LEONOR: DE LA PÁGINA A LAS TABLAS
Domingo 22 de diciembre, 2013
De: Mario Pachajoa Burbano
mariopbe@gmail.com
mariopbe.com

Guillermo Borrero Aragón,  médico siquiatra, autor de varios libros de su especialidad y literarios, residente en Pittsburg, USA, anuncia su nueva obra teatral "La muerte de la señorita Leonor", que estará disponible en  enero próximo en las librerías de Colombia. En el teatro, el papel protagónico de la obra lo ofrece la primera actriz colombiana Alejandra Borrero.

En la contra portada del libro se puede leer:

Leonor ...  Mi abuela me abrazó y después ya no recuerdo ..., sólo el sonido de los disparos que retumbaban con un eco cada vez mas distante ..., y el olor a pólvora. Todo se puso opaco y pensé que estaba ciega. Pero no, era la señorita Muerte que me estaba forzando a mirarla. Me vi en blanco y negro, descolorida, reflejada  en el hueco de sus ojos. No era lo que yo esperaba. Sentí pena por ella, vi a varios amigos buenos que flotaban como peces con la barriga hinchada. En uno de sus ojos, se podía ver el pasado, y en el otro, el futuro.

Del prólogo de la publicación, escrito por Joe Broderick, critico literario y quien tradujo la obra,  transcribimos su primer párrafo y al final, ofrecemos un enlace para el texto completo del mismo.

Cordialmente,

***

LEONOR: DE LA PÁGINA A LAS TABLAS
Por: Guillermo Borrero Aragón
Primer párrafo de la Introducción
Por: Joe Broderick
Diciembre 2013
Pittsburg, USA.


La acción de La muerte de la señorita Leonor parece transcurrir dentro de  un mundo diferente al nuestro. Su autor, Guillermo Borrero, tiende a situar  sus piezas en un universo de valores y prácticas que podrían llamarse  feudales. A pesar de haber vivido la mayor parte de su vida de adulto lejos  de su país de nacimiento, escribe obras basadas en relaciones familiares y  sociales que seguramente conoció de joven en el pueblo donde creció,  relaciones aparentemente ajenas a las vivencias de sus actuales vecinos  norteamericanos. ¿Qué tienen en común Pittsburgh, donde el doctor  Borrero ha venido ejerciendo como psiquíatra a lo largo de varias décadas,  y Popayán, la pequeña ciudad de arquitectura – y alma – colonial en el sur  de Colombia? A primera vista, muy poco. Sin embargo, y aunque parezca  paradójico, los conflictos sicológicos de sus personajes – aquí los de la  señorita Leonor y, en una obra anterior, A la sombra del volcán, los de la  señorita Carmen – serían fácilmente reconocibles por los ciudadanos de  cualquier país del planeta. Pues son síntomas de un estado enfermizo generalizado. Aquí se presentan en un pueblo detenido en el tiempo, en un  pasado prácticamente medieval. Pero igualmente los padecen los habitantes  de una gran metrópolis moderna de la sociedad industrializada. El  diagnóstico sería el mismo.  

 Texto completo de la Introducción.

Cordialmente,


* **

   Si desea descontinuar el recibo de estos artículos de la Red
 payanesa por favor informar a
mariopbe@gmail.com
 
     To receive no further e-mails, from Red payanesa, please
 reply to   mariopbe@gmail.com