemente cada uno hablaba un inglés con un acento distinto”, dice el colombiano.
Haber vivido en Ginebra, Suiza, fue para Pedro Luis una de las mejores experiencias de su vida. “Una ciudad pequeñita al lado de los Alpes, tenía un lago genial, vivía muy tranquilo, montaba en bicicleta todo el tiempo, iba en bicicleta al trabajo, (...) había lugares de todas partes, que el restaurante hoy es indio, el de mañana es coreano, el del otro día es afgano.

Pese a que su estancia en el CERN lo llevó a Italia, Portugal, China, Japón y Alemania, entre otros países, comprobó que el énfasis en computación que a él le interesaba, no lo iba a encontrar en esta institución. Después de todo, es un lugar creado para la física. Quería volver a estudiar y dedicarle tiempo a ese tema relacionado con buscadores y procesamiento de lenguaje natural. Se postuló y fue aceptado para hacer una maestría en tecnologías del lenguaje en la Carnegie Mellon University en Pittsburgh, Estados Unidos, y así empezó otra etapa de estudiante de dos años que derivó en su posterior empleo en Twitter, y una vida en la costa oeste de este país.

¿Falta de oportunidades?

“No es que en Colombia no consiguiera trabajo ni que fuera a vivir mal. Habrá personas que sí se van porque su trabajo no se puede hacer, o para aprender más cosas y poder ser mejores en lo que hacen, desde un futbolista hasta un músico o un ingeniero… pero mi caso es que yo quería simplemente escoger dónde vivir y me llamaba la atención conocer algunas partes del mundo. Por eso me fui”, dice Pedro Luis, quien conserva todo su núcleo familiar en Colombia.

“Acá lo consienten a uno demasiado. Uno tiene un cargo de conciencia eterno porque los sueldos de acá son buenísimos y las condiciones son muy buenas. Y uno gana un montón por algo que es a veces como tan ‘banal’, a veces es un entretenimiento simplemente”. “Pagan bien porque es un mercado que da plata”, afirma sobre sus condiciones en San Francisco y en Twitter.

Pedro Luis no extraña ni el Chocorramo ni el jugo de lulo, ni las empanaditas de pipián. No le presta atención a ese tipo de detalles, pero asegura que hay ocasiones en que tiene una sensación incómoda y es la de sentirse siempre extranjero, la de nunca llegar a entender las cosas como lo haría un local.

¿Volvería a Colombia? “Tengo que quedarme acá un buen tiempo trabajando, aprendiendo. No tengo pensado irme a Colombia, tampoco irme a vivir a otras partes. No lo descarto, pero si puedo seguir conociendo, si puedo vivir en otras partes, lo haría”.

*Nombre cambiado por petición de la fuente.
LUIS E. QUINTANA BARNEY
REDACCIÓN ELTIEMPO.COM
@LuchinoVisconti

***

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com